Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

Descendente astral: ¿Cómo influye tu signo descendente en tu personalidad?

Averigua tu signo del descendente y comprende mejor tus relaciones amorosas
Descendente astral ¿Cómo influye tu signo descendente en tu personalidad? | HoróscopoMágico.com

 

Seguramente estás familiarizado con tu ascendente, ¿pero sabrías decir cuál es tu descendente? Aquí te contamos por qué es tan importante este concepto en astrología. ¡Descubre cuál es el tuyo!

¿Qué es el signo descendente del horóscopo?

Es un concepto estrechamente relacionado con el ascendente, aunque a diferencia de este, que nos indica la personalidad en sociedad, el descendente nos habla sobre el tipo de personas que aparecen en nuestra vida y con las que tendemos a crear vínculos. Señala la pareja, el socio, etc. Es el gran “otro”.

El signo del zodiaco en el que aparece nuestro descendente en una carta natal nos revela mucha información, como por ejemplo, las cualidades que buscamos en el compañero sentimental o en el socio de negocios. El descendente astral hace referencia a todo aquello que admiramos en el otro, pero porque de alguna forma sentimos que son cualidades que nos faltan.  

Por otra parte,así como atribuimos al otro nuestras cualidades más ignoradas, también proyectamos en los demás las características negativas que no asumimos (como los celos, la agresividad, etc.) Por eso además se dice que el descendente refleja el enemigo potencial, aquel o aquella que es opuesto a lo que somos, a nuestros valores, a nuestra identidad, pero que en realidad aparece en nuestro camino para que comprendamos esas características propias que nos desagradan. En resumen, el Otro es aquel que nos sirve de espejo, tanto en lo bueno como en lo malo.

Asimilar esas energías que proyectamos en los demás es el camino hacia el autoconocimiento y la autorrealización. Conocer el descendente, y por tanto, indagar acerca de aquellos aspectos de la personalidad que hemos reprimido,, nos enseña a dominar nuestro verdadero potencial pero también, a conocer nuestros defectos bien de cerca.

En el terreno del amor, el descendente nos ayuda enormemente a no establecer relaciones de dependencia sino “de igual a igual” porque asimilando nuestras luces y sombras es la única forma de crear una pareja emocionalmente sana.

Cómo calcular el descendente

Descendente astral ¿Cómo influye tu signo descendente en tu personalidad? | HoróscopoMágico.com

 

El primer paso para calcular el descendente astral es conocer el ascendente. Para su cálculo es de vital importancia que sepamos datos como la hora del nacimiento, sea la nuestra o la de esa persona sobre la que queramos hacer la carta natal. En el enlace encontrarás todo lo que necesitas para descubrir tu ascendente.

Una vez sepamos en qué signo astrológico cae el ascendente, siendo este el que marca la casa I de una carta natal, entonces el descendente cae automáticamente en el polo opuesto de la rueda zodiacal, en la cúspide de la casa 7, que es precisamente la casa de las relaciones interpersonales. Para más señas, mientras que el ascendente se ubica en el lado izquierdo de  la carta natal, el descendente se ubica en el lado derecho.

Por ejemplo, si el ascendente cae en signo Aries, entonces el descendente será Libra. Otras combinaciones de pares de contrarios en la rueda del zodiaco son: tauro-escorpio; géminis-sagitario; cáncer-capricornio; leo-acuario y virgo-piscis

¿Cómo eres según tu descendente astral?

Descendente astral ¿Cómo influye tu signo descendente en tu personalidad? | HoróscopoMágico.com

 

Una vez sepamos el ascendente, estarás preparado/a para descubrir de qué forma vives tus relaciones con el otro. ¡La astrología es una herramienta muy útil que inmediatamente podemos poner en práctica!

Descendente en Aries

Se busca una pareja activa, en todo sentido. Son atractivas pero manifiestan ciertas actitudes de “chico malo” que pueden perturbar las relaciones. Se teme además a los compromisos. La tendencia “oscura” es a reprimir la agresividad más típica de Aries hasta que de repente se explota de ira.

Descendente en Tauro

Se desea a alguien estable, fiel y cariñoso, que pueda ser el pilar de la relación. Sin embargo, los celos, el orgullo y la terquedad serán los principales obstáculos. Las relaciones son un símbolo de estatus. Es muy importante el contacto cálido con los demás pero con un descendente Tauro cuesta manifestarlo con naturalidad. El confort es algo muy atractivo aunque raras veces nos lo permitimos.

Descendente en Géminis

Este descendente detesta las relaciones controladoras. Se requiere de un compañero creativo, libre, seductor y vivaz. La otra cara de la moneda es que no se puede evitar ser posesivo con la pareja, ¡o se tienen varias a la vez! Otra paradoja es que se odia la falsedad pero es bastante común que con un descendente Géminis, se recurran a las mentiras.

Descendente en Cáncer

Con un descendente en Cáncer buscamos una pareja confiable, sensible y hogareña. La parte oculta del carácter es la falta de comprensión hacia la inestabilidad. Los asociados suelen ser “maternales” porque existe una permanente necesidad de recibir guía y consejo de alguien a quien creamos superior. El mayor temor de un descendente cáncer es mostrar su propia autoridad y fuerza.

Descendente en Leo

El descendente Leo busca la compañía de la gente original, dinámica. No se tolera la gente convencional demasiado bien. A pesar de ello, las personas que se exceden demasiado en protagonismo resultan molestas, pues no se termina de asimilar que también nosotros merecemos destacar de vez en cuando.

Descendente en Virgo

Para un individuo con descendente en Virgo, la pareja ideal será alguien ordenado, detallista, prudente y perseverante. Valoramos la humildad y la compasión, pero existe la tendencia a la crítica destructiva. Se admira la capacidad del detalle porque con un descendente Virgo hay grandes dificultades para centrarnos en las tareas cotidianas.

Descendente en Libra

El máximo valor de un descendente Libra es la diplomacia y el saber estar. Prefieren al compañero que demuestre don de gentes por encima de cualquier otra cualidad. Lo malo es que fácilmente nos hartamos de estar siempre rodeados de gente, o se echa en falta que la pareja quiera pasar más ratos a solas, ya que la presencia de amigos en las citas será bastante frecuente.

Descendente en Escorpio

Las emociones son demasiado intensas o nos saturan con facilidad, pero tendemos a buscar personas con estas características escorpianas. Este descendente en Escorpio posibilita un gran aprendizaje a través de la pareja y asociados pero el trabajo personal debe ser constante y a veces se vuelve agotador.

Descendente en Sagitario

Esta posición señala la necesidad de una relación donde se respete el espacio personal y la libertad. Existe cierto componente infantil en la manifestación del carácter, sin embargo, al asumir las diferencias con madurez, se mantiene el equilibrio. Las verdades personales se toman demasiado a pecho y no estamos dispuestos a dar nuestro brazo a torcer ante una discusión, pero luego queremos que los demás acepten sin rechistar nuestra palabra, ¡algo muy Sagitario!

Descendente en Capricornio

Se valora enormemente el sentido de la responsabilidad, el sacrificio y el poder en la pareja. Esta tiende a ser mayor cuando aparece el descendente en Capricornio. Sin embargo, esa autoridad que tanto deseamos en una pareja, se vuelve en nuestra contra, pues todos necesitamos libertad y espacio para desarrollarnos. El descendente Capricornio es de los más difíciles de sobrellevar.

Descendente en Acuario

Existe la necesidad de relacionarnos con alguien aventurero, curioso, alegre e inteligente. La falta de flexibilidad y el rechazo al compromiso son el mayor obstáculo del descendente en Acuario. Sin embargo, la misma intransigencia que se critica en es la que aplicamos al categorizar rápidamente a los demás.

Descendente en Piscis

La tendencia a idealizar al compañero o compañera es demasiado fuerte. Se sobreestiman a las personas soñadoras y que parecen estar en otro mundo, siendo que después resulta una característica molesta en la convivencia de pareja, por la falta de pragmatismo en el día a día. Hay que vigilar el miedo al fracaso, que aparece de forma irracional en la vida de las personas con descendente en Piscis.