Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Las tres posturas del Kamasutra en la cama si eres Sagitario

Cómo es Sagitario en el sexo y en qué posturas se siente más cómodo
Descubre las mejores posturas del Kamasutra para los Sagitario | Horóscopo Mágico

 

Encontrarse con un Sagitario en la cama es toda una fortuna si lo que queremos es diversión. Estamos ante un signo de fuego que además de un alto voltaje sexual combina con mucho ingenio su parte animal con la búsqueda apasionada de lo espiritual. Este dualismo lo convierte en un signo interesante y enigmático al cual, si se lo conoce bien, se le puede sacar mucho jugo. Veamos cuáles son sus puntos débiles en el sexo, y cuáles son las mejores posturas del Kamasutra para Sagitario.

¿Cómo es Sagitario en la cama?

El singo de Sagitario está determinado por su regente y por su representación, y a partir de estos dos elementos podemos comprender mejor como se comportan en la cama.

Sagitario está regido por el planeta Júpiter, que toma su nombre del Dios del Olimpo en la mitología romana muy conocido por su desaforado apetito sexual. Júpiter acechaba todo aquello que se movía (diosas, aristócratas, plebeyas, ninfas, hombres) con el simple objetivo de experimentar el placer. Así que aquí tenemos el primer rasgo de Sagitario: su desarrollado sentido del placer. Para Sagitario, el sexo es una parte muy importante de la vida, y lo quiere experimentar en su plenitud. Muy influenciado por su personalidad, procesará el placer a través de la diversión, la aventura y la travesura.

Por otro lado, sin embargo, hay que contradecir la idea de que, como sucede en otros signos de fuego, Sagitario solo atiende al placer carnal. Su representación le convierte en un signo dual: la fugura del centauro, mitad hombre mitad caballo. Mientras que la parte baja está representada por la potencia sexual y el instinto animal, la parte superior la gobierna el tronco humano que dispara su arco a la conquista del mundo espiritual. Por lo tanto, a la vez que disfrutan del sexo, los nativos de este signo necesitan alcanzar la plenitud de la relación en su vertiente más abstracta. Una extraña pero muy atrayente combinación de pasión y lujuria con espiritualidad y romanticismo.

Los puntos débiles de Sagitario son las piernas, así que necesitan sentir besos, caricias, masajes y otras sensaciones en la parte baja de su cuerpo como las piernas o los glúteos. Por su capacidad de imaginación e inventiva, su atrevimiento y sus ganas de divertirse, Sagitario congenia de maravilla con Géminis, Piscis y Leo.

 

 

Las mejores posturas del Kamasutra si eres Sagitario

Veamos qué actividades sexuales se adecúan más a las particularidades de este signo tan fogoso y versátil, cuáles podrían ser las mejores posturas del Kamasutra para el centauro-arquero:

1. Ascensión a la lujuria

Cuando quieras potenciar tu lado más humano, más afectuoso, más espiritual, entonces debes apostar por este tipo de posturas que te ofrecen un contacto visual directo con tu amante y una penetración placentera sin necesidad de ser salvaje. 

Para realizar la postura de la "Ascensión a la lujuria", el hombre tiene que estar de pie (a Sagitario le gustan las posturas que escapan del convencionalismo de la cama) mientras la mujer, enfrente, está en suspensión en las manos de él y se agarra a su cuello. Él tiene el dominio de los movimientos, y todo recae en la fuerza de sus piernas, bien ancladas al suelo. La penetración será tan profunda como él quiera, y tan rápida como él pueda o la fuerza de sus brazos le permitan. 

Sin embargo, no se trata de una posición pensada para el sexo salvaje. Se trata más bien de que, utilizando una posición poco convencional, ambos amantes mantengan una conexión humana y pasional, pues los brazos de ella están enlazadas en él de forma muy romántica, y ambos se miran y se excitan al unísono. Por otra parte, es una metáfora de la ascensión de Sagitario hasta lo espiritual, en este caso la ascensión de su pareja hacia el clímax.

2. El sátiro

Si en cambio necesitas dar rienda suelta a tu parte animal, esta es tu postura ideal: "El sátiro". Su ejecución es complicada y requiere la fuerza del hombre. Su comodidad, más bien limitada. Pero es ideal para desatar los instintos más primarios

En un arrebato instintivo el hombre levanta a la mujer por las piernas de espaldas él, de modo que quedan sin contacto visual mirando ambios hacia la misma dirección. La mujer está en suspensión y el hombre la baja hasta su pene para realizar la penetración. El acto sexual se desarrolla en un espacio muy corto de tiempo, con un ritmo frenético mientras no hay más contacto entre ambos amantes que el de la penetración rápida y profunda. 

Si eres una mujer Sagitario, la mejor postura para ti es la siguiente. Los dos de pie, uno enfrente del otro, levanta tu pierna hasta colocarla en su hombro. Él flexionará las piernas hasta encontrar el punto ideal para penetrarte. Se trata de posiciones muy acrobáticas que requieren la tensión de los músculos pero, ya sabes Sagitario, sin diversión e imaginación no hay placer.

3. El 69 en la silla

Como es fácilmente adivinable, para ti el sexo ni empieza ni acaba en la penetración. Todas las partes del cuerpo y todo lo que se pueda hacer con ellas forman parte del placer y la diversión. Así que el sexo oral es uno de tus fuertes.

Aunque creamos que en el sexo oral ya está todo inventado o que no permite muchas variaciones, es justo lo contrario. Cuando se trata de darnos placer con la boca, podemos probar mil y una acrobacias que hagan la situación más picante y excitante. Así, por ejemplo, resulta muy excitante para un Sagitario como tú realizar el sexo oral con antifaz, o atado a la cama. Eso despierta tu lado más fantasioso.

Cuando se trata de posiciones, puedes dar rienda suelta a una de las más divertidas, el 69, que permite que los dos disfrutéis al mismo tiempo a la vez que facilita el placer de la exploración. Una variante muy interesante es que la mujer apoye los pies en una silla y quede suspendida del revés; el hombre la sostiene mientras queda incorporado por encima de su cuerpo, y ambos pueden realizar sexo oral mientras los músculos se tensan