Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

9 Señales de que has encontrado a tu alma gemela

Descubre los indicios que desvelarán qué se esconde tras esas coincidencias (en realidad no lo son)

 

Hay una persona a la que conoces con quien más de una vez te has preguntado por qué la vida parece distinta cuando estás a su lado. Muy probablemente tu intuición te esté avisando de que ni es casual ni se trate de alguien cualquiera para ti; probablemente los indicios que percibes son señales de que has encontrado a tu alma gemela.

Si deseas salir de dudas, aquí te contamos cuáles son para que puedas salir de dudas.

9 Señales de que has encontrado a tu alma gemela

Veámos de cuáles se trata:

1. Misterio, sincronicidad y casualidades que no lo son

Una de las señales de que has encontrado a tu alma gemela es la sensación de que entre vosotros dos, y vuestra historia hasta encontraros, existe toda una serie de coincidencias como para hacer una buena lista y que sea propia de un guión de película, aunque realmente no se trate de una casualidad. Quizás se trate de los lugares que habéis visitado por placer, fechas importantes para ambos y que son coincidentes, una gran similitud en vuestros pasos dados en ciertos ámbitos de vuestra vida…

¿Te habías fijado? Seguro que sí, ya que suelen ser descubrimientos difíciles de olvidar cuando aparecen, y más especialmente cuando son algo que te une a esa persona tan especial con la que tienes un vínculo tan intenso.

2. Muchos posibles encuentros y separaciones a lo largo de la vida

Sucede a veces, cuando encuentras a tu alma gemela, que hasta que no ha pasado el tiempo suficiente, o bien hasta que no han sucedido las correspondientes idas y venidas entre vosotros con las que lograr el crecimiento personal suficiente para ello, no se llega a producir el reencuentro definitivo entre ambos y las correspondientes señales de que has encontrado a tu alma gemela.

La razón de que esto suceda es que, probablemente, el momento en el que os conocisteis vuestras almas todavía no estaban en un mismo nivel, y por tanto había que continuar exponiéndose cada uno por su lado a una serie de vivencias con las cuales desarrollar esos aspectos. Y sucede entonces que, una vez alcanzada una misma madurez con la cual ser capaces de detectaros el uno al otro, que sea entonces cuando se llegue a producir un encuentro en el que todo sea distinto, y la sensación en ese momento sea la de una oleada de amor intenso e inexplicable.

 

3. Posibles obstáculos

Algo que en principio podría hacer pensar en dificultades u obstáculos entre tú y tu alma gemela son ciertos aspectos que podrían verse como posibles impedimentos, como podrían ser las diferencias de edad entre esa persona y tú, distintos lugares de residencia, tener en ese momento una relación de pareja con otra persona… Pero nada más lejos de la realidad, pues más que resultar ser un posible obstáculo, en realidad es una de las señales de que has encontrado a tu alma gemela. Así que estate atenta.

Piensa que el objetivo último que persigue ese reencuentro final es conseguir vuestra unión, aunque para ello antes tenéis que estar vibrando en un mismo nivel energético, al cual se asciende a base de superar dificultades de manera exitosa para vuestro karma, de forma que a cada nuevo logro, seáis personas más completas y más sabias.

4. Magnetismo entre los dos, visible ante cualquier espectador

Es muy fácil, para cualquier espectador  que observe, percibir una química palpable entre dos personas predestinadas la una a la otra, y es que el magnetismo existente entre ellas es tan evidente que no pasa nada desapercibido. Y si eres tú una de las dos personas implicadas, seguro que esa sensación de conexión y atracción física (incluso en el caso de que se tratara de aspectos físicos que normalmente no te atraen pero sí lo hacen en esa persona) llega a ser tan abrumadora y mutua que no puedes ignorarla.

Y es que aparte de lo mucho que pueda gustarte esa persona o parecerte sexualmente atractiva, la sensación trasciende más allá de todo ello, con una profundidad nada habitual en una persona a la que hace poco que conoces; así que toma nota porque es una de las señales de que has encontrado a tu alma gemela.

5. Camino de pistas hasta encontraros

Puede ser que os pongáis a pensar en la suma de circunstancias erróneas que os han llevado hasta encontraros el uno al otro: quizás un viaje cancelado que cambió el rumbo de los acontecimientos, un contratiempo que hizo que el curso de algún plan tomase otra dirección… Podría decirse que llegara a vislumbrarse una especie de camino a través del tiempo, hecho de tropiezos y giros inesperados, y que finalmente os hubiera llevado el uno hasta el otro en el momento oportuno (no el que mejor os va, sino el adecuado).

Piénsalo un momento, ¿puede ser que os sucediera algo así? Eso es porque estabais predestinados el uno al otro.

6. El sexo asciende a otro nivel

Hacer el amor con tu otra mitad deja sin comparación posible cualquier otra experiencia que hayas tenido con ninguna otra persona anteriormente. El tipo de conexión que se produce entre dos personas que son almas gemelas es algo único; podríamos hablar de un encuentro tan sumamente intenso que toda sensación a flor de piel trasciende a cualquier otro plano.

Toda caricia parece destinada a excitarte tanto como capaz es de despertar el más profundo sentimiento de amor, hasta el punto de hacerte desear un beso y abrazar a esa persona tanto como pasar una noche entera a su lado.

 

7. ¿Viejos conocidos?

Si en relación a esa persona tan especial tienes la sensación de que os conocierais desde siempre, ahí tendrás una de las señales de que has encontrado a tu alma gemela. Es algo que sucede sólo con vuestra forma de miraros y entablar conversación desde el primer momento en que os tratáis, y te hace pensar que la persona que tienes enfrente sabe mucho más de ti de lo que sería habitual en alguien a quien acabas de conocer, como si tuviera también la capacidad de leer tu mente, o tu alma.

8. Efecto espejo

No sólo ha venido para colmar de sensaciones inigualables tu vida, sino también para mostrarte, como si de un espejo se tratara, aquellos aspectos de ti, mejores o peores, que son claves en tu desarrollo como persona.

Puede ser que suceda mediante el feedback que te haga de forma explícita, pero también puede ser que, en su interacción contigo saque a relucir ciertas cualidades que no sabías que tenías. ¿Te sucede cuando estás junto a esa persona? Pues toma nota de

9. Comunicación sin palabras y “esa mirada”

Podríamos pensar en la comunicación más allá de las palabras y estaríamos en lo cierto; no hay necesidad de decir ni media para que en el encuentro de las miradas se diga todo, pero además contaríamos con el recuerdo de esa primera vez. Porque ¿no tienes grabada a fuego la primera vez que vuestras miradas se cruzaron?

Seguro que no lo has podido olvidar (y no sólo tú). Porque entre las más inconfundibles señales de que has encontrado a tu alma gemela, el momento en que se cruzan vuestras miradas por primera vez es tan intenso y esclarecedor como inolvidable: Sentís tal impacto de emociones diversas como la llegada de un mensaje evidente que nace desde algún lugar profundo desde vuestro propio interior. ¿Y qué es lo que susurra esa vocecita? Que ésa es la persona que estabas esperando.

Si después de descubrir cuáles son las señales de que has encontrado a tu alma gemela, tus posibles dudas han pasado a confirmar la certeza de que esa persona tan especial ocupa un lugar en tu vida realmente único, plantéate mirar la magia de la vida con nuevos ojos: Seguro que lo que ves merece realmente la pena y cada paso dado cobra un nuevo sentido. Disfrútalo y vívelo plenamente.