Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Revolución solar y revolución lunar: Descubriendo estos recursos astrológicos

La revolución solar es un método predictivo que define cómo será un año según la posición del sol
La revolución solar nos permite conocer cómo será nuestro año según la posición del sol | Horóscopo Mágico

 

Después de pasar muchos años en el olvido, la técnica astrológica de las revoluciones solares fue desempolvada y puesta al servicio de un nuevo conocimiento astral por el astrólogo francés Alexandre Volguine. Corría el año 1938, y su libro "Técnica de las revoluciones solares" enriqueció los recursos para abordar las predicciones astrológicas en un año natural.

Aunque pueda parecer algo complejo, trataremos aquí de descubrir qué es la revolución solar, y su contrapartida en la revolución lunar. También descubriremos cómo podemos hacer un uso personal de la revolución solar, y qué son las sinastrías. 

¿Qué es la revolución solar?

El astrólogo que actualizó y puso de moda las revoluciones solares, Alexandre Volguine, otrogaba un lugar central a este recurso porque, según él, se trata de una de las técnicas predictivas más antiguas y que acumula una mayor certeza científica: "Pertenece al número de las nociones fundamentales más seguras de nuestra ciencia, las más antiguas y las más evidentes".

La revolución solar consiste, simple y llanamente, en analizar la posición del sol respecto los planetas para predecir cómo será un año. La importancia de este método reside en descubrir el momento exacto en el que el sol, que tiene un movimiento circular, regresará a la posición que ocupaba en el momento del nacimiento.

Para abordar el dominio misterioso de la revolución solar es necesario calcular la posición del sol, el astro rey, como establece el propio Volguine: la interpretación de las revoluciones solares deben siempre comenzar por el análisis de las relaciones entre las dos domificaciones, la Casa Natal y la Casa Anual, ya que la práctica juega un gran rol en este sistema.

Por esto, si el ascendente de la revolución anual está en oposición con el ascendente radical (natal), el año será más o menos malo. Si los dos ascendentes están en buen aspecto uno con el otro, se pronostica un año feliz y abundante. Pero veamos, de forma práctica, cómo afecta la posición del sol en cada casa, para ver de forma práctica como funciona el método de la revolución solar.

1. El sol en la Casa I

Cuando el sol se encuentra en la Casa I durante el año de la revolución solar, las cosas fluirán muy bien para la persona en cuestión. Esta situación advierte un año de optimismo, vitalidad, vigor físico, buen estado de ánimo y abundancia en el trabajo. Pero a diferencia de la Casa X, en la Casa I esto tiene que ir acompañado de mucho esfuerzo y trabajo constante.

2. El sol en la Casa II

En este caso, el astro rey se encuentra en la casa del dinero y esto es una muy buena señal, porque es sinónimo de abundancia y prosperidad. Anuncia, pues, un año con trabajo estable, posible aumento de sueldo, ascensos, y es muy propicio para inversiones arriesgadas, negocios y comercio en general. 

3. El sol en la Casa III

Cuando el sol se encuentra en la Casa III se potencia mucho la comunicación, se abre un período muy ameno para la relación con las otras personas. Además, se potencia la relación entre los hermanos. También es un período en el que la mente se clarifica y se potencian las habilidades intelectuales, lo cual nos alenta para retomar los estudios o intensificarlos. 

4. El sol en la Casa IV

Es el momento de retirarnos al hogar, decorar la casa, reforzar los vínculos con el núcleo familiar, pero también puede anunciar un cambio de casa o la venta de una propiedad. Es el momento ideal para realizar operaciones con bienes y propiedades, consolidar una localización o bien dar el paso del cambio. Por otro lado, es la consolidación de los lazos afectivos con los padres.

5. El sol en la Casa V

El ascendente en la Casa V es el signo de las fiestas, el placer, las relaciones. Es un año para conocer personas, con la posibilidad de que se abran nuevas puertas hacia la pasión y el amor. Además se potencia la fertilidad y la procreación. Los que tengas hijos pueden ver como se refuerzan los vínculos con los descendientes. La relación con los niños se potencia mucho.

6. El sol en la Casa VI

Cuando el sol se ubica en la casa VI suele ser una mala señal para nuestro estado de salud, con un empeoramiento que puede traernos problemas, y suele ser advertencia de accidentes domésticos. Sin embargo puede ser también una puerta hacia la consecución de una plaza o empleo muy deseados, y el inicio de una fatigosa pero exitosa carrera hacia la prosperidad.

7. El sol en la Casa VII

Cuando el sol está en la Casa VII se encuentra en el dominio de la pareja y los socios, así que es un buen momento para asociarse e iniciar un proyecto colectivo. También es una señal muy importante para que las parejas refuercen su posición y den algunos pasos muy importantes, como ir a vivir juntos, o casarse, o ampliar la familia. Momento muy bueno para los juicios y las cuestiones legales.

8. El sol en la Casa VIII

Cuando el sol se halla en la Casa VIII el individuo de siente impulsado hacia el cambio, tanto del físico como de las creencias y los valores personales. En ese punto todo parece moverse bajo nuestros pies, entramos en un momento de introspección, podemos volvernos irascibles, agresivos, huraños, y avanzamos hacia una renovación que puede derivar en la exploración de los esotérico y lo misterioso.

9. El sol en la Casa IX

El ascendente en la Casa IX anuncia el inicio de viajes, exploraciones, caminos y travesías. Además la persona se vuelve más filosófica, empieza a vivir sujeta a las necesidades de su espíritu más que a las necesidades carnales. También es un activador de los estudios superiores: durante este año el sujeto estará en plena predisposición para absorber conocimientos y sabiduría.

10. El sol en la Casa X

Es el sol en la casa del trabajo y la economía, lo cual indicia que todo nos irá de cara en los temas laborales. Si tenemos un trabajo podremos tener éxito, si jugamos al azar tendremos la suerte de nuestro lado, si estamos en una situación precaria o desempleados encontraremos trabajo y podremos salir de esas dificultades. Los que están enfermos se recuperan con facilidad.

11. El sol en la Casa XI

El sol se encuentra en la casa de los protectores y los maestros, también de la amistad, así que es muy probable que un amigo nos encuentre trabajo, o que un jefe nos ayude, o que un maestro nos guíe por el buen camino. Es un año muy propicio para el trabajo en grupo y la coordinación armónica con los jefes. Incluso podemos asumir una posición de liderazgo sobre un grupo o asociación. 

12. El sol en la Casa XII

Un mal año por lo que respecta al trabajo, pues las cosas no suelen salir como nosotros queremos. En cambio, es una época muy oportuna para afrontar una operación, porque los ritmos de recuperación son muy rápidos. Sin embargo entramos en una fase depresiva y pesimista, sentimos que nadie nos quiere y tenemos pocas ganas de trabajar, socializarnos, etc.

Uso personal de la revolución solar

Para analizar cómo será un período cerrado en cada caso personal, existen unas reglas básicas que permiten seguir el sistema de la revolución solar. Te las esquematizamos en 10 pasos:

  • Comprobamos la superposición de la casa anual con la casa natal
  • Ver qué casa está ocupada por el sol: deseos y expectativas.
  • Observar la mayoría de los planetas por signo y casa: lugar donde nos movilizaremos.
  • Analizar la situación global, con las ascendencias y regencias.
  • Determinar la posición de los hemisferios Norte-Sur, Objetivo-Subjetivo
  • Comprobar la repetición de aspectos natales para su mejora y aprovechamiento
  • Analizar y predecir nuevos aspectos
  • Los tránsitos en el sistema solar nos aportan información complementario
  • De una forma mucho más compleja se puede estudiar la interjección de signos y planetas
  • También hay que estudiar la retrogradación de los planetas para tener en cuenta los impedimentos, los retrasos, los obstáculos...

Una vez hecho todo esto, podemos saber con mucha precisión qué expectativas y qué dificultades nos encontraremos en un año natural. Cuando el sol ha llegado a la posición natal empieza la revolución solar de una persona y es el momento para analizar todo este tipo de conjeturas.

Sinastría: compatibilidad de cartas

Otro recurso astrológico tan antiguo como eficaz es el de la sinastría, que implica la puesta en común de dos cartas astrales para comprobar el grado de compatibilidad de dos signos o personas. Su principal uso se destina al campo del amor: se suele usar la sinastría para comprobar el grado de compatibilidad de una pareja, sus potencialidades y sus obstáculos. 

La forma más práctica de realizar una sinastría es poner dos cartas astrales una al lado de la otra y contrastar las particularidades de la posición de los planetas, y su posición respecto las casas de las otras personas. Según la posición entre las casas, en tanto sea de cuadratura (oposición) o alineación, puede signifcar más compatibilidad o menos afinidad.

De nuevo, en las sinastrías la posición del sol es fundamental, porque indica cómo la persona solar afecta a su pareja. Los aspectos armoniosos permiten al sol actuar de fuerza estimulante en la otra persona, mientras que la oposición anuncia un bloqueo de esta misma capacidad y suele ser el aviso de relaciones conflictivas.

Las cartas astrales se pueden comparar para establecer sinastrías | Horóscopo Mágico

 

Revolución lunar

Aunque algunos astrólogos nunca tuvieron en consideración la posición de la luna, el propio Volguine destacó la relevancia que ésta tiene, sobre todo en función de la posición que ocupaba a la hora de nuestro nacimiento. Por eso con el desarrollo moderno de la revolución solar, se ha ido estudiando también el concepto de la revolución lunar, que tiene la misma función y sigue el mismo método.

Sin embargo, los ciclos de la luna son mucho más cortos, pues vuelve a su posición inicial en unos 28 o 29 días, y así tenemos unos 13 ciclos lunares en el período de un año. Además, las 13 revoluciones lunares anuales están más encaminadas al tema de los sentimientos y los temas cotidianos.

Así, la energía emocional dependerá de la Casa concreta en la que se encuentre la luna, pero a diferencia de la revolución social, estas consecuencias tienen un corto impacto. No se deben extraer grandes conclusiones de todo ello, pero puede ser muy orientativo y crucial para determinados signos en determinadas ocasiones.

Por ejemplo, si Plutón se encuentra en conjunto con la luna se anuncia un período de sufrimiento seguido de una transformación importante; cuando se encuentra en conjunción con Neptuno aumenta la percepción vital de la existencia, potenciándose emociones como la euforia y la ilusión; cuando se trata de Saturno, las consecuencias son negativas, prediciendo problemas físicos o accidentes; o si está en relación con Urano, por ejemplo, entramos en una fase de mutaciones notables.