La buena astrología: variantes astrológicas que puedes encontrar | Getty Images
 

La buena astrología forma parte de la cultura popular, mucho más de lo que pensamos en principio. Seguro que conoces tu signo astrológico occidental, quizás también tu signo chino, y el de otras muchas personas.

Sin embargo, la astrología es mucho más que estas dos corrientes. Por ello, te invitamos a descubrir y explorar el mundo astrológico como hasta ahora no lo habías hecho, con una descripción completa que te sumergirá en numerosos conceptos de la buena astrología.

 

  • NOVEDAD Y GRATIS: Recibe en tu teléono móvil tu Horóscopo diario. ¡Pincha aquí!

 

Astrología arquetípica

La buena astrología algunas variantes astrológicas que puedes encontrar | HOROSCOPOMAGICO.COM

En la astrología arquetípica nos encontramos dos bloques que diferencian los tipos de planetas: los personales y los transpersonales. Los planetas personales son el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte y Júpiter (aunque este último también carga con las cualidades de los planetas transpersonales).

Este grupo de planetas personales hace referencia a tu propia individualidad, a tus cualidades personales, como bien indica la palabra, dentro del marco del ego y de tu alma.

En la astrología arquetípica, el Sol es el espíritu y el punto alrededor del cual rotamos y la Luna es el subconsciente, las emociones, lo femenino y sensitivo. Mercurio representa a la mente intelectual, Venus representa el deseo, la belleza, el sentimiento amoroso y nos permite hallar armonía. Marte simboliza, según la astrología arquetípica, la acción, la ambición, la energía pasional y sexual, mientras que Júpiter es el gran protector benefactor, y está vinculado con la espiritualidad, la fe, los valores y la expansión personal.

Los planetas transpersonales en astrología arquetípica, por su parte, son Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. Según la astrología medieval y arquetípica, los planetas transpersonales eran siempre considerados maléficos, pues tenían cualidades obstaculizadoras: se contemplaban como quienes traían las dificultades, los conflictos, las limitaciones y las pruebas en el camino. Sin embargo, la astrología evolutiva los contempla desde otro punto de vista: los considera planetas iniciadores, pues la dificultad que pueden traer consigo mismos será la misma que actúe de detonante del consecuente progreso.

Astrología védica

La buena astrología algunas variantes astrológicas que puedes encontrar | HOROSCOPOMAGICO.COM

La astrología védica se remonta a 5000 años antes de nuestra era. El dios Brahma habría transmitido sus enseñanzas a los Grandes Sabios que guiaron a la humanidad. La astrología védica, también conocida como astrología india, guía los pasos de quienes se cuestionan y les da las llaves de su destino.

La astrología védica no se centra en estudiar la influencia de las estrellas, sino que intenta dar una respuesta a los problemas que encontramos en nuestra vida de una forma más holística. Nos permite conocernos a nosotros mismos como herramienta de autodescubrimiento, y nos ayuda a tomar las mejores decisiones para nuestro futuro.

Existen ciertas correspondencias entre los signos de la astrología védica y la astrología convencional, donde si bien las fechas quedan ligeramente desplazadas, las características se asemejan en gran medida, dejando claro que, independientemente del nombre y la teoría sobre la que se sustente, la buena astrología siempre retrata de forma fiel la huella energética de cada uno de nosotros:

Mesha: Aries – El signo de los nacidos entre el 14 de abril y el 14 de mayo.

Vrischabha: Tauro - El signo de los nacidos entre el 13 de mayo al 13 de junio.

Mithuna: Géminis - El signo de los nacidos entre el 14 de junio al 14 de julio.

Karka: Cáncer - El signo de los nacidos entre e l 15 de julio al 15 de agosto.

Simha: Leo - El signo de los nacidos entre el 16 de agosto a 15 de septiembre.

Kanya: Virgen - El signo de los nacidos entre el 16 de septiembre al 15 de octubre.

Tula: Libra - El signo de los nacidos entre el 16 de octubre al 14 de noviembre.

Vrischika: Escorpio - El signo de los nacidos entre el 14 de noviembre al 14 de diciembre.

Dhanu: Sagitario - El signo de los nacidos entre el 15 de diciembre al 14 de enero.

Makara: Capricornio - El signo de los nacidos entre el 14 de enero al 12 de febrero.

Kumbha: Acuario - El signo de los nacidos entre el 12 de febrero al 12 de marzo.

Meena: Piscis - El signo de los nacidos entre el 13 de marzo al 12 de abril.

En este punto, es interesante recordar cómo en la astrología occidental, que fue concebida por griegos y babilonios hace unos 2.000 a 3.000 años, el Sol se considera el centro de todo. La buena astrología utiliza el zodiaco tropical, que mide la relación entre el Sol y la Tierra (Trópico de Cáncer y Trópico de Capricornio).

El 22 de marzo de cada año marca el comienzo de la primavera, el equinoccio de primavera donde tenemos, día y noche de igual duración. Debido a que es el nuevo año astrológico, dicta que el primer signo es Aries, que comienza en el momento del equinoccio de primavera y los otros signos siguen en su orden consecutivo.

Astrología de evolución

La astrología de evolución vincula los aspectos planetarios que había en el momento en el que vinimos al mundo con nuestro potencial, así como con nuestra misión de vida. Asegura que, cada planeta que incide en nuestra carta natal, es una vía para un cierto tipo de energías, muchas de las cuales no somos conscientes de que las poseemos.

Presenta al individuo como un diamante en bruto que debe ser tallado para que así pueda alcanzar su máxima belleza y brillo.

A veces también conocida como astrología centrada en la persona, nos dice que los eventos no le suceden a una persona, sino que la persona llega a los eventos a los que estaba destinado. La astrología evolutiva también habla del alma, las vidas sucesivas y el karma. Todos los organismos vivos (plantas, animales, humanos) están sujetos a una ley natural de la evolución. La evolución consiste en un cambio de forma, estructura y energía.

Si te adentras en la astrología evolutiva descubrirás cómo trabajar con el eje de los nodos lunares, pues este eje nos muestra con mucha precisión el karma de vidas pasadas que debemos desentrañar y especialmente la dirección precisa que debemos tomar para enfrentar este desafío. Este trabajo, que se realiza a lo largo de la vida, requiere que desarrollemos apertura a la experiencia y consciencia en todo momento.