Amor: Adiós a cualquier atisbo de monotonía

Podrás catalogar al próximo mes de noviembre de muchas cosas, pero no de rutinario. Tu corazón jugará a la rayuela, combinando días de cierta calma con otros llenos de sobresaltos y sorpresas. Puedes pasar del calor al frío en cuestión no ya de días, sino de horas. Prepárate para cualquier cosa.

Aprovecha las circunstancias para jugar tú también con lo que la vida te ofrece. Muestra una mayor implicación en las aventuras que surjan, busca las emociones cada vez que tengas ocasión, y en definitiva, si llegase el fin del mundo, que te encuentre en la calle, disfrutando. Rompe tu coraza de hielo y muestra más tu cariño, especialmente en el círculo familiar.

Cuando notes cansancio, no dudes en refugiarte en tu jardín secreto; claro que será una elección, lo harás porque te apetezca, no porque nadie te obligue, Aries.

 

  

NOVEDAD: Aries, tu predicción y los mejores consejos ahora en Instagram ¡Pincha aquí y síguenos!

 

 

Dinero: Puedes respirar tranquilo

En tu vida, como en la de cualquiera, ha habido episodios en los que la economía ha estado bastante ajustada. Sin embargo, ahora que llega el undécimo mes del año, los astros te dicen que puedes respirar un poco más tranquilo. Incluso puedes aflojar un agujero de tu cinturón.

Esto no significa que tu vida vaya a ser sencilla, y que la economía te vaya a venir rodada. Tendrás que sacar a menudo la calculadora, deberás cumplir con pulcritud con tus presupuestos, y será así, con tu buena predisposición, la forma en la que el agua no llegará hasta tu cuello ni habrá carencias esenciales dentro de tu hogar.

Cuando tengas ocasión, pon un ojo ya en las próximas fiestas de Navidad. Si puedes ir ahorrando para las futuras compras, mejor. O mejor, aprovecha ahora que hay algunos precios más atractivos y ve quitando de tu lista algunos regalos que tienes que hacer.

Salud: Tu sistema digestivo no será de acero

Más allá de dietas y regímenes alimenticios, el Horóscopo Mágico te insta a alimentarte con mucha inteligencia. Y es que en las semanas venideras, tu sistema digestivo será frágil. Tú sabes bien qué alimentos te causan pesadez estomacal o acidez, así que ¡ponte manos a la obra!

Tus energías serán buenas, sabrás dosificarlas para cumplir con todas tus obligaciones, y mejorarás tu forma de descansar.