Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Números Maestros: Cuáles son y qué significan

Descubre a los escogidos de la numerología. Los guías de los restantes nueve caminos de vida

 

Cuando nos adentramos en los caminos de la numerología, damos no solamente con diferentes números que marcan un camino de vida u otro, sino que también tienen cabida otros tipos de personalidad marcados con una huella diferente al resto de la gente, y son los nacidos bajo los llamados números maestros. ¿Te gustaría saber si eres tú uno de ellos?

¿Qué son los números maestros?

Según la numerología, existen 9 tipos de roles diferentes que podemos adoptar en nuestro rodar por el mundo, y ser coherentes con ellos nos acercaría a la máxima expresión de nuestra personalidad. Y al hacerlo, por tanto, ofreceríamos a nuestro alrededor también nuestra mejor contribución posible para la vida de los demás.

Cuando calculamos el número que corresponde a nuestro camino de vida, hay ocasiones en que damos con una cifra de dos números que deberíamos considerar irreducible a un único dígito, y la razón es porque ya cuenta de por sí con una connotación especial. Son los llamados números maestros y estos son el 11, el 22, el 33 y el 44.

 

¿Qué significa cada uno de ellos?

Veamos qué diferencia a cada uno de los diferentes números maestros:

11

El primero de los números maestros cuenta con un talento íntimamente ligado con la mente, la comunicación basada en la expresión más creativa y su vínculo con los demás, bajo la determinación natural y el máximo afán de ayudarles siempre que pueda.

Quien se corresponde con el número maestro 11, es una persona con gran potencial de progreso y capacidad de actualizarse hacia otro modus vivendi, y el campo en el que desarrolla su máximo potencial es el ámbito de las relaciones interpersonales.

El que esté compuesto por dos números 1 otorga una duplicidad energética un tanto dual. Por un lado el número 1 representa la máxima expresión de energía masculina, mientras la suma de ambos representa la máxima energía femenina mediante el número 2. Y es por eso que, a pesar de ser energías opuestas, la unión de ambos en el número maestro 11 le confieren un gran potencial energético que lo hace superior a cualquiera de las numeraciones sencillas.

22

En el caso de este número maestro, todo dependerá del uso que haga de su supremacía energética. Es decir, todo depende de si se inclina por velar por el bien común o si se vuelca en mirar únicamente por su propio provecho.

Se relaciona más íntimamente con lo tangible y se asocia al materialismo. Aunque no tiene por qué ser algo visto negativamente, ya que si su enfoque está más relacionado con el empleo de sus conocimientos y a encaminar las energías en pos de algo mejor y para los demás, estará poniendo su potencial a disposición de todos.

Por otro lado, este número maestro cuenta con la esencia femenina por partida doble que le otorga el poder de la intuición más afilada que, unido a todo lo anteriormente descrito, acentúa más aún su capacidad de llevar a buen término aquello que tenga entre manos.

33

Cuando pensamos en las capacidades especiales que caracterizan a este otro número maestro, tengamos presente esta premisa: para los nacidos bajo este número no existe obstáculo que le impida hacer realidad aquello que se atreva a soñar, será capaz de movilizar a quien haga falta para conseguirlo y el amor será su verdadero motor de empuje.

Podría decirse que es el número maestro con mayor capacidad de entrega desinteresada hacia el resto del mundo, con la combinación de la unión de las particularidades de los otros dos números maestros, 11 y 22, cuya suma está integrada en el 33, y cuenta con una gran capacidad de reafirmarse a sí mismo de la que carece el resto de números.

44

De todos los números maestros, el 44 es el más improbable de encontrar, y se correspondería con el del máximo nivel de energía. Se cree que se trata de aquellos maestros que han pasado y recorrido ya en dos ocasiones el camino de la experiencia vital, atravesando todos y cada uno de los niveles energéticos.

 

¿Qué supone ser un número maestro?

Aquellas personas que han nacido bajo uno de los números maestros, sea 11, 22, 33 o 44, viven parte de su existencia preparándose (aunque no sean conscientes de ello) para el momento en que asuman el rol que les depara dicho nivel.

Pero para ello debe de forjarse a lo largo de ese tiempo para poder estar a la altura, habiendo reforzado un mayor individualismo y habiendo crecido personalmente lo suficiente como para asumir ese rol adecuadamente, propio de un auténtico número maestro.

Muchos de los nacidos bajo alguno de los números maestros pasan gran parte de su vida limitados a la función que desempeñarían si fueran, en lugar de dicho número (claramente superior), el resultante de sumar ambos dígitos. Es decir, algunos 11 actúan como si su número fuera 1+1=2, sin llegar a desempeñar la misión de vida que tienen como número maestro hasta llegado el momento. En cualquier caso, será el correcto desarrollo de las actitudes el que ponga en camino la llegada del momento de crecer y asumir el nivel correspondiente.

Eso sí, cuidado aquellos que han nacido bajo un número maestro, pues la soberbia de sentirse por encima del resto puede volverse en su contra. Mejor apostar por la humildad como actitud y aceptar la misión como algo que aportar al mundo. Y siempre, siempre, valorar que la vida le ha otorgado un don al que debe corresponder estando a la altura de las circunstancias.