Cómo curar con las manos: el poder de sanar con la mente | HOROSCOPOMAGICO.COM

 

Desde tiempos remotos ha habido personas con un don especial, que sabían cómo curar con las manos. Personas que tenían el poder de ir más allá que los demás, pues sabían cómo sanar con las manos, cómo curar con la mente.

En el siguiente reportaje vamos a adentrarnos en el mundo de la curación, cómo sanar con las manos, mas no obstante, tiene un fin únicamente ilustrativo. En ningún momento el saber cómo curar con las manos debe sustituir un tratamiento médico, ni nada parecido.

Cómo curar con las manos: introducción

¿Cómo curar con las manos, cómo curar con la mente a través de nuestras extremidades? Esta pregunta tiene una respuesta sencilla. Con poder, entendiendo este como la capacidad de hacer algo. Y es que debemos ser conscientes de que la energía fluye a través de nosotros, y que nos cura mediante la recreación de tejido enfermo o destruido. La energía limpia las impurezas y nutre nuestras células, y si sabemos cómo canalizarla con el poder de sanar con la mente podremos lograr un óptimo bienestar.

Lo primero que debes saber es que las manos tienen una polaridad energética, ya que la derecha y la izquierda son diferentes. Así, la mano izquierda recibe energía energía fría mientras que la mano derecha lleva energía caliente. Así, para infecciones o quemaduras, por ejemplo, la mano izquierda será la que tenga un mayor poder.

También hay que trabajar la luz propia de cada uno: es algo fundamental sobre cómo curar con las manos. Algunas técnicas de visualización, la apertura de chakras o un ritmo de vida cercano a la naturaleza te permiten acelerar esta iluminación y tu propia regeneración.

Hay que tener en cuenta que curar con las manos a veces puede quitarte la energía, ya que se la entregas a otra persona, para favorecer su curación, su bienestar. Así pues, es importante mantenerte conectado con tu propia fuente de energía durante una sesión de sanación con las manos.

Puedes imaginar que hay un inmenso foco de luz sobre ti, y que el mismo desciende a lo largo de tu cuerpo. Que tienes el cielo abierto con el Sol regándote con sus rayos.

Al final de una sesión, cuando sientas que la energía ha fluido, enjuaga tus manos con agua fría, ya que así expulsarás la energía que las absorbido.

Quizá te interese: Mesmerismo: la corriente que promulgó el magnetismo animal

Cómo curar con las manos: el poder de sanar con la mente | HOROSCOPOMAGICO.COM

Cómo sanar con las manos: cuáles son los pasos que hay que seguir

Si quieres saber cómo curar con la mente a alguien a través de tus manos, lo primero que tienes que hacer es respirar profundamente y eliminar de ti todos los pensamientos más oscuros. No te preguntes si funcionará, si es útil, si realmente podrás ayudar a la persona que lo necesita.

Conecta tu mente con tu fuente de energía: imagina, tal y como hemos dicho, un foco de luz sobre ti. Luego frota tus manos sobre tu cabeza.

A continuación, coloca la mano más adecuada (izquierda o derecha) sobre la cabeza de la persona a la que quieres sanar, a unos 20 o 30 centímetros de distancia. Luego deja que descienda lentamente hasta la zona concreta que quieres curar: la espalda, la rodilla, el cuello, ¡cualquier parte podrá recibir la energía!

Cuando sientas que se detiene tu mano en la zona necesitada, déjala y espera unos momentos mientras respiras profundamente. A veces, las manos pueden girar ligeramente en pequeños círculos, y sentirás un cosquilleo en las mismas.

El proceso de sanar con las manos no termina en la zona afectada: tienes que continuar hasta un punto de salida, una extremidad como podría ser una de las manos o uno de los pies.

Esta operación se puede repetir tantas veces como quieras, repitiendo este ritual, que siempre termina estrechando tus propias manos y lavándolas en agua fría a continuación.

Quizá te interese: 4 rituales para mejorar tu salud

Cómo curar con las manos: el poder de sanar con la mente | HOROSCOPOMAGICO.COM

Curar con la mente y las manos: unos últimos apuntes al respecto

Todos tenemos una energía física y espiritual radiante y mucho más rica de lo que pensamos. Esta energía puede despertarse en nosotros durante la meditación, así como en la vida cotidiana. Al final, la energía y la luz son lo mismo, y para mejorar nuestro bienestar mental y físico, podemos construir y aumentar la fuerza, la luz y la sabiduría que hay en nosotros; así, sabremos pues cómo curar con la mente, cómo curar con las manos.

Las técnicas de curar con las manos son populares en movimientos como el reiki o el magnetismo. Corrientes, en definitiva, que usan las energías del universo que te rodean para curar heridas y sanar el alma.

Quizá te interese: Reiki: Qué es, cómo funciona y beneficios de esta terapia alternativa

La energía tiene una peculiaridad y es que universalmente ha sido reconocida en todas las culturas en diferentes formas, nadie sabe cómo definir su esencia. Sin embargo, tiene un potencial de curación para el cuerpo, que se puede poner en práctica curando con las manos a otras personas, si bien también podemos curarnos a nosotros mismos.

Si crees que tienes un poder especial en tus manos, puedes probar a desarrollar el mismo con el ritual antes expuesto, o con otros muchos. Tienes que probar, o de lo contrario, nunca podrás sacar la energía de tus manos y usarla para hacer mejor la vida de los demás.

Además, se puede afirmar que todo el mundo tiene energía en sus manos y pueden usarla si aprende a hacerlo bien. Si es tu caso, confía en ti mismo, funcionará muy bien y te sorprenderás al descubrir que sabes cómo hacerlo. La conexión a la Tierra permitirá que el proceso de sanación con las manos sea un éxito, pero ocurre con todo, es cuestión de práctica.

Quizá te interese: ¿Qué es el biomagnetismo? Usos y beneficios de la terapia con imanes