Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Toda la predicción diaria de Aries de Horóscopo Mágico para el martes 8 de mayo

El horóscopo para hoy martes 8 de mayo de salud, dinero y amor
La predicción de Aries según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

El amor está de lleno en tu vida, con una estabilidad tan hermosa como la que nunca habías disfrutado. Y no quieres darte cuenta.

Espabila, y si es necesario date dos tortas metafóricas que te hagan espabilarte y ver que estás aquí, con un regalo frente a ti deseando de ser abierto.

Las desilusiones del pasado en él se quedan, tú tienes que vivir el presente y solo pensar en el futuro más inmediato, disfrutando de los placeres que has logrado.

Cierto es que has tenido una época un tanto gris, pero tienes que enfrentarte a tu realidad sentimental, porque además tiene una belleza sin igual.

Procura hablar con la familia, sobre todo en la salud de esa persona que no anda por su mejor momento debido a una dura enfermedad.

Dinero

Al mirar hoy los extractos de tu entidad bancaria vas a comprobar gastos que no recuerdas haber hecho.

Pagos relacionados con tu tarjeta de crédito y que has llevado a cabo con el teléfono móvil.

No, no se debe a ningún fallo informático, ni tampoco a que te hayan robado esos datos personales.

Y es que tu descontrol con el móvil te hace suscribirte a servicios de manera temporal que luego olvidas cancelar por mero despiste, y luego, Aries, pasa lo que pasa. Que cuando escuchas los truenos es cuando te acuerdas de Santa Bárbara y no antes.

¡Ay, qué cabeza la tuya, que a veces solo parece que sirva para llevar sombrero!

Salud

Las mañanas suelen ser para ti francamente demoledoras, y solo tú eres el culpable.

Hoy lamentarás no tener unos hábitos con los horarios más adecuados, en los que te obligues a meterte en la cama a una determinada hora aunque no te apetezca en absoluto.

Además del clásico café deberías acostumbrarte a desayunar más fuerte (¡ay, las prisas, que siempre te hacen descuidar la primera comida del día) y en la que no te falten frutas, cereales y lácteos.

Y aprovecha más esas primeras horas del día, dejando guardado en el cajón la pereza y la desidia, para que te cunda más el tiempo.