Las mejores posturas del Kamasutra si eres Virgo | Horóscopo Mágico

 

Aunque su nombre nos pueda llegar a equívocos, Virgo no tiene nada de virginal. Estamos ante seres de una enorme atracción por su sensualidad, conocidos sobradamente por un potente atractivo. Puesto que el sexo es un reflejo instintivo de la personalidad, en la cama son perfeccionistas y exigentes, aunque a veces les cuesta darse por completo a su amante. Veamos qué particularidades les hacen especiales, y cuáles son las mejores posturas del Kamasutra para Virgo.

¿Cómo es Virgo en la cama?

Puede ser que te haya sucedido al encontrarte con un Virgo en la cama: la primera experiencia es decepcionante. Su frialdad, sin embargo, no tiene nada que ver ni con la innocencia ni con la inexperiencia. Al contrario: Nos encontramos ante un signo con un talento increíble para dar placer que puede hacernos pasar los mejores momentos en la cama. Sin embargo, cuando no disponen de la confianza necesaria, su líbido cae y entran en el terreno de lo mediocre.

Para despertar el apetito y el furor de un Virgo, por lo tanto, hay que darle seguridad. Y la clave está en analizar cuáles son sus necesidades y no dejarse ni un solo detalle. Sobre todo, tener en cuenta que Virgo da mucha importancia al orden y al aspecto físico, por lo tanto dar la mejor imagen de uno mismo.

Cuando hayamos conseguido llevar a Virgo a la cama y darle el espacio confor para que se suelte, tendremos la oportunidad de gozar de un sexo la mar de placentero. Como habrás podido intuir, los preliminares son una fase esencial en la que Virgo necesita sentir que va ganando confianza, por lo que la comunicación constante es también muy importante. Un secreto: el sexo oral se encuentra dentro de las preferencias de un virguiano.

En la relación puramente sexual, sin embargo, Virgo es un elemento de tierra que, como Tauro o Capricornio, desconfían de las prácticas sexuales extremas. Un punto a favor es que por su meticulosidad y detallismo pueden ser los amantes más competentes y proporcionar enorme placer. En contra, sin embargo, si vas demasiado lejos y les sacas de su zona de confort perderás su confianza y la situación puede acabar de lo más aburrida.

Las tres mejores posiciones del Kamasutra si eres Virgo

Teniendo en cuenta las particularidades de Virgo, vamos a descubrir cuáles son las posiciones del Kamasutra más adecuadas para que llegues al placer.

1. Las viñas enlazadas

Como posición de contacto permanente y seguridad, podrás encontrar en esa pose un espacio de confor para alcanzar el máximo placer a través de la intimidad

En esta posición los dos estáis recostados de lado y cuando se produce la penetración entrelazáis las piernas y os fundís en un abrazo fuerte. A medida que la pasión y la sensación de placer van en aumento, el abrazo es más fuerte y los muslos se aprietan con más intensidad, de modo que vuestros cuerpos van sintiendo la pulsión de la excitación. Es una de las posiciones que permite una mayor conexión, pues además los amantes se pueden ir besando y tocando a su gusto.

Otro factor positivo de esta postura es que los dos tenéis libertad de movimientos y permite ir variando tanto la posición de vuestros genitales (para experimentar diferentes sensaciones) como la posición de vuestros cuerpos. Ten siempre en cuenta las zonas erógenas, que en esta ocasión pueden ser de mucha ayuda. 

 

2. El abrazo del panda

Es una posición algo más innovadora, pero que permite igualmente un enorme caudal de sensaciones y emociones que impedirán que te sientas incómoda. Al contrario, si sabes disfrutar de esta pose poco a poco y con paciencia, puedes llegar a tener sensaciones muy placenteras.

Para hacerla tumbate con tu pareja a lo largo de la cama, uno frente a otro pero del revés, tu cabeza en su pies y sus pies en tu cabeza. La mujer pasa la pierna por encima de la cadera del hombre mientras ese, agarrándose a tu trasero, la penetra y controla los movimientos de penetración. 

Es una posición que puede llegar a ser muy excitante si ambos os dejáis ir. Él puede recorrer las piernas y el trasero de ella con sus manos, poniendo en práctica el erotismo del tacto, mientras ella hace lo propio con el tronco inferior del chico. Llegados a un punto de confianza y seguridad, podéis esimular el ano para llegar al placer máximo.

De vez en cuando, para reconfortaros y excitaros aún más, poder levantar el tronco y continuar la penetración mientras os miráis, tan lejos el uno del otro, y a la vez tan cerca.

3. Al borde de la cama

Si lo que necesitas es seguridad y algo de tranquilidad en los preliminares, pero el 69 no te ofrece contacto visual y la posición tradicional te empieza a aburrir un poco, pruébalo en el borde de la cama.

Si eres quien recibe el placer, el hecho de poder apoyar los pies en el suelo te dará estabilidad y seguridad, lo que conseguirá que te relajes y te dediques solamente a disfrutar de un buen sexo oral. En algunos momentos además puedes incorporarte para observar cómo lo hace, lo cual siempre nos excita un poco más. Luego puedes volver a tumbarte y abandonarte en tus fantasias mientres sientes el placer de su lengua.

Si eres quien da el placer, entonces poco hay que decir Virgo, pues tienes ya una sobrada experiencia en esto. Utiliza todo tu perfeccionismo para no dejarte ni un detalle. Tómate tu tiempo, sin prisas, y no abandones hasta que la otra persona llegue al clímax. Mientras lo haces puedes jugar con tu mirada, o utilizar tus manos para estimular sus muslos, sus testículos, o si buscas algo más romántico y profundo, agarrar sus manos.