Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

El Horóscopo Mágico diario de este sábado 5 de mayo para los Aries

El porvenir de los astros para hoy sábado 5 de mayo
La predicción de Aries según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Los astros prevén lágrimas en tus ojos durante este sábado, causado por una circunstancia amorosa.

Aries, decirte que no sufras no servirá de nada, ¿verdad? Eres una persona muy sensible que todo se lo toma como algo personal, y por eso andas con los sentimientos a flor de piel las 24 horas del día.

Una discusión sobre tu pareja (y no con tu pareja, o sobre la persona que amas si es que andas sin habitante en tu corazón) va a hacer que los nervios y la impotencia puedan contigo y acabes en un mar de lágrimas.

Lo que te han dicho estaba fuera de lugar, no hay duda, pero tú también tienes que ser una persona más racional que gestione sus emociones y sentimientos de otra manera. Venga, pronto pasará la tormenta, no te aflijas.

Dinero

Te van a comentar una propuesta laboral que es francamente interesante para una persona con una formación y una trayectoria como la que tú tienes.

Sin embargo, estás acomodado en tu posición, ganando menos dinero del que querrías pero quejándote de lo lindo.

Y así no vas a ninguna parte, y lo sabes a la perfección, ¿verdad, Aries? Por esta misma razón vas a esforzarte en sacarle más contras que pros a la situación.

Esto puede ser muy perjudicial para ti, tenlo en cuenta. Sobre todo, porque tu profesionalidad quedará en entredicho e igual la gente deja de pensar en ti como primera opción cuando haya una nueva oportunidad de trabajo.

Salud

Estás en un día en el que ves todo gris, y en los que te miras en el espejo y no te reconoces. Una de esas jornadas en las que no te ves como una persona bella y hermosa, que lo eres.

Deja de centrarte en tus presuntos defectos, que tampoco lo son tanto, ¿sabes? Y aprovecha el sábado para disfrutar un poco de la vida, que es algo que no te permites.

Tienes que salir del mundo de desidia y apatía en el que tú mismo te has metido sin darte cuenta, en un viaje del que solo sacaste billete de ida. Y ahora toca volver a la felicidad.