Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

La predicción diaria de Aries para el 21 de diciembre

El horóscopo de este viernes
La predicción de Aries según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Notas algo raro a tu alrededor durante este viernes. La antesala del fin de semana presenta una situación donde se cuestiona tu tranquilidad.

Y es que dentro de tu entorno, hay detalles que te invitan a pensar que tus deseos no son bien aceptados, como si alguien (tu pareja, por ejemplo) quiere evitar que los realices.

No sabes hasta qué punto es una paranoia que recorre tu psique, pero sientes que algunos no están de acuerdo contigo, aunque esto no está claro del todo.

¿Y a qué se debe todo esto? Sencillo: estás progresando en tu capacidad de independencia y autonomía, no quieres cadenas.

Y si en tu domicilio la palabra crisis está a la orden del día, igual es hora de liberarte de ciertos obstáculos.

Dinero

Tu consumismo se dispara durante esta jornada, y saltan las alarmas dentro del Horóscopo Mágico.

¡Menos mal que los astros, y en especial Júpiter velan por ti!

Y es que tus manos serán un colador, y el dinero para ti agua que no consigues retener, solo que pase y que se vaya por el sumidero.

¿Qué tal si intentas ahorrar lo mismo que gastas durante este día? ¡Es algo muy sencillo, ya verás!

Por ejemplo, vas de compras y al final acaba cayendo un jersey que, por supuesto, no necesitas especialmente. Pues mete en una hucha esa misma cantidad que has gastado.

Si haces esto de vez en cuando tendrás conciencia de cómo gastas por encima de tus posibilidades, y del mismo modo, te encontrarás con un pequeño botín.

Salud

El Horóscopo Mágico apunta que hoy tendrás una cierta animadversión a la comida, Aries, en especial si eres un nativo que tiene sobrepeso, o incluso obesidad.

Y ¿sabes qué? Que enfocarse en la comida es inútil, porque los kilos de más tienen un alcance que van un paso más allá de la dietética y la nutrición.

En algunos casos, hablamos de una enfermedad con un sufrimiento real, en el que el malestar que tenemos con nosotros mismos es peor que una serpiente que nos devora poco a poco abriendo su boca de manera paulatina.

Intenta dialogar con tu cuerpo, mira a ver qué quiere decirte: él no te va a mentir.