Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Origen de la tradición del Día de Muertos en México

Los vivos reciben a los muertos con velas, flores y alimentos en un día lúdico y festivo
Uno de los días más importantes del año para la cultura mexicana es el Día de Muertos | Horóscopo Mágico

 

El 1 y 2 de noviembre se celebra el Día de Muertos en México en una celebración colorida y curiosa que conecta el mundo de los vivos con el de los difuntos.

En México la muerte no es sinónimo de tristeza, sinó de alegría y celebración: permite a los vivos reunirse con sus muertos en una jornada lúdica y festiva. Su colorido y el impactante efecto de millones de velas encendidas en los cementerios han atraído la atención de todo el mundo pero, ¿en qué consiste el Día de Muertos en México? ¿Cuando se origina la tradición del Día de Muertos y cómo se celebra? 

Qué es el Día de Muertos en México

La tradición del Día de Muertos en México se origina en la época precolombina y desde el 7 de noviembre de 2003 forma parte del Patrimonio de la Humanidad. Se trata de una celebración de tipo pagano (aunque coincide con la celebración católica del día de los difuntos) y sirve para honrar la memoria de los seres querido que han muerto. Pero en México, la muerte reviste un color festivo y alegre.

Lo que caracteriza esta fiesta desde su origen son los rituales mortuorios destinados a encaminar el alma del difunto hacia el espacio que le correspondía en el otro mundo y a asumir de forma colectiva el dolor del mundo de los vivos para metabolizarlo en alegría y festejo. 

Esta catarsis colectiva se formalizó en los primeros años de la colonia los días 1 y 2 de noviembre, fechas que permanecen aún hoy como el Día de Muertos en México. A lo largo de los siglos se ha consolidado la creencia de que esos días los muertos tratan de visitar a los vivos, pero como las almas ven mal necesitan que los vivos les alumbren y despejen el camino.

Por eso la particularidad del Día de Muertos es el colorido y la luz que emana de toda una serie de rituales mediante los cuales, los vivos tratan de alumbrar el camino de los muertos.

El valor de la ofrenda del Día de Muertos

La ofrenda del Día de Muertos en México es la tradición que confiere a la fiesta color y vida. Es una costumbre que mezcla elementos paganos con elementos religiosos, y que básicamente tiene el objetivo de compartir con el difunto las dádivas de los vivos: sobre todo, comida y bebida.  

Sin embargo, la ofrenda va mucho más allá, pues a través de compartir los alimentos y los bienes, los vivos establecen una conexión espiritual y mental con sus seres queridos que han muerto. A su vez, la ofrenda permite ver la mezcla de los dos mundos culturales en México, el viejo y el nuevo: los precolombinos ofrecían el sahumerio, la comida y la flor naranja (cempasúchil) mientras que los colonos europeos aportaron las velas, las flores, la cera y las veladoras.

Lo importante es que hay unos elementos imprescindibles y que si falta alguno de ellos se pierde parte de la espiritualidad. Estos son los más relevantes:

1. Agua

Se cree que el alma recorre un largo camino hacia los vivos, por lo que el muerto está sediento. Además el agua es el símbolo de la vida.

2. Sal

La sale es símbolo de purificación, y proteger al alma del difunto para que no se corrompa al visitar a los vivos.

3. Velas

Puesto que las almas caminan en la oscuridad, las velas son la luz que les alumbra el camino. Cada vela significa un difunto, así que figuran tantas velas como difuntos quiera honrar la familia.

4. Copal

Esta resina aromática se ofrece a los dioses para que limpien el lugar de malos espíritus y faciliten el acceso al mundo de los vivos.

5. Flores

Sirve para hacer el lugar colorido y aromático y así alegrar la estancia al difunto. Además, se hacen caminos con pétalos para guiar el alma del muerto.

6. Petate

Se dispone para que las almas descansen en ese día y para hacer de soporte de los alimentos.

7. Pan

Es el elemento central que se ofrece al difunto y por lo tanto es el punto de conexión más íntimo. Se acompaña con otros platos como mole con pollo o gallina.

8. Retrato del difunto

Es imprescindible que esté presente, pero se pone escondido de forma que solo se pueda ver a través de un espejo. Es una forma de decir que el alma está, pero no podemos verlo.

9. Calaveras de azúcar

Uno de los elementos más simpáticos de la ofrenda, pues al ser de azúcar y con colores vivos nos recuerda que la muerte es alegría y celebración, no tristeza.

10. Licor

Es el símbolo de la celebración, y el elemento que nos invita a recordar los buenos momentos vividos con el difunto o los difuntos que conmemoramos.

Las ofrendas es una de las partes más importantes del Día de Muertos | Horóscopo Mágico

 

Cómo se celebra el Día de Muertos

En todo México se realizan diferentes actividades para honrar la memoria de los muertos y celebrar la unión de los dos mundos durante unas horas

El 1 de noviembre los mexicanos visitan los panteones familiares y las tumbas para visitar a sus seres traspasados. Allí llevan consigo los elementos indispensables para montar el altar y realizar las ofrendas. Es un momento para compartir colectivamente el dolor y la alegría, y permanecen largas horas hablando, recordando y comiendo al son de la música de los mariachis.

En algunos lugares, como en Ciudad de México, organizan programas culturales durante todo el día para potenciar la festividad. También son muy conocidos los desfiles multitudinarios en los que se representan la Catrina (o Calavera Garbancera), dioses antiguos, mojigangas y cabezones en grandes figuras o con figurantes con la cara pintada.

Es una costumbre que durante este día de celebración los mexicanos adornen sus rostros con pinturas emulando la calavera garbancera, que se ha convertido en el símbolo de la festividad. La Calavera Garbancera fue creada por José Guadalupe Posada, original de Aguascalientes, y por eso cada año en esa localidad se celebra el Festival de las Calaveras, que concluye con un gran desfile.

Significado del Altar de Muertos

El Altar de los Muertos es la representación iconoplástica de la visión que el pueblo mexicano tiene de la muerte, y la presentación ritual de la recepción de las almas de los seres queridos que nos visitan.

El altar se levanta en una habitación o espacio cerrado y se erige en una serie de niveles que simbolizan las fases de la existencia. 

Hay altares de dos niveles, que representan el cielo y la tierra, pero también los hay de tres niveles, que incorporan el concepto del purgatorio. Los más complejos son los altares de siete niveles, que simbolizan los pasos que el alma tiene que cruzar antes de llegar al mundo de los vivos (o a la inversa, el camino que hay que recorrer hasta el cielo).

En el primer escalón se coloca la fotografía de un santo que sea el patrón de la familia, o al cual se rinde devoción. En el segundo nivel se colocan velas y luces y suele dar espacio al purgatorio: es el nivel en el que el muerto obtiene el permiso para salir del inframundo. En el tercer nivel se ofrece la sal que purifica el alma y permite su salida en caso de que esté atrapada en el purgatorio.

En cuarto lugar se ubica el elemento central, el pan, que se ofrece como alimento a las almas que transitan. En quinto lugar se disponen los otros alimentos. En el sexto nivel se ponen fotografías de las personas a las que honramos y en el último nivel se suele colocar una cruz con semillas y frutas.

Coco de Pixar: el retrato de una tradición

El Día de Muertos ha traspasado la frontera de México y se ha convertido en un reclamo turístico y una inspiración para varias creaciones en la cultura popular alrededor del mundo.

Como ejemplo podemos señalar la película de animación "Coco" de Pixar, que en 2017 lanzó el director estadounidense Lee Ulkrich y que se centra en la festividad del Día de Muertos en México. La película fue producida por los estudios de Pixar y comercializada por Walt Disney Pictures.

La película no solo es un colorido retrato de la festividad que capta su espíritu y sus rituales, sino que es un hermoso y completamente fresco de la sociedad y la cultura mexicana, pues en ella aparecen personajes como Frida Kahlo, Diego Rivera, Emiliano Zapata, Mario Moreno Cantinflas, Pedro Infante y Jorge Negrete.

La película narra los sueños de un niño que quiere ser músico y que, accidentalmente, el Día de Muertos descubre que es tataranieto de su músico favorito, Ernesto de la Cruz. A través de la película el niño navega entre el mundo de los vivos y el de los muertos y vive un montón de peripecias para lograr alcanzar su sueño. De esta forma animada el director consiguió captar el espíritu lúdico y festivo de la muerte en México.

Tras unos días en cartel se convirtió en la película más vista en la historia de México, además de cosechar muchos premios entre los cuales el Oscar a la mejor película de animación y otro a la mejor canción original por "Remember Me", interpretada por Gael García Bernal y natalia Lafourcade.