Te descubrimos cómo es Aries en su vida personal, todo lo que deseas saber acerca de las relaciones familiares y de amistad del carnero del horóscopo, o cómo se desenvuelve en pareja el primer signo del Zodiaco regido por el planeta Marte, señor de la acción y de la guerra.

La vida de Aries

¿Cómo es Aries en su vida cotidiana? Pues igual que esta pregunta: directo, claro y frontal.

Los nacidos bajo signo del carnero del Zodíaco se muestran tal cual son, sin filtros ni dobleces, expresan sus ideas con absoluta franqueza, con un nivel de honestidad que a veces puede resultar una bofetada, y tan transparentes que puede gustarte o no aquello que percibes de ellos, pero puedes tener la tranquilidad y la certeza de que lo que ves es exactamente todo lo que hay.

La fortaleza es una de las características positivas más evidentes en las personas Aries, pues tanto su constitución física como su salud cuentan con esa virtud natural. Rara vez caen enfermos, aunque cuando esto sucede, no les pasa desapercibido ni a ellos ni a su entorno: su energía cae en picado y el agotamiento y malestar se manifiestan de forma intensa, como su propia naturaleza.

Pero que nadie se engañe: es solo el efecto de su propio sistema inmunitario, tan fuerte y reactivo como ellos mismos lo son, que combatirá la enfermedad de manera intensa e implacable, dejándolos exhaustos, sí, pero remontando con su salud renovada y con la misma velocidad que aparecieron los síntomas. Hasta para combatir la enfermedad los nativos de Aries son auténticos guerreros.

Familia y amigos

El cuidado de las relaciones personales para este nativo de fuego (tanto de su familia como de sus amigos más íntimos) no es el ámbito de su vida en el que más hábil se sienta, ya que es consciente de que su carácter fuerte suele provocar choques fácilmente con las personas de las que se rodea (sí, incluidas aquellas a las que más quiere).

A veces cruzarán la línea del respeto al no saber medir sus palabras: nunca será con malicia, pues cuando son conscientes de las consecuencias de sus actos les afecta y lo pasan realmente mal, pero sí sucederá de forma tan implacable que reconstruir la confianza dañada puede resultar una misión casi imposible, más aún cuando no les acompañan precisamente unas buenas habilidades verbales.

Por esa misma razón deben de aprender a detectar aquellas situaciones en que su “talón de Aquiles” puede pasarles factura y ser capaces de controlar su fuego para no convertir esa explosión en algo tan destructivo que acabe con aquello que les importe de verdad, como lo son sus vínculos personales con sus seres queridos.

Practicar deporte con regularidad puede serles de gran ayuda para gestionar emociones como la ira.

Un buen ejemplo de actividad donde la fuerza y la energía se dan la mano de forma constructiva son las artes marciales, donde Aries podrá dejar aflorar el guerrero que lleva dentro y que caracteriza su esencia más auténtica: con la adecuada iniciación en su práctica, de la mano del maestro adecuado, será capaz de canalizar su energía con verdadera maestría y poner su mente al mando de sus acciones.

Pero no todo el mundo está preparado para seguir el ritmo de este signo: Y es que tanto fuego en su versión más primaria hace de los nativos de Aries personas con un exceso de impulsividad que les puede salir caro. Por eso, si tienes algún Aries en tu entorno más cercano, ten todo esto muy presente para que no te pille desprevenido.

¿Cómo son las relaciones de pareja para Aries?

Aries es el primero de los 3 signos de fuego del zodiaco, con lo cual representa la versión más primaria del elemento fuego. Éste le otorga impulso en sus decisiones, intensidad en sus acciones y una energía que le lleva a dar pasos que otros no podrían dar. Representan la fuerza, el arrojo y el poder del elemento ígneo, una naturaleza tan impetuosa como cálida que les convierte en grandes amantes.

En el terreno de las relaciones amorosas, los Aries saben cómo cautivar a quienes aman, y demuestran con habilidad sus destrezas en la cama, donde se comportan con tanta espontaneidad como divertido descaro. El amor y el sexo van muy de la mano para los nativos de este signo, con lo que resulta el cocktail perfecto para aquellos que anhelan una relación apasionada.

Pero no todo es oro lo que reluce en lo que se refiere a las peculiaridades de este elemento. Aries es guerrero allá donde va y en aquello que emprende, sea en el amor o en la guerra. Por eso hay que estar preparado para el alto voltaje de una relación de pareja con una persona de este signo. Será intensa la experiencia, tanto cuando las cosas vayan bien como cuando puedan ir mal. Sólo será necesaria una pequeña chispa para declararse el fuego, que puede ser de ardor apasionado o descontrolarse de manera tan destructiva como un incendio que lo reduce todo a cenizas.