Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Horóscopo Mágico te cuenta el pronóstico diario para Aries de este viernes 4 de mayo

Lee tu horóscopo de salud dinero y amor para hoy viernes 4 de mayo
La predicción de Aries según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Una gran paz te va a inundar en el día de hoy, Aries, gracias a los influjos de las estrellas, que quieren que vivas un hermoso viernes de mayo.

En este remanso aprovecha para estrechar lazos con tu pareja, sobre todo si eres una persona que ahora mismo se encuentra dando los primeros pasos de una relación.

Hazte como propósito el no faltar a la verdad, tener un día lo más honesto posible con tu familia y tu pareja.

No es que seas una persona mentirosa, conste, pero sí que te gusta guardarte determinadas cosas para ti, como parte de tu intimidad, y por eso sueles colar alguna mentira piadosa (o sin tanta piedad en ocasiones).

Dinero

Las cuentas del banco tienen irregularidades, Aries, así que échales un vistazo.

Comprueba cada cobro que te hayan hecho, pues es posible que aún te estén pasando alguna suscripción que creías haber cancelado.

Son pequeños detalles, cifras sin importancia, pero ya sabes que varios pocos hacen un mucho, y que tu dinero es tuyo y debes destinarlo a aquello que consideres oportuno, lo a lo que otros decidan por ti.

Con el fin de semana a la vuelta de la esquina, hoy también es un buen día para que pongas a la venta artículos que tengas en casa y que ya no uses, sobre todo en tecnología. ¿Para qué quieres guardar ese móvil de repuesto, si el día que se te rompa el tuyo querrás uno nuevo?

Salud

Tus piernas te están pidiendo un poco de atención, Aries. ¿Te las hidratas habitualmente, o ni siquiera sueles reparar en ellas?

Hoy debes darte un buen masaje con crema corporal en esta parte de tu cuerpo, y sobre todo, fíjate cómo tienes la circulación en esta, para ver si han comenzado a salirte varices.

Estas no son solo un problema estético, también lo son para tu salud, y es frecuente que aparezcan en personas que pasen mucho tiempo de pie en su puesto de trabajo, o bien que tengan sobrepeso, ese gran enemigo de nuestro bienestar.

Si por cuestiones determinadas tienes que estar mucho de pie, recuerda al menos ponerte de vez en cuando de puntillas para no permanecer tan estático.