Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

¿Cómo es la mujer Aries en el Amor?

¿Escuchas algo acercándose? Es ella: Hasta sus pasos la delatan cuando aparece esta impetuosa mujer
El único riesgo para una mujer Aries en el amor es no intentarlo | Horóscopo Mágico

 

Podríamos decir que se la ve venir, que hasta se escuchan sus pasos cuando se acerca, siempre pisando fuerte por la vida. De sutil no tiene nada, ¿pero quién necesita serlo con tanto por expresar, por sentir y por dar? La mujer Aries en el amor es la viva llama que representa su elemento, un fuego con su cálida luz en la noche más oscura. Por eso no existe corazón que quede indemne tras conocerla. Y tú, ¿te atreves a descubrirla?

¿Cómo es la mujer Aries en el Amor?

Con esa personalidad cargada de vitalidad, dinamismo y esa actitud tan proactiva, es fácil imaginársela haciendo planes de todo tipo de manera casi sistemática. En su energética forma de entender la vida nos encontramos con que la mujer Aries en el amor se encuentra más en su propia esencia incluso que en otras parcelas.

Nació bajo uno de los signos con más confianza en sí mismo que tiene el zodiaco, algo que irradia allá por donde va, en forma de una vitalidad tan positiva como su sonrisa, con la que encandila por todas partes desde el primer momento.

 

¿Miedo a perder? No lo conoce, es dada a arriesgarlo todo por aquello en lo que cree, por las personas en las que confía… y por aquél al que ama. Es un todo o nada que no entiende de medias tintas.

Si ve algo claro, irá a por ello, aunque eso suponga arriesgar demasiado y exponerse a que las cosas no salgan bien, a perder incluso. Pero para la mujer Aries en el amor el auténtico riesgo es no atreverse a intentarlo, quedarse con la duda de “qué pudo haber sucedido” sólo porque el temor a que las cosas no salgan bien pueda más que su deseo de alcanzar el paraíso.

A veces, esta luchadora mujer, se ve lidiando con la incomprensión y la consecuente falta de apoyo de las personas de su entorno cercano mientras ella intenta no contagiarse del desánimo de quienes no terminan de creer posible que alcance tan altas metas. Y aunque es una persona con gran capacidad de reafirmarse en su actitud sin depender demasiado de los demás, la mujer Aries en el amor tampoco es de piedra, y la falta de confianza de los suyos obviamente la desestabiliza. Pero no se queda con eso, y es que la suerte de contar con esa determinación tan auténtica también influye en su actitud a la hora de remontar por sus propios medios.

Probablemente tras sufrir alguna caída de ánimo, lo siguiente que haga sea marcarse una nueva cota que alcanzar con la que volver a superarse a sí misma. Y que no le quede a nadie la menor duda de que demostrará una vez más su capacidad de conseguir todo aquello que se proponga. No sólo cuenta con armas de líder para movilizar a quienes estén con ella peleando por un mismo sueño; ella misma es la primera en aplicarse el cuento cuando toca ponerse las pilas y así lo hace.

Y con ese elemento de fuego latiendo dentro de sí misma, mira la adversidad de la vida ávida del reto que representa, sí, pero también con una fe secreta en el encanto que impregna la vida de forma maravillosa. Y de esa increíble combinación surge su admirable forma de pensar: Nada de esperar que las cosas sucedan sin más por arte de magia. Y en cuestión de emociones, mucho menos: La magia la pone la mujer Aries en el amor, porque así atraerá más fácilmente ese encanto especial a su vida que tanto anhela.

 

¿Su relación de pareja? Pura intensidad, puro fuego

Iniciar un romance, una relación de la que no se sepa qué sucederá (y sólo por ello resulte interesante), esperar que esa persona sea el amor de su vida… la mujer Aries en el amor puede asumir una u otra historia, pero siempre tiene unas expectativas, jamás se embarca en una aventura pensando en ir a la deriva. De eso nada. Las riendas las lleva ella, decide hacia dónde desea dirigir sus pasos y, además, lo hace.

No sólo es una persona con iniciativa suficiente como para promover un cambio total en su vida, algo que podría asociarse a su lado más impulsivo, sino que encima consigue hacer de ese movimiento de ficha un proyecto de éxito. ¿Cómo lo consigue? Muchos lo achacan al factor suerte, pero la realidad es que la mujer Aries en el amor tiene una intuición de lo más afinada, razón por la cual suele acertar con sus parejas.

Y cuando por fin su relación se ha establecido, a la hora de mantenerla viva, pocas personas tienen la capacidad de igualar su estilo; tiene una actitud tan dinámica a la hora de buscar ideas que alimenten su día a día que la hacen única, y es tan original sorprendiendo a su pareja con sus divertidas propuestas que ¿quién podría resistirse a alguien así? Ésa es la razón por la que ella sabe muy bien que es irremplazable.

Y si a todo ello, añadimos su fogosidad natural en la cama, nos encontramos que la mujer Aries en el amor le daría mil vueltas a muchas otras. Sabe muy bien aliarse con su elemento, el fuego, para sacar lo mejor de sí misma y ofrecérselo al hombre que tanto ama.

¿Cómo debería ser su compañero (para estar a su altura)?

Y para terminar, no podemos dejar de hacernos esta pregunta, pues una mujer tan impresionante como ella no debería conformarse con menos de lo que ofrece, aunque eso deje a muchas personas fuera de tener alguna posibilidad de tener algo con ella.

Lo que la mujer Aries en el amor buscará realmente es que su pareja sea alguien con ganas de disfrutar de las pequeñas cosas que la vida y ella misma le ofrezcan. No precisa que tenga tanta iniciativa como para igualar o superar la suya, pues se considera con energías suficientes como para inyectar de vitalidad a su relación, pero sí desea que ese hombre sea capaz de dejarse iluminar la mirada ante los detalles que ella tenga reservados para él.

Visto así… puede decirse que ese hombre puede sentirse muy afortunado por compartir su vida con una mujer como ella.