Los Acuario tienen facilidad para conocer a gente | Horóscopo Mágico

 

Si hay alguien que representaría a la perfección el espíritu flower power ésa es la personalidad de Acuario; sociable, excéntrico y open-minded. Un auténtico espíritu libre del que te contamos más detalles para que descubras cómo es realmente este signo de aire tan etéreo.

Personalidad de Acuario: 6 rasgos y características de este signo

Descubre al signo de Acuario, el aguador del zodiaco también conocido como el portador de los vientos del mundo.

1. Facilidad para conocer gente

Algo que es propio de la personalidad de Acuario es su enorme facilidad para conectar con las personas. Cuenta con una extrema habilidad para relacionarse con todo tipo de gente, incluso con aquellos que en apariencia podrían tener poco que ver con ellos. El suyo es una especie de magnetismo al que es difícil, por no decir imposible, escapar.

2. Más amigos que amantes

Si te preguntas cómo es Acuario en cuestión de relaciones, ya te puedes imaginar que con lo sociable que es no le faltarán jamás las personas a las que recurrir para pasar un buen rato, compartir su tiempo y sus inquietudes.

Pero a la hora de pensar en sus relaciones más íntimas, las de pareja, sí que podría haber conflicto, ya que debido a su espíritu expansivo es más propenso a centrarse en sus relaciones de amistad, que pueden ser tantas como imagine, que en una única pareja. Son menos pasionales que otros signos, porque sus energías tienden menos a concentrarse en una sola persona… a la vez que son más proclives a compartirlas “en forma de pequeños grandes momentos” con muchas otras.

 

3. Excéntricos

Quizás no fuera la definición más rigurosa de este aspecto de la personalidad de Acuario, pero sí que es la forma en que rápidamente entenderían esa faceta quienes indaguen en la esencia de este signo. Y eso se debe a que ciertas conductas y costumbres propias muy arraigadas en sí mismo no son habitualmente comprendidas por las personas de su entorno.

Porque por muy capaces que puedan ser los nativos de este signo de adaptarse a las maneras tradicionales de hacer las cosas en cualquier ámbito, cuando conectan consigo mismos, con su forma auténtica de ser, de sentir y se dejan llevar, solo los que tengan una forma de ser lo suficientemente similar a ellos podrían comprender qué hay detrás de sus actos y no tacharlos de excéntricos.

4. Espirituales y humanistas

Debido precisamente a su particular forma de sentir, tan alejada del mundo material, “un ser íntegramente espiritual” bien podría ser una definición característica de Acuario. Pocos signos tienen una visión del mundo y de la vida tan etérea, tan basada en las emociones y en cuanto se siente, mucho más que en los propios hechos en sí mismos y en todo lo tangible.

Su búsqueda de razonamientos en cuanto le inquieta responde a otra forma completamente diferente a la convencional de cuestionarse el sentido de las cosas. No se preguntará por tal hecho de una manera superficial o cuantificable, sino más bien basada en qué movió a tal o cual persona a la hora de actuar de cierta manera, qué entendió sobre la situación y cómo influyeron sus emociones en todo ello.

Porque la búsqueda de la armonía espiritual también es algo que acapara los pensamientos de Acuario, a la vez que influye y condiciona su propia manera de actuar, no sólo de comprender el porqué de las cosas. Suele tener muy presente su propio karma.

 

5. Mente abierta

Cuando una persona se rige por otro tipo de criterio a la hora de comprender el mundo o la realidad tenemos ante nosotros una mentalidad lo suficientemente abierta como es Acuario, y por tanto también alguien con capacidad de aportar mucho más valor a quienes están a su alrededor. Nada como tener esta característica para ser un buen visionario.

6. Independientes

Otro de los principales rasgos de la personalidad de Acuario es su gran sentido de la independencia; son espíritus libres que necesitan contar con la máxima autonomía posible para sentirse bien en su propia piel.

Hay a quien podría resultarle una actitud contradictoria, puesto que también son muy sociables, pero en realidad no dejan de ser personas con tanta necesidad de espacio y tiempo para sí mismos que la necesidad de pasar tiempo a solas es real, ya que de esa forma sienten que pueden regular mejor sus emociones y procesar adecuadamente todo aquello que suceda en su vida.