Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Qué son los planetas retrógrados y cómo te afectan

Horóscopo Mágico te descubre el significado astrológico y efectos de cada planeta cuando retrograda.
Esto es lo que sucede cuando un planeta parece avanzar en el sentido opuesto a su órbita | Horóscopo Mágico

 

Estamos acostumbrados a leer en las predicciones del horóscopo frases del estilo “según los astros”, “según la posición de tu planeta”, “hoy tu planeta está en órbita con…”. Y de buen seguro habrás leído más de una vez que tal o cual planeta están en tránsito retrógrado: En contra de que algunos piensan, lejos de representar un hándicap, se trata de una oportunidad para mejorar. Horóscopo Mágico te descubre qué son los planetas retrógrados y cómo te afectan.

¿Qué son los planetas retrógrados?

En astrología los rasgos de la personalidad y los acontecimientos vitales están determinados por los planetas. Éstos están en continuo movimiento y según sus propiedades y su posición nos envían energías de uno u otro signo que marcan nuestro acontecer diario. 

Sin embargo, algunas veces se observa desde la Tierra que algunos planetas parecen detenerse y empiezan a retroceder. Desde que los seres humanos descubrimos que la Tierra gira alrededor del Sol y no a la inversa, la explicación es mucho más sencilla: ¡Se trata de un efecto óptico! Una cuestión de perspectiva…

Un planeta no puede moverse hacia atrás, pero cuando los movimientos orbitales se dinamizan algunos planetas avanzan más rápidos que los otros y este cambio de ritmo altera las posiciones. Un ejemplo práctico: Si Mercurio se encuentra en órbita con Venus quiere decir que el planeta regente de Géminis y Virgo, con todas sus propiedades, está directo con el planeta regente de Tauro, con todas sus cualidades.

Pero si, pongamos por el caso,  Venus avanza más rápido que Mercurio desde la Tierra creará el efecto de que éste entra en “retrógado”, es decir, en aparente desplazamiento hacia atrás de su órbita, y entonces se pondrá en el signo anterior según vaya avanzando: se moverá hacia Aries.

Cómo afecta cuando un planeta retrograda

El efecto que un determinado planeta y sus energías tienen sobre nosotros depende de su posición y de su movimiento. Un planeta estacionario es aquél que, desde nuestra perspectiva terrestre, parece haberse quedado quieto durante un lapso determinado de tiempo, cuando en realidad está haciendo el cambio de moverse de forma directa a retrógrada o de movimiento retrógrado a directo.

Cuando un planeta estacionario se mueve de directo a retrógrado está emitiendo su energía de una forma lenta y aletargada, e influenciará al sujeto y sus cambios de una forma introspectiva. A la inversa, cuando un planeta estacionario se mueve de retrógrado a directo, el sujeto vive de forma radical los cambios y las experiencias impulsadas por la energía de ese astro.

Por lo tanto, cuando un planeta está en retrógrado está dificultando la percepción de las experiencias vinculadas a la influencia de este planeta en cada horóscopo. Así por ejemplo, un planeta que rija el amor y esté influenciando el nacimiento de una relación sentimental en nuestro signo, al entrar en retrógrado esta nueva experiencia se verá dificultada debido a que las percepciones de la situación se ven alteradas, obligándonos a esforzarnos más para alcanzar el cambio debido a este motivo. Es decir, todo resulta menos directo debido a que aparecen factores externos que dificultan el entendimiento de las circunstancias.

Durante mucho tiempo se ha creído que un planeta retrógrado aportaba en cada caso un fracaso y efectos negativos en un signo determinado. Ahora sabemos que se trata en realidad de retos que nos ayudan a evolucionar y a mejorar nuestra personalidad. Las dificultades aparecen como oportunidad de crecimiento.

Efectos de los 8 planetas retrógrados y su significado astrológico

Cada planeta tiene un significado concreto y emite energías que afectan a campos muy diversos de la personalidad: el amor, la renovación, la espiritualidad, la inteligencia, la armonía, etc. La posición retrógrada de cada planeta nos afecta de un modo distinto y particular. Según sus cualidades, nos abre un abismo de mejora y evolución en este campo. Veamos cómo es cada planeta retrógrado y cómo se comporta:

Mercurio retrógrado

El planeta Mercurio es el encargado de regir la actividad mental y el pensamiento lógico, por lo cual cuando se encuentra en retroceso la racionalidad pierde fuerza y se convierte en relatividad y subjetividad.

Durante los 22 días en que vemos a Mercurio retrógrado, cualquier toma de decisiones puede hacerse de forma irreflexiva con resultados nefastos y se recomienda no firmar contratos importantes ni realizar inversiones arriesgadas. Pero es un excelente período para reflexionar, revisar y reorientar proyectos y decisiones.

Venus retrógrado

El planeta de la creatividad, la armonía y el equilibrio retrograda durante 42 días cada año y medio, tiempo en el cual es recomendable revisar cuestiones no resueltas o postergadas en las relaciones personales y sentimentales.

Cuando Venus entra en retrógrado se aprovechan las lecciones de un pasado remoto para, en un ejercicio de introspección, revisar la situación presente e iniciar un proceso de mejora y evolución. Resulta ideal para llevar a cabo terapias de pareja, para curar heridas no cicatrizadas o reconciliarse.

Marte retrógrado

Cuando Marte se muestra como planeta retrógrado, lo cual puede durar hasta 2 meses y medio, se produce una batalla entre Sol y Marte. Como representante de la iniciativa y energía que se emplea en las acciones, cuando entra en órbita inversa se produce desorientación y pérdida de la fuerza vital.

La energía se vuelve regresiva y entra en el campo del inconsciente, produciendo una sensación de desamparo y desorientación. Pero es un período excelente para iniciar un fortalecimiento de la seguridad personal y el crecimiento interno, pues de forma progresiva nos ayuda a detectar las debilidades propias y proyectar las fortalezas ajenas.

Júpiter retrógrado

El astro regente de lo espiritual, las creencias religiosas y la filosofía está en posición retrógrada durante 3 meses y medio. Durante este período el sujeto se ve inmerso en un combate contra sus propias convicciones, al final del cual saldrá reforzado en sus creencias o catapultado hacia un proceso de renovación y cambio.

En el proceso de Júpiter retrógrado nos sentimos profundamente angustiados, pues todo nuestro sistema de valores se pone en cuestión y tiemblan los cimientos de nuestras creencias. Pero al final y gracias a un trabajo interno laborioso, podemos convertir esta ansiedad en seguridad, refuerzo de la fe y aumento de nuestra capacidad de influencia.

Saturno retrógrado

Saturno, como representante de la responsabilidad, la fuerza de voluntad y la constancia, cuando entra en fase retrógrada inyecta en el signo influenciado un espíritu revisionista y de recapacitación. Se trata de un período para aprender las lecciones recibidas durante la fase de alineación directa precedente.

En estos cuatro meses y medio que dura el efecto de planeta retrógrado, la persona aísla sus miedos y los supera desde el análisis de lo aprendido, evolucionando paulatinamente hacia una mejora de las habilidades y la personalidad. En esta fase se produce en paralelo un proceso de maduración individual y de expresión del yo creativo.

Urano retrógrado

El planeta de la inspiración creadora, la originalidad y la revolución, la libertad, la independencia y la rebeldía, está en posición retrógrada unos cinco meses, durante los cuales el nativo del signo afectado experimenta una voluntad de desarrollo individual que demuestre su genialidad, o bien de integrarse en ideales colectivos.

En esta fase el sujeto se vuelve frío y racional al sentir que los sentimientos y las emociones lo ahogan, y en el punto culminante de planeta retrógrado puede sentirse atrapado en la toma de decisiones, ubicado en una encrucijada con mil caminos alternativos.

Neptuno retrógrado

El astro de la compasión y el amor universal se convierte en planeta retrógrado durante más de cinco meses, en los cuales se potencia de una forma extrema la necesidad de reconocer sus potencialidades y ponerlas al servicio de los demás.

Sin embargo, en el punto culminante del planeta retrógrado, la persona empieza a sentir de forma angustiante que ha sacrificado sus ambiciones personales por la entrega a los demás. Empieza entonces una lucha por esclarecer si merece la pena el sacrificio personal y si debe seguir adelante con el altruismo. Es también una etapa de búsqueda de lo espiritual y expresión de lo creativo.

Plutón retrógrado

El astro de la muerte, lo oculto, la líbido y el control emocional exige durante algo más de cinco meses que el individuo se someta a la muerte y la renovación espiritual en los diferentes ámbitos de la casa que esté en oposición. Durante este período, el sujeto va experimentando la salida a la superficie de sentimientos hasta el momento ocultos.

Cuando Plutón se encuentra en posición de planeta retrógado los deseos personales entran en aparente contradicción con lo convencional y lo correcto, y éste se ve inmerso en una angustiosa lucha personal en la más absoluta soledad. Como parte positiva, al final del proceso se resuelve culminando con una satisfacción personal y una evolución positiva.