Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Cómo saber si le gustas a un hombre Aries en 6 señales

Aprovecha que la sutileza no es su mayor virtud y descubre si ese hombre Aries está coladito por ti

Aries es uno de los signos más intensos debido a la naturaleza de su elemento, el fuego. Pero cuando sienten algo especial por alguna persona es el momento en el que más expresivos se muestran de todo lo que están viviendo en su interior.

No son nada sutiles, así que si deseas saber si le gustas a un hombre Aries, tranquila, las señales serán tan evidentes que no te pasarán desapercibidas.

¿Le gustas a ese hombre Aries? 6 señales para detectarlo

Con lo mucho que se hace notar con su presencia, seguro que sabes perfectamente cómo se comporta habitualmente. Pero, quizás hayas notado ciertos cambios. ¿Pueden ser algunos de estos?

1. Te lo dice sin decirlo

Cuando a Aries le gusta alguien sólo le falta cantarlo a voz en grito. Y si eres tú el objeto de su devoción, no dudes que te darás cuenta antes que nadie, porque todo en su lenguaje corporal te indicará que le encantas. Bueno, quizás de tan evidente que puede llegar a ser que le gustas a Aries, no haya nadie a quien le pase desapercibido ese secreto a voces. Al fin y al cabo, la sutileza no es lo suyo.

2. Retiene detalles personales tuyos

Acostumbrado como está a su ensimismamiento (un tanto egocéntrico) normalmente no repara en aquellos asuntos que no sean los suyos propios: Ya puede estar el mundo ardiendo a su alrededor, que si él no se quema no se dará ni cuenta, pero no es despiste, es desinterés.

Sin embargo, cuando le gustas a un hombre Aries, comienza a retener toda clase de información relacionada contigo, desde el perfume que usas, tu comida favorita o ese lugar del mundo en el que querrías perderte.

Por eso, presta mucha atención si notas que te sorprende con comentarios relacionados con algún detalle que hayas podido mencionar de pasada. Si no le ha pasado desapercibido, ahí tienes una de las señales que buscabas.

3. Focaliza toda su atención en ti

Ya puede estar rodeado de toda clase de gente que dará lo mismo; sólo tiene ojos para ti. Puede incluso que la situación requiera que tenga que estar atendiendo diferentes asuntos con las personas con las que está, pero no puede controlar el impulso de conectar contigo, sea mediante la mirada, intentando entablar conversación con cualquier excusa o acercándose a ti físicamente (también con el más mínimo pretexto).

Con lo impulsivos que son los hombres Aries, no dudes que percibirás sus atenciones; cuando alguien le gusta es tan intensa su forma de sentir esa atracción que no sabrá controlar su afán por hacérselo llegar (y que será fácil de intuir).

4. Sonrisas automáticas al verte

Si bien es cierto que es un signo bastante extrovertido y alegre, cuando le gustas a un hombre Aries su sonrisa habitual se ilumina y hasta se podría decir que se convierte en su marca personal. Especialmente la que se le dibuja en la cara cuando se cruza contigo o te ve aparecer.

Y es que de tan expresivo e intenso que puede llegar a ser cuando se siente atraído por alguien, una de las principales señales que le delatan es su forma de sonreír. De hecho, sus amigos le notarán que está con más chispa aún de lo habitual, pero si eres tú la persona que le trae loquito, te encontrarás con las sonrisas más espontáneas y auténticas que hayas visto en tu vida. Entiéndelo, ¡le alegras el día en cuanto apareces!

5. Cambia el uso del “yo” por el “tú” o “nosotros”

El punto egocéntrico de este signo de fuego no es algo que pase desapercibido fácilmente a los de su entorno, ya que muchas de sus frases comienzan con un “yo” o un “a mí” que te señala claramente quién es el centro de su universo personal. ¿Te suena, verdad?

Sin embargo, puede que hayas comenzado a percibir un cambio en este aspecto, que ese “yo” protagonista de sus narraciones ahora suene menos que el “tú” o el “nosotros”. ¿Te habías dado cuenta de este detalle? Si es así, no es para menos. Ahora dentro de su universo hay alguien más y todo apunta a que eres tú.

6. Su postura se vuelve más dominante cuando percibe tu presencia

Como buen signo de fuego, su intensidad y necesidad de protagonismo también hacen su aparición para marcar el territorio. Y es que cuando Aries se prenda de alguien, pone la directa hacia su objetivo y no hay quien le pare. Así que si eres tú quien le ha encandilado, no sólo lo verás hacer sus acercamientos hacia ti, sino que también lo verás poner límites a tu alrededor para que nadie más se te acerque.

Puede ser que notes que al hablar contigo en presencia de más personas, acorte la distancia que os separa, que adopta una posición más defensiva a tu alrededor abriendo más los brazos o apoyándolos sobre sus caderas, como creando una especie de barrera que impida a cualquier posible competidor acecharte. No dejará dudas de quién es la persona que tanto le interesa.