La predicción semanal para Capricornio según los astros | HOROSCOPOMAGICO.COM

 

Amor

El deseo que sientes se te escapa por los ojos y sabes que buena parte de eso que imaginas no está más que en tu cabeza. Es que lo nuevo tiene ese aroma especial que tanto te atrae.

Al mismo tiempo sientes una cierta tensión. Es el encuentro entre lo nuevo y lo viejo, Capricornio. No sabes si mirar hacia atrás o si es mejor para ti caminar sin dar vuelta la cabeza, con la vista fija en el horizonte.

Los nativos de tu signo suelen tener dificultad en soltar sus estructuras por ello lo novedoso se siente algo difícil de asimilar. Pero no sientas temor. Todos los planetas están dispuestos para que puedas dar la despedida a temas que son obsoletos en tu vida y eso incluye a ciertas relaciones. Para bien o para mal ya has vivido suficiente y debes aprender a encaminarte a lo nuevo sin dudas ni prejuicios.

 

 

Dinero

Los primeros días de esta semana no muestran en el cielo más que configuraciones planetarias que atraen pérdidas y situaciones funestas.

Las distracciones podrían ser muy tentadoras y hacerte perder el foco de tus intereses.

 Los problemas podrían replicarse y persistir y hacer que tengas ganas de huir. Si puedes,  intenta huir de discusiones y altercados. Los ánimos no están para reacciones impulsivas.

Cuidar tu espacio de trabajo es primordial en estos momentos. En lo que resta de la semana tendrás que planear las mejoras necesarias para avanzar en tu vida profesional. Te sentirás mucho mejor en cuanto comiences las planificaciones y proyecciones respecto del futuro.

Si focalizas toda tu energía mental y tu esfuerzo podrás construir los cimientos de una economía más sólida para el futuro. Depende de que aproveches los buenos aspectos que Saturno está proyectando en tu signo.

Es muy importante que respetes tus tiempos y tus espacios y evites la invasión y las demandas de personas que nada te aportan. Que cada quién atienda su juego y sus responsabilidades.

Salud

Pasas por una semana en la que pareciera que tu cuerpo te está pidiendo auxilio. No sabrás discriminar los síntomas que sientes. Estás hoy con un dolor de cabeza y mañana con el estómago en llamas. La acidez y la pesadez mucho tienen que ver con la mala digestión que produce un estado de nerviosismo persistente.

No puedes seguir evitando el quedarte en silencio contigo mismo y encontrar lo que motiva tus dudas y tus enojos. Escribe una lista de decepciones o molestias, otra de alegrías y otra de deseos. Puedes de esta forma encontrar algo de claridad.