Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

Los Illuminati: la sociedad secreta del Ojo que todo lo ve inspirada en la masonería

Todos los secretos de esta logia y su relación con los masones y el nuevo orden mundial
Los Illuminati son una sociedad secreta de Baviera inspirados en el modelo ilustrado | Skup

 

Nacidos al calor de la revolución científica y el desarrollo de las ideas liberales de la Ilustración europea, la orden secreta de los Iluminados (Illuminati) fue una logia que, tratando de imitar a la francmasonería, poseía un programa político específico para superar el absolutismo y edificar una sociedad perfecta basada en la igualdad y la libertad.

A partir de ahí nace toda una leyenda que ha llegado hasta nuestros días llena de luces y sombras, y es entre otras cosas el embrión de toda una serie de conspiraciones. Pero, ¿quiénes eran realmente los Illuminati, qué pretendían y qué hay de verdad en esas conspiraciones? Te lo explicamos a continuación.   

¿Qué son los Illuminati? Oríegenes y objetivos que perseguían 

El 1 de mayo de 1776, Adam Weishaupt, el único profesor de la Universidad de Ingolstadt, en Baviera, que no pertenecía a la orden de los jesuitas, creó la Bund der Perfektibilisten (Liga de los Perfectibilistas) como único espacio de educación para sus alumnos que se mantuviera libre de las influencias de la Compañía de Jesús.

Dentro de esta célula se creó un club de lectura, la Asociación de Sabiduría Secreta, para que los jóvenes tuvieran acceso libre a la literatura de la Ilustración y su crítica eclesiástica. De este modo se fue consolidando un proyecto que nació como una sociedad secreta, es decir, que sus miembros eran anónimos y trataban siempre de escapar al control de las autoridades.

Siguiendo el modelo ilustrado, el objetivo último de la logia de los Illuminati era perfeccionar la sociedad a través del perfeccionamiento individual que emanaba del conocimiento y la puesta en práctica de los grandes valores del liberalismo: libertad, igualdad y fraternidad.

En la raíz de este pensamiento está la idea de la formación como camino hacia el autocontrol individual que convierte en estériles e innecesarias las formas de control externas, como puede ser el estado absolutista y la iglesia católica.

Como los francmasones y los rosacrucianos, los Illuminati son una de las muchas sociedades secretas que florecen en el mundo moderno y las nuevas formas de organización de la opinión pública, en reuniones de lectura y asociaciones caritativas. Sin embargo, Illuminati no es sinónimo de masonería, aunque compartían algunos aspectos como la jerarquía.

A diferencia de la masonería, que rechazaba las luchas religiosas y políticas, los Illuminati tenían un programa político. Mientras que la filiación de los masones era pública, los Illuminati formaban parte de una orden estrictamente secreta. Pero de hecho, desde el auge de la orden en manos de Adolph von Knigge los Illuminati absorbieron muchos miembros de la masonería que se cambiaron de bando tras la crisis de la logia.

Los símbolos de los Illuminati más importantes

La logia de los Illuminati funcionaba de un modo parecido a la francmasonería: a través de un ritual iniciático los nuevos miembros se introducían en los conocimientos secretos, después de lo cual podían ascender a la clase masona, que se dividía en peón, oficial, maestro, iluminado mayor e iluminado inferior. En la cúspide estaba la clase mistérica.

Además, los miembros que se introducían en la logia debían hacerlo con un nombre ficticio que provenía de la tradición grecorromana, como Espartaco (Adam Weishaupt) y Filón (Adolph von Knigge). Además, tenían un estructurado universo de símbolos.

1. La pirámide Illuminati

Es el símbolo Illuminati por excelencia: consiste en una pirámide de 13 escalones inacabada y en cuya cúspide se encuentra el Ojo que todo lo ve. Los Illuminati utilizan la pirámide, símbolo de la mitología egipcia, porque se entiende que en la base se encuentran muchos y sólo unos cuantos, los que escogen el camino de la perfección, alcanzan la cima.

Por otra partes, la pirámide también transmite la idea de orden y jerarquía. No debemos olvidar que se trata de una orden secreta, y los 13 escalones significan los rangos que los iniciados tienen que ir superando para alcanzar la iluminación.

2. El Ojo que todo lo ve

¿Y qué es este Ojo Illuminati que corona la pirámide? Se trata del símbolo de la vigilancia y la providencia, inscrito dentro de un “Delta iluminado” o triángulo, que representa el control del resto del mundo a través del conocimiento y la sabiduría adquirida. Los que están arriba lograrán controlar y proveer, siempre de forma justa y equilibrada.

El Ojo que todo lo ve tiene un claro paralelismo con el símbolo cristiano de Dios, que emana de su omnipresencia, y remite también al famoso Ojo de Horus de la mitología egipcia, símbolo de la sabiduría. Sin embargo, en el universo Illuminati ver es sinónimo de saber, los avances y el conocimiento como instrumento para guiar a la sociedad.

3. El triángulo Illuminati

Algunas veces se ha interpretado de modo erróneo el triángulo Illuminati como una traslación directa del triángulo del ojo divino de los cristianos. Sin embargo, mientras que el triángulo de Dios representa la santa trinidad (padre, hijo y espíritu santo), el “delta iluminado” refleja el equilibrio del mundo y el ciclo natural de la vida (padre, madre e hijo).

El Ojo dentro del triángulo ejemplifica el poder del conocimiento y la sabiduría para dominar el orden natural y el equilibrio del mundo, y poder regir así los destinos de la sociedad de la mejor manera posible.

4. El pentagrama y el hexagrama

No siendo exclusivo de esta logia y formando parte de muchas otras culturas, el hexagrama es un símbolo también de los Illuminati porque representa la preservación y la protección contra la destrucción. Detrás de este símbolo hay una compleja diversidad de significados mágicos y astrológicos, pero muchos ven en ella el origen de una teoría conspirativa: los Illuminati como embrión del sionismo (nacionalismo judío) por la estrella de seis puntas de David.

También el pentagrama, un símbolo universal utilizado entre otros por las sectas satánicas, fue utilizado por los Illuminati como símbolo de protección y la fusión del hombre con la naturaleza y el equilibrio natural.

Algunas curiosidades sobre los Illuminati

¿Sabías que algunos pensadores célebres como Goethe o Herder formaron parte de la orden secreta de los Illuminati? ¿Sabías que la primera idea de su fundador era llamar al grupo Orden de las Abejas? ¿O que algunos aventurados eruditos les hacen responsables de la revolución francesa y la imposición de un nuevo orden mundial? Descúbrelo en las siguientes curiosidades sobre los Illuminatti.

1. Los Illuminati o la Orden de las Abejas

Fue en los albores de la sociedad secreta cuando, en el intento de estructurar la orden, su líder Adam Weishaupt trató de esquivar el control de las autoridades con nombres imaginativos que identificaran al grupo.

La primera idea que se le pasó por la cabeza fue la Orden de las Abejas, pues veía a los miembros de la logia como abejas que a través del polen (conocimiento) fabricaban miel (acciones y procedimientos). Finalmente descartó esta opción y, basándose en el nombre de la Ilustración, pensó que la mejor denominación sería la de iluminados.

2. Goethe y los Illuminati célebres

Como organización intelectual e inspirada en el pensamiento ilustrado, los Illuminati de Baviera atrajeron varios pensadores célebres que siempre permanecieron en el anonimato. Uno de ellos era Abaris, nombre ficticio tras el cual se escondía nada más y nada menos que el escritor más importante de la literatura alemana, Johann Wolfgang von Goethe.

De hecho, Goethe fue durante muchos años un aficionado a la masonería y las logias, creencia que traspasó a sus obras más importantes como el Fausto, donde el protagonista recibe la iluminación a cambio del alma.

Además, también el filósofo Herder, uno de los pensadores más importantes del romanticismo alemán, también participó de la sociedad secreta de los Illuminati.

3. Los Illuminati en la literatura: Dan Brown y Umberto Eco

La curiosa forma de organizarse, a través del anonimato y reuniones secretas, y todas las tramas conspirativas que se han desarrollado en torno a los Illuminati, convierten esta orden en un caramelo para los escritores de tramas de misterio y conspiración.

La saga de misterio de Dan Brown tiene un espacio también para los Illuminati | DB

 

Uno de los primeros fue Umberto Eco, que en El péndulo de Foucault (1988) recreó una auténtico obra iniciática en la que se mezclan en la trama eruditos y aficionados sobre el tema de los templarios y otras cuestiones esotéricas y ocultistas. Otra gran obra en ese sentido es Ángeles y demonios, del aclamado Dan Brown, en la que el protagonista trata de desarticular una célula Illuminati que pretende destruir el Vaticano.

4. Los Illuminati y la revolución francesa

En 1791 el religioso Jean François Lefranc elaboró una teoría acerca de la Revolución Francesa como una conspiración de los Illuminati, y por lo tanto las hambrunas, el descontento de las clases populares y la reacción antimonárquica no tendrían una relación directa con los acontecimientos, sino que habría sido algo orquestado.

Aunque parezca algo descabellado, pronto otros eruditos se sumaron a la teoría, alegando por ejemplo que todos los cabecillas de la revolución eran masones, o que la Francia revolucionaria estaba llena de pequeñas logias masonas como el radicalismo ilustrado de los Illuminati.

5. Conspiraciones modernas

El hecho de que la pirámide Illuminati y el Ojo que todo lo ve fueran incorporados a los billetes de un dólar durante la presidencia de Franklin D. Roosevelt, miembro en 32ª grado de los Illuminati por el rito escocés, acompañado además por el mensaje “Nuevo Orden de los Siglos”, dio pie a una gran conspiración de los Estados Unidos para controlar el mundo.

La presencia de la Pirámide Illuminada y el Ojo que todo lo ve en el dólar americano se presta a la conspiración | Unknown

 

Algunos lo ven solamente como un ingenioso intento de la administración norteamericana de introducir en el bolsillo de cada americano un talismán para atraer a la suerte, pero otros ven una conspiración mundial de las órdenes secretas (estructuras tipo Club Bilderberg) para imponer un nuevo orden que rija los destinos de la humanidad.

No hay que olvidar que la idea básica de los Illuminati de Baviera era subvertir las bases del régimen existente para imponer, de forma gradual, pacífica y silenciosa (combinación de la quietud y la acción) un gobierno de orden mundial de corte liberal radical en el que no harían falta gobiernos autoritarios. Eso cuadra con las conspiraciones sobre un gobierno global impuesto por unos poderes invisibles...