Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Cómo influyen los planetas en nuestra vida

Descubre su influencia y las características de cada uno
Cómo influyen los planetas en las personas | HORÓSCOPOMÁGICO.COM

 

Antes de explicar cómo influyen los planetas en la vida de las personas, según su posición (y la fecha de nacimiento de cada individuo en particular), debemos aclarar que astrología no necesariamente quiere decir planetas, y que astronomía y astrología no son en absoluto lo mismo.

En el momento preciso de nuestro nacimiento, los planetas estaban en un lugar específico y cada uno de ellos influye directamente en su personalidad, su futuro y muchas otras cosas. Cada uno de los planetas es dueño o regente de un signo del zodíaco.

Aporta características e influirá en cómo se sentirán a lo largo de su vida, y a medida que los planetas pasan por cada signo, se forman nuevos aspectos en el tema personal, despejando eventos e introduciendo nuevas personas que lo ayudarán a madurar y a modificar enfoque que le damos a la vida.

Es interesante aclarar que un planeta puede ejercer una influencia positiva o negativa dependiendo de su posición o de los aspectos que puede formar con otros planetas, por lo que no tienen un único significado definido y tajante.

¿Qué planetas rigen cada horóscopo?

Según la astrología, cada planeta influye en un signo del zodiaco, o sobre dos, en determinados casos.

- Marte rige a Aries.

- Venus a Tauro y Libra.  

- Mercurio a Géminis y Virgo.

- La Luna a  Cáncer.

-El Sol gobierna a Leo.

- Plutón a Escorpio. 

- Júpiter a Sagitario. 

- Saturno a Capricornio.

- Urano a Acuario. 

- Neptuno rige a Piscis.

¿Qué es un planeta en el horóscopo?

Si queremos aclarar cómo influyen los planetas en los signos del zodiaco, es interesante matizar que para la lectura del futuro, los planetas no tienen por qué corresponderse con los del sistema solar, en el que actualmente hay ocho: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Según la Unión Astronómica Internacional, los planetas son los "organismos celestes en órbita alrededor del Sol, que tiene suficiente masa para que su gravedad supere las fuerzas de cohesión del cuerpo sólido”. Por esta misma razón, se eliminó a Plutón del listado en 2006, cuando fue tildado como planeta enano.

Quizá te interese: 6 tipos de tarot, 6 lecturas del destino

Sin embargo, la astrología se rige por otros principios, y así, se ha ha decidido mantener a Plutón, del mismo modo que se incluye como planeta al Sol, que es una estrella, y a la Luna, que es un satélite de la Tierra. Pero siempre con una clara razón: que sean cuerpos que presenten una influencia muy importante en los eventos. Huelga decir que, pese a esto, la astrología evoluciona de la mano de la astronomía, y que la segunda enriquece a la primera.

Planetas rápidos y planetas lentos

Cada planeta tiene una influencia y un impacto en nuestra personalidad, en nuestro día a día y podemos diferenciarlos divididos como planetas rápidos y lentos.

Los planetas rápidos tienen al Sol como centro del universo personal. Luego vendrían como planetas rápidos o personales Mercurio, Venus y Marte, que se asocian respectivamente a la comunicación y la expresión, a la creatividad y la belleza, y a la acción, la masculinidad y el autoritarismo.

En un segundo grupo estarían los planetas lentos o transpersonales, cuya influencia se manifestará a lo largo de una a varias generaciones. Así, tendríamos a Júpiter (que representa la suerte y el entusiasmo), Saturno (las restricciones y los límites), Urano (cambios e inestabilidad), Neptuno (sueños y habilidades psíquicas), y Plutón (trastornos radicales).

¿Qué es un planeta retrógrado?

Cuando leemos sobre cómo influyen los planetas en el zodiaco se suele leer sobre planetas retrógrados, pero ¿sabes qué significa?

Este término hace referencia a ciertos momentos del curso de un planeta, cuando parecen disminuir la velocidad o detener su avance. Esto tiene una explicación: los planetas giran alrededor del Sol y deben ser observados desde este; al apreciarlos desde la Tierra, se produce un efecto óptico que incluso puede dar la sensación de que los planetas retroceden.

Así, en astrología, un planeta retrógrado nos invitará a revisar una situación, porque hay una degradación, algo que no avanza como debería.

Cómo influyen los planetas, uno a uno.

Analizamos a continuación cómo influyen los planetas en la vida de las personas, analizando cuáles son sus influencias positivas y negativas.

La influencia del Sol

El centro de nuestro sistema solar, es Atum en Egipto (dios creador) y Apolo en la mitología grecorromana, el hijo de Zeus y Leto. Para los hombres, el Sol los representa, mientras que en las mujeres este planeta indica su parte masculina o su marido. Ejerce una influencia positiva, confianza en uno mismo , la fuerza de voluntad, la autoridad, la nobleza, la generosidad y la ambición. Rige el corazón y por lo tanto representa la distribución de la fuerza vital y la energía.

¿Qué representa la Luna?

Decíamos que si bien técnicamente es un satélite, se considera un planeta en astrología por su influencia. Representa para muchos pueblos la luz femenina, y se la asocia con Isis en Egipcio, con Selene en Mesopotamia o con Artemisa en Grecia, entre otros.

La Luna es tan importante como el Sol dentro de la astrología, y en el nivel simbólico, representa la feminidad, la simbiosis, la ensoñación, el inconsciente, la memoria, la infancia, la madre o el hogar, entre otros conceptos.

Cuando la Luna ejerce una influencia positiva, la luna simboliza plenitud, receptividad, dulzura, incluso la poesía. En la otra cara de la Luna, cuando tiene influencia negativa, podemos discernir dependencia, pasividad, pereza, capricho o problemas.

Mercurio, cómo influye en astrología

El primer planeta en el sistema solar se asociaba a Set y Horus en Egipto, y según la mitología griega, es el hijo de Júpiter con una ninfa. Este planeta llamado rápido representa en un tema astral nuestra mente, nuestro intelecto, nuestra forma de pensar, nuestra facilidad para aprender o no, nuestra forma de analizar.

En influencia positiva, simboliza la sociabilidad, el humor, la flexibilidad, la juventud, la inteligencia y el don de la expresión, el truco. Pero si tiene influencia negativa (por ejemplo, si está retrógrado), la influencia planetaria de Mercurio aporta despreocupación, superficialidad, falta de voluntad, dispersión o duplicidad, incluso inestabilidad.

Venus, la diosa del amor.

De tamaño similar a la Tierra, este planeta se asociaba a Afrodita por parte de los griegos. Venus era la esposa de Vulcano, y ella lo engañó con Marte. La influencia de este planeta rápido incide en la forma de enamorarnos, de mantener relaciones sentimentales, pero también magnifica las actividades artísticas.

Cuando su influencia es dota a los signos de armonía, belleza, sensualidad, encanto y placer, pero si su influencia es negativa otorga indiferencia, posesión, subjetividad, coquetería, descuido o incluso cobardía.

Marte, el planeta rojo

El poderoso guerrero de la mitología muestra nuestra manera y nuestra disposición a la hora de actuar, y si su influencia es positiva, nos dará espontaneidad, franqueza, dinamismo, iniciativa empresarial, fuerza y energía, todas dignas de un guerrero.

Como contrapunto, cuando su influencia es negativa, se interpreta como violencia, agresión, impaciencia, caprichos, ira, destrucción y tiranía.

Júpiter. el planeta gigante

Júpiter, el equivalente romando de Zeus, es el Dios de los dioses y en la astrología puede representar el éxito en el campo donde está ubicado o si se mira mal, donde uno cometerá fallos. El optimismo, la extraversión, la jovialidad, la realización, la concreción, la suerte, el éxito, o el realismo son algunas de sus influencias positivas.

Sin embargo, entre la influencia negativa del planeta Júpiter, nos encontramos el exceso, el engaño, la vanidad, la tiranía, la ira, el oportunismo, el despilfarro ¡o el sobrepeso!

Saturno, el planeta de los anillos.

El planeta con nombre de la divinidad de la siembra y el cultivo de la vid puede ser constructivo, estructurador o frustrante según la astrología. A menudo tiene mala reputación porque puede provocar pausas sentimentales, y su influencia negativa se asocia a conceptos como austeridad, frustración, severidad, aislamiento, frialdad, inhibición, complejos, absolutismo o lentitud.

Sin embargo, si miramos su influencia positiva encontramos sabiduría, paciencia, reflexión, ambición, rigor, sentido de la responsabilidad, habilidades analíticas, concentración, solidez, madurez, perseverancia o resistencia, entre otros.

Urano, el planeta frío: ¿Cómo influye en los signos?

Urano era el dios del cielo, el esposo de Gaia, la Madre Tierra, y muestra la originalidad, el pensamiento independiente, la creatividad y la inconformidad, pero también la amistad. Así, sus principales influencias positivas son la independencia, la voluntad, la creación, el vanguardismo, el progreso, la solidaridad y la libertad. El egoismo, la impulsividad, la excentricidad, marginalidad, insurrección, la histeria y la pérdida de control se encuentran en el otro lado de la balanca.

Neptuno, el reflejo de nuestros sueños.

Neptuno es un planeta etiquetado de colectivo, y muestra nuestra parte de los sueños, nuestros ideales y creencias, y facilidad (o no) dejarnos llevar por nuestros sentimientos. Es un planeta lento que permanecerá siempre en la misma zona zodiacal, y tiene como influencia positiva la intuición y generosidad, el idealismo, el genio, la inspiración, el humanismo y el altruismo, entre otros. Su contrapunto, su lado negativo, es la utopía, la ilusión, la laxitud, la locura, y la dependencia por ejemplo a las drogas, a las sectas, la pérdida de identidad y la vulnerabilidad.

El planeta enano, Plutón.

Así llamado por el dios del inframundo, hijo de Saturno y Rea, Plutón es un planeta lento, pero de suma importancia en una carta natal. Como lado positivo, tiene una influencia en la complejidad, el rigor, la regeneración, el estilo psicológico, la intuición, la redención, y la lucidez. En la otra cara de la moneda, encontramos ansiedad, muerte, morbilidad, destrucción y autodestrucción, duelo, maquiavelismo, manipulación de crisis, acción, clandestinidad, contaminación y conspiraciones.