Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

El Horóscopo Mágico de Aries para el 4 de octubre

Tu horóscopo de salud, dinero y amor para hoy jueves
La predicción de Aries según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

La cotidianidad y la rutina pueden darte algún enfado en este jueves, según el pronóstico del Horóscopo Mágico del amor.

Cupido anda con la vista perdida y las flechas descuadradas, y por ello igual dentro de la convivencia amorosa pueden surgir roces.

Esto puede ser especialmente relevante en parejas que lleven años juntas, compartiendo hogar y que incluso hayan echado raíces familiares.

Con paciencia y eligiendo las palabras adecuadas todo se puede subsanar, para que la cosa no vaya a mayores. Pero el respeto será esencial en todo momento.

Si tu pareja tiene un humor que no comprendes, no pasa nada, déjalo estar, pero no te pongas más especial de la cuenta, Aries, o realmente podrías abrir una herida que luego tarde un tiempo en sanar.

Dinero

Tienes que poner en valor tu trabajo, y saber tasar económicamente el mismo, por más que tu entorno se incline a hacerte de menos.

Solo tú sabes cómo caen las gotas de sudor de tu frente a medida que avanza tu jornada, y cómo estás en una constante búsqueda de hacer las cosas bien y con esmero.

Evita caer en las tentaciones de consumistas, en especial en artículos de tecnologías que no necesitas, por más que te hayas encaprichado.

Ya habrá circunstancias astrales más favorecedoras, no dudes de ello, pero mejor dejarlo pasar en este jueves, que aún queda mucho mes por delante, ¿verdad que sí?

Salud

El firmamento no arroja datos alarmantes sobre el estado de salud de los nativos de Aries, al menos, nada de lo que no tengan conocimiento.

En este día, los astros favorecen que puedas sanarte de algunas dolencias a través de medicinas alternativas y poco convencionales, como pueda ser los masajes con cuencos tibetanos o la aromaterapia.

Para irte a la cama, sería óptimo que te dieses una buena caminata al atardecer, o una carrera por la orilla del mar, mientras el agua baña tus pies.

Y procura no picar entre horas y cuidar un poco más tu alimentación, que te tienes un tanto descuidado y luego vendrán los lamentos, los llantos y las amarguras.