Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

¿Por qué se dice que trae mala suerte el día martes 13?

Descubre las leyendas y acontecimientos que respaldan las creencias de esta famosa superstición

 

Si existe un día condenado a no pasar jamás desapercibido ése es el martes 13, capaz de condicionar hasta la organización del día de los más supersticiosos, que esquivarán especialmente las escaleras de mano, en la medida de lo posible los gatos negros y procurarán cruzar el umbral de la puerta de casa con el pie derecho.

Pero ¿quién no se ha preguntado alguna vez cuál es el origen del temor hacia el que es considerado el día de la mala suerte? Para ti y todo aquel que sienta curiosidad, te descubrimos de dónde procede esta creencia tan arraigada en muchos países.

¿Por qué se dice que trae mala suerte el día martes trece?

Si bien en Estados Unidos, Reino Unido y otros países consideran el viernes 13 el que sería el día de la mala suerte, tanto en España como en Latinoamérica esta consideración se le atribuye al martes 13.

De entrada, es cierto que de forma popular el número 13 cuenta con suficiente mala fama de forma generalizada como para dar lugar a toda clase de estratagemas que consigan boicotear el influjo de la mala fortuna que acompaña a este número por todo el mundo.

Así es habitual encontrar ascensores en rascacielos de Estados Unidos en que el número 13 es el gran ausente entre sus botones o aparece sustituido por la versión alterada de sus dígitos con el 31 en su lugar. O incluso viviendas situadas en dicha planta que se venden por precios irrisorios en comparación con el resto sólo por estar ubicadas en el décimo tercer piso del edificio.

 

Tampoco son pocos los que procuran cambiar las fechas de algunos viajes o acontecimientos importantes si a priori éstos coincidían con el famoso martes trece. Y es que ya lo dice el refrán: “En trece martes ni te cases ni te embarques”, puesto que la sombra de los malos augurios planea sobre el que sería el resultado de ese día, razón suficiente para muchos a la hora de decidirse a alterar sus planes en esas fechas y reubicarlas en otras más tranquilas.

Las leyendas detrás del 13: El número maldito

Resulta curioso e incluso algo inquietante descubrir que son múltiples los diversos orígenes que reafirman la connotación negativa del número 13. Hace pensar que más que un determinado hecho extendiera una superstición hacia las diferentes culturas (y que cada cual la adaptara a su propia mitología), fuera al revés.

Es decir, que la disparidad de orígenes indicase que hubiera indicios suficientemente extendidos por todo el mundo para concluir que el número 13 realmente tuviera una connotación nociva más allá de toda ley natural y toda lógica posible.

Encontramos alusiones a este denostado número en todas las latitudes: Así, las leyendas nórdicas atribuyen el número 13 al espíritu del mal, Loki, por haber sido el invitado número 13 en un encuentro entre los dioses.

En la religión católica descubrimos que durante la última cena Judas ocupó el número 13 entre los asistentes a la misma, siendo él el apóstol que traicionó a Jesús, y por quien fue sacrificado días después, precisamente un viernes 13 de abril.

Por otro lado, y relacionado con más supersticiones, encontramos que durante la Edad Media también se le otorgaba un significado especial al número 13, que coincidía con el número de integrantes que llevaban a cabo los aquelarres, así como los 13 peldaños que hacían subir a los condenados a la horca por brujería.

De la misma forma que en la baraja del tarot, la carta número 13 es la más temida, pues simboliza la muerte. ¿Casualidad?

 

¿Y por qué el martes?

Los orígenes parecen remitir a la antigua mitología romana, cuando se puso el primer foco de atención al llamar “martes” al día de la semana regido por el Marte, el dios de la guerra y la destrucción.

Pero tuvo que llegar el fatídico martes 13 del mes de mayo de 1453 cuando, coincidiendo con un legendario eclipse de luna por el que se predijeron grandes desgracias, tuvo lugar la destrucción de numerosas embarcaciones y la muerte de centenares de soldados enviados a luchar contra los musulmanes, suponiendo con ello el fin de una era y la caída del Imperio Romano de Oriente en Constantinopla.

Puesto que para el cristianismo supuso un fortísimo impacto este hecho, a partir de ese día el martes 13 se convirtió en una jornada destinada a cargar con la mala suerte a lo largo de los años.

Martes 13 ¿mala suerte?

Concluyendo, aunque el martes 13 sea un día repleto de atribuciones de malos augurios, cada vez hay más personas que encuentran tan absurdo el hecho de darle importancia a la fama de mala suerte que le viene de serie a este día que disfrutan de la provocación de tomárselo como si fuera todo lo contrario.

Escogerlo como fecha de boda, jugar a la lotería en ese día apostando al número 13 o comenzar algo importante en ese día concreto.

Sea como sea, el día es hoy, y tanto si temes la mala suerte como si la cuestionas, desde aquí te deseamos que pases un feliz martes 13.