Libra: Descubre cuáles son las mejores posturas del Kamasutra para ti | Horóscopo Mágico

 

Con Libra nos encontramos ante uno de los signos sin duda más explosivos del zodiaco, sexualmente hablando. Sin embargo, no exageramos al decir que tenemos delante a la cara opuesta de Aries. Si la sexualidad del fogoso ariano se expresa con salvajismo e instinto animal, Libra procesa su promiscuidad a través de la emoción y el Amor. Para ver qué posturas del Kamasutra le satisfacen más, veamos qué particularidades les hacen especial en la cama.

¿Cómo es Libra en la cama? 

Ardiente, fogosa, atrevida, sensual, caliente... Explosiva. Esta es la definición de un signo para el cual el sexo forma parte de la vida y está intrínseco en su esencia. Pero cuidado, a diferencia de otros signos que lo viven de una forma pasional, el nativo de este signo de aire sólo entiende la necesidad del sexo como el complemento instintivo del Amor. Por lo tanto, si lo que buscas es una noche loca en un lugar desangelado con un sexo salvaje, olvídate de Libra. 

Un aspecto interesante en la sexualidad de Libra es la creatividad. Por eso el sexo con ellos nunca es aburrido, sino al contrario, un cúmulo de experiencias imaginativas para dar rienda suelta a la innovación. El freno a su creatividad es la desconfianza, un handicap que le convierte en un signo muy difícil de seducir. La clave está en darle confianza y abrir su alma, y para eso lo más importante es cuidar todos los detalles: el olor, el aspecto físico, el lugar...

Todo eso son aspectos que Libra atenderá a la hora de dar el paso y soltarse. Una vez que lo haya hecho, la diversión está asegurada y entrará en el morboso terreno de la exploración.

Otro factor a tener en cuenta es su racionalidad y su desarrollado sentido de la comunicación. Filtrará todas sus experiencias por la exigencia del intelecto, de modo que difícilmente podremos sorprender a Libra en los baños de una discoteca. Le va más una conversación interesante junto a una taza de té o café con olor de incienso, profundizando en la mente de su amante antes de profundizar en el aspecto más carnal.

Libra puede congeniar muy bien con los otros signos de aire, Acuario y Géminis, y con Virgo por su creatividad, necesidad de confianza y atención a los pequeños detalles. Aries encenderá a Libra como nadie.

 

Las tres posturas del Kamasutra en la cama para Libra

Teniendo en cuenta todas estas características, veamos qué posturas del Kamasutra son las más adecuadas para los nativos de este signo, tan pasionales y románticos.

1. El loto invertido

Hete aquí la Libra más imaginativa y creativa, la verdader y pasional Libra que, una vez conseguido el clima de confianza y una atmosfera pulcra y romántica, se desvive por su amante y le ofrece un torrente de ardor mezclado con creatividad.

En la mitología griega se cuenta que cuando los guerreros de Ulises probaron la frutra prohibida del loto entraron en un estado letárgico tal que nunca jamás regresaron. La mujer libra expone su flor de loto a su amante en una posición acrobática pero sincera y directa: ella se tumba de espaldas y levanta las piernas flexionándolas hasta que su espalda forma una curva. El hombre tiene que penetrarla incorporándose encima de ella, con lo que se consigue una penetración muy profunda.

De alguna forma, la posición recogida que adopta el cuerpo de Libra es una invitación del amante a quedar atrapado en sus encantos, y una oferta a disfrutar de su cuerpo al libre albedrío. Ambos están frente a frente, de modo que se miran cara a cara expresándose su deseo, su amor, su excitación. 

Libra se siente, en esta posición, como el objeto del deseo, tal y como a ella le gusta sentirse: sensual e irresistible.

2. La lengua de gato

Una de las posiciones clásicas del sexo oral para que la mujer disfrute. Aunque, no por clásica, es menos excitante, y es una muy buena manera de obtener la confianza de Libra, y un punto de excitación máxima para que se entregue en cuerpo y alma.

La mujer se sienta, preferiblemente, en el borde de la cama, y levanta las piernas de modo que queden apoyadas en los hombros de su chico. Este, de rodillas, tiene la vagina de su amante expuesta por completo y siente una senación de libertad e inmensidad que le llevan a realizar un trabajo detenido y acurado.

La clave de esta posición, que en sí misma no tiene mucho secreto, es que Libra se vaya excitando viendo a su amante en acción. Este debe jugar con la lengua y con los dedos, de modo que ella pase de la seguridad y la confianza al desenfreno de la excitación. 

¡Cuidado! Libra es un signo muy generoso en el sexo, así que seguramente después de haber trabajado bien esta posición ella no querrá quedarse de brazos cruzados. Un 69 será una buena forma de continuar con los juegos preliminares.

3. El joyero

Esta posición se llama así porque la joya del acto de intimidad, los genitales de ambos en penetración, quedan protegidos por una caja, el joyero. Cuando Libra haya disfrutado de su creatividad y quiera dar paso al romanticismo y la comunicación, esta será una buena posición para romper el hielo.

Ambos se tumbarán de lado uno enfrente del otro, mirándose cara a cara. Pegarán sus cuerpos y estirarán la pierna de abajo, mientras que flexionarán la pierna de arriba poniéndola encima de la cadera del otro. Así la joya de la penetración queda protegida por sus piernas.

Es una posición muy excitante porque implica una complicidad extrema entre los dos amantes, que se están ofreciendo protección mutua a la vez que disfrutan de la penetración. Pueden abrazarse acariciando la espalda o la cabeza mientras se miran y se besan, conscientes más que nunca de que se están dando el uno al otro conviriéndose en un solo cuerpo.