La predicción de Cáncer según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

¿Cómo es posible que ya haya que arrancar la última hoja del calendario? El 2018 se ha esfumado delante de tu rostro, y depende de tus circunstancias, lo habrá hecho de manera fugaz, o se habrá convertido en un auténtico calvario.

No te preocupes ya de ese año, Cáncer (aunque quede un último día por disfrutar del mismo) y pon tu alma y tu corazón en gozar de cara a un 2019 en el que te deberías dejar la piel para que todo fuese brillante.

Sobre el futuro de la semana que sirve de nexo entre un año y otro, se prevé un buen tono en pareja, aunque esto no exime para que haya alguna que otra diferencia entre tu persona amada y tú (con la sombra de una seria discusión amenazando desde el umbral de tu casa).

Además, andarás con quejas constantemente en la boca, y esto no es una situación agradable ni para tu pareja ni para nadie, así que intenta controlar las mismas si no quieres que den un paso hacia atrás.

 

 

Dinero

El Horóscopo Mágico te propone un trato. Este 31 de diciembre y 1 de enero, con la excusa de que se celebra el año nuevo, puedes despreocuparte de tu economía.

Relajar un poco las inquietudes que te perturban y disfrutar de estas señaladas fechas.

Sin embargo, una vez llegue el miércoles, día 2, tendrás que ponerte las pilas y mucho para que tus cuentas comiencen un saneamiento importante.

Los riesgos financieros y las inversiones controvertidas descártalas de tu vida, y del mismo modo, desconecta ese altavoz que te invita a salir a la calle a quemar tus ahorros.

Salud

Ten una cosa clara: tan bien como te portes la noche del 31 así de buena será tu salud durante los días venideros.

Porque en el cielo de Cáncer se ve un buen tónico, nada grave relacionado con tu bienestar (al menos con relevancia) para la esta primera semana del año.

Sin embargo, si te pasas con las copas y acabas con el estómago del revés no le vayas pedir cuentas a tu planeta regente, la Luna, ni tampoco a ningún otro, porque no harán un milagro para quitarte el malestar.

Si vas a hacer propósitos por el año nuevo, que sean más o menos fáciles de alcanzar, y deja de jurarte que nunca más harás ciertas cosas y que desterrarás hábitos nocivos si realmente sabes que serás reicindente, antes o después.