Amor

Puedes guardar el caldero, la bola de cristal y el muñeco vudú, porque no tendrás que hacer magia para que los astros te sonrían en el amor durante esta jornada. ¡Podrás saborear las más dulces mieles si apuestas por gozar de la vida!

El día es perfecto para enamorarte, incluso si ya tienes pareja. Porque podrás volver a sentir con tu media naranja las mismas mariposas en el estómago que cuando os conocisteis, alargando las sensaciones, apretando la agenda para volver a veros.

Será un hermoso viaje, que se disfrutará más por el camino que si se llega hasta el fin del trayecto. Revive las más hermosas experiencias, organiza una cena, sé creativo.

Que si estás soltero, no te vas a quedar atrás ¿eh? También hay un buen vaticinio para ti, aunque el corazón que más te llame la atención será duro de pelar.

 

NOVEDAD: Aries, tu predicción y los mejores consejos ahora en Instagram ¡Pincha aquí y síguenos!

 

Dinero

En la economía habrá luces y sombras. Mercurio nos apunta que en este día te va a ser difícil tomar ciertas decisiones si eres una persona con un cargo importante.

Procura hacer las cosas con la sensatez, sin favoritismos, con la cabeza fría en todo momento y sin dejarte llevar por prejuicios o por rumores.

Es más, el diálogo será la mejor herramienta para aclarar las cosas y tomar la decisión más salomónica. En ese sentido, los astros te ayudarán a elegir bien.

Se te puede ir un poco la mano con los gastos a la hora de ir de compras, ya sea de víveres de primera necesidad como de modelos de ropa. ¡Cautela!

Salud

El día se prevé aséptico en materias de salud, y no habrá pasos hacia adelante pero tampoco retrocesos.

Si tu condición física es buena, poco te importará esto, pero sí que puedes llegar a desesperar si estás llevando a cabo un tratamiento y esperabas que por fin se viesen los resultados del mismo. Un poco más de paciencia, ¿de acuerdo, Aries?

Puede que muchos noten un sueño un tanto excesivo, quizá por el momento del año en el que nos encontramos, a medio camino entre dos estaciones. Pero no será nada grave, ¡qué va!