La predicción de Acuario según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Cuando ya lo dabas todo por perdido, parece que la chispa vuelve a reactivarse entre ustedes. Las rachas de frío/ calor son habituales en tu corazón, tu sinceridad te lleva a expresar lo que sientes según va viniendo y eso puede confundir a la otra parte.

Acepta que las relaciones sufren altibajos. No siempre puedes estar en la cresta de la ola, pero confía en la base, en todo aquello que sustenta la relación. ¡Los recuerdos compartidos! Y sobre todo, lo bien que te sienta estar junto a él/ella, así sea para aburrirte.

Una vez comprendas que lo estable es lo que cambia y se adapta, dejarás de inquietarte por los períodos en que alguno de los dos se aleja.

Simplemente pasarás de los reproches incesantes por todo aquello que supuestamente “no funciona” a aprovechar el tiempo y todo eso que la vida te da a cada momento, Acuario. ¡Haz que se materialice el cambio hoy mismo! Tienes toda la energía cósmica a tu favor.

NUEVO EN INSTAGRAM: Acuario, si quieres saber cómo te irán las cosas en el amor y el trabajo esta semana ¡Pincha aquí y síguenos!

Dinero

Un golpe de auténtica suerte puede estar a punto de sacudir los cimientos de tus creencias con respecto al dinero. Al final del día notarás con sorpresa que tienes los bolsillos sensiblemente más llenos que antes. ¡Qué bien!

Espera el abrazo de la diosa fortuna en aquellos asuntos que tengan relación con los préstamos. También te pueden devolver dinero prestado o simplemente alguien que te quiere y ha tenido la fortuna de recibir mucho dinero, querrá compartirlo contigo.

Tienes que estar muy pendiente del teléfono, podrían requerirte para un puesto. La persona que lo ocupaba abandona repentinamente su posición y es ahí donde tienes que estar localizable y bien visible, Acuario desempleado.

Salud

Con disciplina y constancia, alejas los males y las enfermedades que normalmente achacan a los demás de tu generación. ¡Perfecto, Acuario! Tu excelente salud te permite dormir tranquilo, sigue así.

Las molestias que abordan tu cuerpo son ocasionales, nada grave de lo que preocuparse. No tienes 15 años, pero está bien porque tu sabiduría de ahora te permite cuidarte mucho mejor que en aquel entonces.