Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

7 Historias de fantasmas reales (que no dejarán dormir)

Descubre las mejores historias de fantasmas reales y dónde sucedieron
7 Historias de fantasmas reales (que no dejarán dormir) | HOROSCOPOMAGICO.COM

 

Cuando éramos pequeños, todos pensábamos que un fantasma era un ente cubierto con una sábana blanca, y quizá con unas cadenas en los pies, que por las noches vendrían a nuestro dormitorio con el único fin de asustarnos.

Todos hemos escuchado historias de fantasmas reales, que vuelven del más allá para ayudar a los humanos. O de espíritus malignos, que no pueden descansar en paz, y que atemorizan a los que aún moran la tierra.

¿Por qué nos atraen las historias de fantasmas?

Tener miedo es inherente al ser humano. Nos encanta asustarnos, sobre todo, con historias de fantasmas reales, o que queremos pensar que lo son. Y al decir fantasma, decimos una entidad espiritual, no humana, cuya presencia puede notar una sola persona o un grupo de individuos.

De dicha presenta puede quedar constancia a través de fotografías, vídeos o incluso a través de psicofonías, esas grabaciones en las que al reproducirla escuchamos frases que nadie de los que teníamos cerca había pronunciado.

7 Historias de fantasmas reales (que no dejarán dormir)

Repasamos a continuación algunas de las historias de fantasmas reales más famosas.

El Fantasma del niño Antoñito

En Andalucía, al sur de España, se encuentra la ciudad de Málaga, y en el centro de la misma, el emblemático cementerio de San Miguel. Un camposanto plagado de leyendas de fantasmas, como la que asocia a que en una determinada zona del mismo habitan las ánimas negras del purgatorio.

Dentro de las historias de fantasmas reales de este cementerio destaca la del niño Antoñito. El Hermano Pepe, un fraile que custodia el cementerio, escuchó en cierta ocasión cómo desde una tumba sin nombre se oía una voz que decía “mamá, mamá”. Más tarde investigó y resultó que ahí descansaban los restos de un niño llamado Antonio.

El fantasma de Antoñito es tan popular en la ciudad, que muchos padres y madres van allí a dejar caramelos o chupetes como ofrenda para pedirle a Antoñito que vele por la salud de sus hijos.

El Fantasma de Boris Karloff

Boris Karloff es una de las eminencias del cine de terror del siglo XX. Él fue el Frankenstein más famoso de los estudios Universal, y protagonizó decentas de títulos de horror y espanto. Murió en 1969, pero desde entonces, muchas personas afirman haber visto su espíritu.

Según esta historia de fantasmas reales, puedes encontrarte al espíritu de Boris Karloff en el famoso edificio Dakota de Nueva York, el mismo en el que se rodó ‘Rosemary’s Baby’ (‘La semilla del Diablo’ / ‘El bebé de Rosemary’), y a cuyas puertas murió asesinado John Lennon.

El Expediente Vallecas

En 1992, la niña Estefanía Gutiérrez Lázaro muere en Madrid en extrañas circunstancias. Días antes había realizado la ouija intentando contactar con el novio de una amiga que falleció en accidente de tráfico.

Tras su muerte, en su vivienda comenzaron a suceder fenómenos paranormales, e incluso la policía acudió al lugar de los hechos y dejó un parte en el que contaban cómo las cosas de la vivienda se movían solas, creyendo ser agitadas por espíritus malignos. Eso quedó recogido en lo que se conoce como ‘Expediente Vallecas’.

Si te interesa esta historia de fantasmas reales, puedes ver ‘Verónica’, película de terror inspirada en hechos reales.

El fantasma de la Monja Cocinera

Nos trasladamos ahora hasta la Ciudad de México, e invitamos a los lectores a tomarse un refrigerio en su famoso Café Tacuba, fundado en 1912. Allí encontramos otra historia de fantasmas reales, la de la Monja Cocinera, cuya sombra se puede ver deambular entre las mesas y también por la cocina.

Según la tradición, este espíritu sería el de Sor María Blasa de Sacramento, una monja del siglo XVII pues, en aquel entonces, el edificio era un convento. Sor María fue enclaustrada por su padre, que no quería permitirle ser cocinera.

Una vez tomó los hábitos hizo voto de celibato, pero uno de los pacientes que ella cuidaba en el convento intentó cortejarla, pero ella le dijo que no. Al sentirse rechazado, él la mató, y desde entonces el espíritu de Sor Maria vaga por el Café Tacuba.

El burato do inferno

Ahora nos trasladamos hasta la isla de Ons, en Galicia, al noroeste de España. Una pequeña isla, de menos de cien habitantes, y plagada de historias de fantasmas reales. Allí tiene mucho arraigo la Santa Compaña, así como se dice que es un buen enclave realizar el hacer mal de ojo.

Uno de sus puntos más interesantes es "el burato do inferno" (el hoyo del infierno), una sima de 5 metros de diámetro y 40 de profundidad; se dice que si prestamos atención, oiremos el tormento que sufren las almas por los pecados cometidos en vida, lamentos que se escuchan más altos y nítidos en los días que hay vendaval.

El fantasma de Eva Perón

Eva Perón, Evita, fue la primera dama de Argentina después de que Juan Domingo Perón llegase al poder en el país latinoamericano. Murió en 1952, a los 33 años, como consecuencia de un cáncer de útero.

Evita es todo un icono popular, inmortalizado en el teatro musical y en los cines, pero también tiene detrás su propia leyenda incluida entre las más famosas historias de fantasmas reales. Desde 1992, hay gente que asegura haber notado su presencia, e incluso haberla visto, en la Biblioteca Nacional. Casualmente, allí se levantaba el Palacio Unzué, la residencia que compartieron Juan y Eva Perón en sus años de amor.

El fantasma de Ana Bolena

Y para terminar, nuestras historias de fantasmas reales. Ana Bolena fue la reina consorte de Reino Unido a raíz de su matrimonio con Enrique VIII, que anteriormente ya se había desposado. Su primer embarazo tuvo por fruto una niña, y su segundo hijo nació muerto; fue entonces cuando Enrique decidió encerrarla en la famosa Torre de Londres, luego ordenó su decapitación y fue enterrada en dicho lugar. Corría el año 1536.

Es allí, en la Torre de Londres (también asociada a multitud de leyendas) donde se afirmaba ver, hasta 1933, el fantasma de Ana Bolena; más de 30.000 testimonios decían haberla visto, especialmente en la zona de los calabozos.