Según la ley de la atracción tu mente atrae las energías del universo a tu favor | RBC

 

Según el Nuevo Pensamiento, los pensamientos tienen un poder magnético que actúa como causa-efecto entre tus deseos y la realización de los mismos. Esta idea fue recuperada por Rhonda Byrne en su libro El Secreto, un superventas que te explica como aplica de forma práctica la denominada Ley de la Atracción. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo...

    El Libro El secreto (The Secret): la propuesta de Rhonda Byrne sobre la Ley de la Atracción

    Con un mensaje verdaderamente muy especial y tras un par de referencias en el programa de televisión de Oprah Winfrey, el libro El Secreto, escrito en 2006 por Rhonda Byrne, se convirtió de la noche a la mañana en un superventas y uno de los libros de autoayuda con más ejemplares vendidos en todo el mundo que ayudó a difundir la Ley de la Atracción.

    El libro llama la atención al presentar “El Secreto”, con una pretendida estrategia comercial, como un misterio codiciado, oculto, robado y comprado con altas cantidades de dinero, además atesorado por los grandes pensadores de la humanidad desde Platón a Einstein. Entonces, la autora se dispone a revelar el secreto a sus lectores. Pero, ¿Qué es este secreto?

    Se trata de la Ley de la Atracción, un concepto enraizado en las aportaciones del editor y ocultista fundador de movimiento del Nuevo Pensamiento, William Walker Atkinson. Esta idea plantea, básicamente, que todo lo que llega a nuestra vida, positivo o negativo, tiene como causa nuestra atracción mediante el pensamiento.

    Basado en este pensamiento, el libro desarrolla mediante la exposición de frases de algunas celebridades de distintos campos del conocimiento y algunos testimonios personales la naturaleza del secreto de la Ley de la Atracción.

    Rhonda Byrnes subraya que se trata de una ley natural y neutral que cada individuo puede utilizar para orientar sus efectos hacia sus intereses. Las emociones determinan nuestro pensamiento, y ese pensamiento reiterado favorece la realización de la experiencia.

    De modo práctica, la autora presenta tres pasos para convertirlo en una realidad: la expresión de los deseos, o sea pedir; la creencia de que lo deseado ya se ha cumplido, o sea tener fe; y actuar como si ya se hubieran satisfecho nuestras necesidades, o sea, recibir. Pedir, tener fe y recibir son las tres grandes acciones que realizar la Ley de la Atracción.   

    ¿Qué es el Nuevo Pensamiento (New Thought)? Descubriendo esta corriente

    Para algunos se trata de una revelación que revoluciona las bases de la psicología y el pensamiento, para otros es una de las numerosas sectas religiosas aparecidas en Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo XIX. Lo cierto es que el Nuevo Pensamiento (New Thought) se consolidó como una fuente de inspiración para muchas corrientes esotéricas.

    Inicialmente, se trataba de un cúmulo de ideas esotéricas en torno al poder curador de la mente y organizadas en torno al concepto de Ciencia Mental. Una de las personas que encontró la curación en esta corriente fue William Walker Atkinson, un abogado y comerciante que, tras un período de estrés y depresión, atribuyó su mejoría a los nuevos principios.

    Así es como empezó a escribir artículos e introducir algunas prácticas orientales como el yoga en los Estados Unidos. Tras mudarse a Chicago, epicentro mundial del Nuevo Pensamiento, se convirtió en el promotor más activo del movimiento, sobre todo a través de la edición y la publicación de sus ideas.

    Sin duda, el giro definitivo del Nuevo Pensamiento se produce con la publicación de una serie de libros y artículos de Atkinson acerca de magnetismo de los pensamientos, acabando por desarrollar la teoría revolucionaria de que la concentración de los pensamientos actúa como realizador de las experiencias mediante una ley de atracción.

    Visto en perspectiva, el Nuevo Pensamiento no es nada más que la importación de la idea oriental del karma (energía trascendente que se genera a partir de los actos de la persona) aplicada a la psicología práctica y la autoayuda de las sociedades industriales que culmina, desde los primeros desarrollos teóricos como el de Atkins, en la idea de la Ley de la Atracción de Rhonda Byrne.  

    Cómo funciona la ley de la atracción

    Por lo tanto, estas corrientes esotéricas transforman la creencia de las energías trascendentes magnéticas de varias religiones dhármicas en una herramienta práctica para la psicología de los individuos de las sociedades industriales sometidos a altos niveles de estrés y frustración. La Ley de la Atracción no es más que la potente idea de que puedes atraer la felicidad y la prosperidad mediante la focalización de tus pensamientos.

    Según Rhonda Byrne, para poner en práctica la Ley de la Atracción debes pedir, tener fe y recibir | photoimages

     

    Ya hemos visto que según la autora de El Secreto, Rhonda Byrnes, de forma simplificada la Ley de la Atracción consiste en pedir, tener fe y recibir.

    1. La expresión de tus deseos: Pedir

    Es quizá la parte más importante. Puesto que la Ley de la Atracción se basa en el magnetismo de tus pensamientos, la formulación de tus deseos es la palanca que acciona la realización de los mismos. De forma práctica, esto consiste en manifestar tus ideas de forma positiva evitando las tentaciones de focalizarlas en su vertiente negativa.

    Por ejemplo, si estás en una situación económica complicada puedes favorecer la recuperación centrando tus pensamientos en la formulación de ese deseo. Centrarte en ideas del tipo “no llego a final de mes” o “si la cosa no mejora estoy perdido” no hacen sino generar en torno de ti malas energías que bloquean la llegada de acciones beneficiosas.

    En cambio, la construcción de tu fortaleza mental mediante pensamientos del tipo “esto es sólo un bache, voy a superarlo” o “voy a encontrar soluciones” son ideas que generan un ambiente positivo que favorecen la entrada de energías para la realización y la prosperidad.   

    2. La creencia de que se va a cumplir: Tener fe

    El segundo escalón para el cumplimiento de la Ley de la Atracción es tener fe, lo cual consiste en, una vez formulados los deseos en forma de pensamientos positivos, asumir la creencia de que estos son realizables y se van a realizar. Este segundo paso pone en marcha de una forma especialmente intensa el magnetismo de los pensamientos, su atracción.

    Según esta idea, de nada sirve plantear de forma positiva un pensamiento si en el fondo de tus convicciones no creas la posibilidad de su realización. Establece asimismo una relación causa- efecto entre el pedir y el recibir: se llega de un pensamiento positivo a su realización mediante la atracción magnética que emana de la fe depositada en que es posible.

    De forma práctica, esto significa que, siguiendo el ejemplo anterior, si has planteado el deseo positivo de la recuperación económica tienes que actuar en tu día a día como si esta recuperación económica ya fuera un hecho.

    3. La gratitud como compensación: Recibir

    Uno de los principios fundamentales que establece Rhonda Byrne para completar el proceso de la Ley de la Atracción y favorecer su renovación es la gratitud. Según esta idea, sentirte agradecido por todo lo bueno que has recibido es una forma de seguir generando ideas positivas que sigan favoreciendo la llegada de cosas buenas.

    En el apartado de “Procesos Poderosos” de su libro, la autora aconseja revisar al final del día todo lo que ha acontecido durante la jornada, y revivir aquellas experiencias frustrantes de la forma que nos gustaría que hubieran acontecido. También mediante la realización de una lista de cosas por las que nos debemos sentir agradecidos, atraemos más beneficios.

    El secreto para aplicar la Ley de la Atracción: salud, dinero y amor

    Después de estos consejos prácticos sobre cómo favorecer las acciones positivas y la llegada de cosas buenas en tu vida mediante el magnetismo de los pensamientos, debes saber que la Ley de la Atracción tiene aplicaciones prácticas en los diferentes ámbitos de la vida.

    El secreto y el amor

    La idea es muy tentadora: ¿Se puede conseguir el amor de la persona que amas mediante la acción de tus pensamientos? El poder de la mente no tiene límites y, según la Ley de la Atracción, puedes crear las condiciones para que esto se produzca.

    Para empezar, tienes que consolidar el amor hacia ti mismo. Sólo si actúas desde una fuerza mental basada en la confianza y la autoestima conseguirás el cumplimiento de la conquista del otro. Además, la creación de una imagen positiva de ti atrae la atención de otras personas. Ten fe en la conquista del amor, por difícil que parezca, y manifiesta tu amor mediante la expresión de tus emociones. Tus acciones serán recompensadas.

    Esto también sirve para las relaciones consolidadas de pareja, o para las parejas en crisis: la proyección mental de una futura situación idílica favorece la superación de los problemas y la consolidación de la estabilidad y el bienestar.

    El secreto y el dinero

    Para aplicar la Ley de la Atracción a la recepción del dinero debes superar la estricta ambición material y ubicarte en un plano más espiritual. La llegada material de riquezas y abundancia llegará si eres capaz de crecer mental y espiritualmente mediante la puesta en práctica de las leyes de atracción: pedir, tener fe y recibir.

    Según el secreto, tú eres el creador de tu realidad y eso se aplica también al dinero, de modo que puedes crear las condiciones que favorezcan la prosperidad y la abundancia mediante la proyección de pensamientos positivos. Refuérzalos actuando diariamente como si tales deseos ya se hubieran materializado. Piensa en soluciones y evita las lamentaciones.

    Tú puedes crear las condiciones favorables para que la abundancia llegue a tu vida | Gananci.com

     

    Tienes que tener en cuenta que la Ley de la Atracción no es un mecanismo inmediato que funcione como un capricho. Si crees que pensando en una cifra te va a caer ese dinero del cielo, no estás usando bien todo el potencial de esta ley. Piensa en positivo y deja que el universo te compense sin obsesionarte con ello.

    El secreto y la salud

    Para muchas personas la salud es el ámbito más importante de la vida, porque partiendo de un buen estado físico se pueden afrontar las otras facetas con garantías. En el caso de la salud, la ley de la atracción funciona de una forma especialmente intensa, porque en este caso se basa en la conexión, fundada por la ciencia médica, entre la mente y el cuerpo.

    Estás suficientemente contrastados los efectos psicosomáticos de los malos pensamientos, que generan en el organismo una bajada de las defensas y la aparición de patologías. Pensar de forma negativa, además, crea a nuestro alrededor un aura de negatividad que bloquea el fluir de las buenas vibraciones, y el cuerpo se resiente tarde o temprano.

    En cambio, proyectar pensamientos positivos sobre tu salud es el principio para la prevención de enfermedades y la superación de un problema físico. Por ejemplo, si estás recuperándote de una enfermedad, focalizar tus pensamientos en el bienestar físico y actuar como si ya estuvieras curado atrae las energías para acelerar tu sanación.