La predicción de tu signo según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

La segunda semana de abril puede tener un cierto riesgo para las parejas, pues la rutina puede asentarse sobre la almohada.

En algunos momentos te sentirás presionado por el deseo persistente de mantener la independencia y la libertad, y soñarás a menudo con aventuras pasionales o con escapar.

Te costará complacer a tu pareja, pero si te paras a analizar la realidad encontrarás cuán fuerte es tu compromiso y cómo lo que sientes es verdadero amor.

Las reuniones, por otra parte, serán interesantes pero predecibles para los solteros, que pueden descubrir a la persona de sus sueños.

Ten cuidado de no dejarte idealizar demasiado por el objeto de tu amor, y recuerda que el hecho de que los sueños se cumplan no siempre tiene que ser bueno; al fin y al cabo, las pesadillas también son sueños, ¿no?

Así que podrás negarte si comienzas a ver lo que no te conviene, sin miedo alguno, ¿de acuerdo?

 

NUEVO EN INSTAGRAM: Aries, si quieres saber cómo te irán las cosas en el amor y el trabajo esta semana ¡Pincha aquí y síguenos!

 

Dinero

No se prevé una semana llena de contratiempos que te obliguen a romper la hucha con tus ahorros para reparar un coche que dejó de andar.

En ese sentido, puedes estar tranquilo; de hecho, estos siete próximos días serán bastante positivos por el impacto que tiene sobre tu cielo el Horóscopo Mágico.

Muchos nativos de Aries pueden encontrar un nuevo trabajo, aunque no será con tantas horas ni dinero como hubieses anhelado.

No tengas dudas en aceptar, porque poco a poco podrás ir escalando por una mejor posición, y además, cualquier experiencia laboral es buena, no solo para engrosar el currículo, sino por la vivencia que te llevas.

Salud

Llegarán propuestas (más de una) para mejorar ciertos aspectos de tu salud, y más te valdría aceptar los consejos que te den.

En el caso de decidir ponerte a hacer deporte tras una época de sedentarismo, analiza seriamente tu estado físico, porque casi seguro que ya no es el de antaño.

Quizá hace un lustro podías subir hasta lo más alto de una montaña en pocas horas y sin perder la vida en ello, pero el paso de los años (y los kilos de más) pueden hacer mella en tu bienestar.

Todo con mesura, ¿de acuerdo? Y sin prisas, que no son buenas para el deporte.