Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

¿Cómo es el hombre Aries en el Amor?

Descubre la tentación hecha persona, el hombre nacido para seducirte y cambiar tu idea sobre el amor
El hombre Aries es muy ardiente e impetuoso   | Archivo

 

Nos encontramos ante uno de los signos de fuego del zodiaco, elemento que parece hablar directamente del ardor de las pasiones, las mismas que despierta el hombre Aries en el amor allá por donde pasa y deja su huella. Si te gustaría saber más de él, te contamos sus secretos. Es único, se parece mucho a su elemento y no podrás resistirte a él. Descúbrelo.

¿Cómo es el hombre Aries en el Amor?

Quien ha tenido la oportunidad de morder la manzana de la tentación que tan bien simbolizaría al hombre Aries en el amor, y sin poder hacer nada por evitarlo ha caído rendida a sus encantos, sabe bien lo que es sentir la intensidad con mayúsculas en su propia piel.

Y es que el fuego del elemento bajo el que ha nacido el nativo de este signo le confiere a su forma de ser muchas de las características inherentes a su naturaleza. Por eso es ardiente como él solo, impetuoso como el que más, e irresistiblemente cálido. Quien lo conoce bien en las distancias cortas puede decir que ha probado los efectos de la intensidad del alto voltaje… y hay un antes y un después a la experiencia de estar con él.

 

La seducción del hombre Aries

Si bien no sería exactamente el romanticismo personificado, ¿quién pondría en cuestión que el hombre Aries en el amor conoce bien el terreno que pisa? Todo un estratega, un hábil jugador que juega sus cartas con estrategia y auténtica habilidad para conseguir lo que quiera, cuando quiera y con quien quiera.

Porque sabe perfectamente que para nosotras en general, al ámbito del sexo se llega a través de las emociones. E inteligente como es, sabe que ganando habilidad en el arte de emocionar pone a punto su capacidad de seducir, con la cual llegará donde él desee con el sexo opuesto.

Pero es preciso hacerle una advertencia al hombre Aries en el amor: Debe tener mucho cuidado, pues cuando las intenciones no son realmente nobles y persiguen un fin sin importar el medio, y en este caso el medio podría ser enamorar a esa persona únicamente para disfrutar de ella en la cama, al final no sólo afectaría a quien ha caído en sus redes.

Porque si miramos el amor como un arma, ésta lo es de doble filo, y quien la usa con ese fin acabará igual que su “víctima”: Enamorándose. Así que, en caso de que Aries pueda verse tentado a actuar de esa forma, le recordamos que es mejor aliarse con esa nobleza tan admirable que le caracteriza y vivir el amor apostando por una persona capaz de aportar plenitud tanto a su parte más emocional como a la más instintiva. Una mujer muy parecida a él, al menos en ese aspecto.

Cuando Aries está en pareja

La vida compartida con el hombre Aries en el amor se convierte en una experiencia que recuerda en gran medida a la naturaleza de su elemento regente: el fuego. A veces sencillamente ardiente, otras intensamente vivo e impredecible, otras sigiloso y capaz de tener en ascuas a quién le hace arder, pero siempre cálido, reconfortante y tremendamente sensual.

Junto a él no faltan los momentos en que su energía tan vital y positiva llena cada rincón del lugar al que llega. Tiene un aura que desprende calidez por los cuatro costados, y en presencia de la persona que le cautiva también irradia su tremenda sexualidad.

Es por eso que cada encuentro con la mujer de su vida, que de hecho debería ser de naturaleza muy parecida a la suya para funcionar a la perfección su relación de pareja, se convierte en un espectáculo digno de hechizar a cualquier testigo que lo presencie, y cada reencuentro tras la distancia o el transcurso del tiempo bien podría compararse con la explosión resultante de la unión de dos personas con tanta química entre ellas.

 

Y aunque el hombre Aries en el amor cuenta con muchísimas virtudes que lo elevan como uno de los más deseados para formar una pareja, también es cierto que algunos de sus rasgos más personales pueden jugar en su contra en este aspecto.

Una de esas particularidades que caracterizan a Aries es que tiene una naturaleza bastante temperamental y de carácter explosivo que puede hacerlo impredecible en algunas ocasiones, lo cual podría ser un factor con el que le tocaría lidiar a su pareja a la hora de plantearse una relación estable y una futura convivencia.

Por otro lado, habría también un aspecto que podría complicar las cosas en relación al hombre Aries en el amor; se trata de su tendencia a ser un tanto egocéntrico, algo que podría llevarlo a enfocarse exclusivamente en sí mismo en aquellas parcelas que afectan a la vida en común con su pareja, anteponiendo su propio bienestar al de ella.

Pero también hay que hablar de su espíritu tremendamente noble, que se acaba imponiendo hasta en esos momentos en los que le resultaría complicado manejar sus emociones. Y al tomar relevancia en él, pronto consigue regular la situación.

Y es que esa nobleza también es parte de su sello más personal y no sólo sirve para contrarrestar esos aspectos algo más peliagudos de su forma de ser. Para nada, porque en realidad es algo que se percibe desde lejos cuando aparece, algo que llega a cualquiera desde su sonrisa, y en el caso de ser “la elegida”, también desde esa primera mirada con la que parece preguntar “¿Dónde has estado todo este tiempo?”.

Así que… ¿Quién podría resistirse al hombre Aries en el amor?