Amor

Como pareja, se relativizan en muchas cosas en el inicio del nuevo mes; estás haciendo las cosas de un modo correcto.

Puede apetecerte algo atrevido o inusual para hacer con tu pareja, pero tendrás ideas carismáticas para convencer a la otra parte. Tus alternativas son bastante sorprendentes, pero tendrán resultados positivos.

La influencia de la Luna requiere que te concentres y hagas esfuerzos si eres soltero; que tus citas y tus reuniones tengan éxito depende más de ti que del resto. Tu encanto es seductor, pero si no eres comedido, acabarás dibujando tu esencia de un modo engreído.

 

NOVEDAD: Aries, tu predicción y los mejores consejos ahora en Instagram ¡Pincha aquí y síguenos!

 

Dinero

No te vengas abajo por ver cómo los demás están tocados por el éxito; cada uno tiene su propia sed de gloria, y la tuya puede ser diferente al resto.

De hecho, a ti te quita más el sueño la seguridad financiera, es la estabilidad aquello que quieres alcanzar. Recuerda que la mejor fórmula para lograrla es humildad e implacabilidad a partes iguales, según nos rezan los astros del Horóscopo Mágico.

Se están produciendo cambios positivos en tu círculo laboral. Si se te ocurre una propuesta inesperada, antes de decirla a los cuatro vientos tómate tu tiempo y mejora sus puntos más débiles. Entonces la suerte estará junto a ti, Aries.

Salud

En este 1 de noviembre te crees que sabes más que los médicos, y cuestionarás de manera sistemática todos aquellos tratamientos que te han puesto.

Con la salud no se juega, y aunque te apoyes en terapias alternativas para mejorar, no dejes a un lado aquello que tu doctor te ha recomendado. No tiene más remedio que seguir adelante, no hay margen para negociar.

Si durante años ha asociado la estabilidad y el aburrimiento, es hora de detenerse. El equilibrio sentimental no significa necesariamente inconvenientes. De hecho, tu cónyuge puede convertirse en un compañero ideal para rutinas aeróbicas, o para practicar algunos deportes por pareja. Estás listo para dar lo mejor de ti mismo, aunque te falta darte cuenta.