La predicción de Aries según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Cupido ha fijado sus flechas en tu corazón, Aries, así que puedes estar tranquilo porque la armonía amorosa está garantizada este jueves.

Y es que como pareja dejará una buena base sólida sobre la que poder construir nuevos pisos y escalones, que consoliden la relación.

Además, todo apunta a que parte de la iniciativa surgirá de tu propio ser, y la excelencia colmará la mayoría de tus ideas.

Con las decisiones que acordéis lograréis dar un nuevo aliento a la historia de amor que estáis escribiendo en vuestro libro, y crecer juntos como un solo espíritu de amor.

Es un buen día para contactar con personas y hacer intercambios de ideas en el caso de que andes con el corazón sin huésped, aunque puede que te topes con algún lobo disfrazado de cordero.

Dinero

¿Actualmente estás teniendo dificultades financieras, por circunstancias que han aparecido pero que no has provocado tú de ninguna manera?

Por desgracia, hoy no debes confiar en las estrellas, porque ninguna de ellas parece dispuesto a sacarte de este embudo financiero.

Puede que la única solución que encuentres sea mantener tus gastos al mínimo, y ahorrar dinero de cualquier manera.

Igual es el momento de vender algunos objetos que te sobran por casa en tiendas o aplicaciones de segunda mano, o deshacerte de algunas piezas de joyería que ya no utilizas, y que te darían algo de liquidez monetaria.

Salud

Júpiter en está bien posicionado en el aspecto de la salud de Aries, por lo que se puede confirmar que estarás bastante mimado en términos de salud.

Siempre que tome un mínimo de precauciones, por supuesto, como notar alimentos o sustancias que sabes que te sientan mal, y mantengas tu colesterol en sus niveles adecuados.

Horóscopo Mágico te invita a aprovechar la oportunidad de dedicar parte de tu tiempo y energía a actividades filantrópicas, es decir, que ayudes al prójimo de manera desinteresada.

De esta manera experimentarás una gran satisfacción personal muy hermosa, tratando de ampliar tus horizontes espirituales mientras logras aliviar la carencia y las necesidades de aquellos que te rodean (aunque a veces ni lo sepas).