Supersticiones asociadas a la buena suerte (y mala suerte) | HOROSCOPOMAGICO.COM
 

La mayoría de las personas son supersticiosas incluso sin ser consciente de ellos. La prueba más clara es que mucha gente realiza ciertos rituales para atraer la suerte o alejar la mala fortuna “por si acaso”, aún siendo consciente de que llevar a cabo un determinado ritual no tiene una relación directa con hechos que puedan suceder próximamente.

Supersticiones ¿Qué son?

Así pues, lo primero que debemos es dar a superstición una definición. Así, podemos afirmar que una superstición es una creencia de que ciertos actos, signos, números o incluso animales conducen a buenas o malas consecuencias. Así, se busca una explicación casi mágica a la generación de ciertos fenómenos, a los procesos y a las relaciones.

De este modo, las supersticiones son creencias sin fuertes razones que a menudo, incluso son reconocidas sin motivos por quienes la adoptan, sin necesidad de buscar una justificación para ella, como si fuese un dogma.

La RAE, nos da una definición de superstición en pocas palabras, explicando que la misma es una creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón, o una fe desmedida o valoración excesiva respecto de algo.

Es interesante reseñar que las supersticiones no son universales; cada región tiene, por ejemplo, un color, un número o un animal que asocia a la mala suerte. Dentro de las supersticiones podríamos encontrar aquellas que atraen la mala suerte o advierten de una próxima desgracia, y las que atraen la buena fortuna o vaticinan una buena noticia.

25 Supersticiones ¿Buena suerte o mala suerte?

En general, solemos encontrarnos más supersticiones relacionadas con el mal que con el bien. Aquí va una recopilación de las 25 supersticiones más populares.

Pasar por debajo de una escalera

Comenzamos con un clásico asociado a la mala suerte: pasar por debajo de una escalera. Esta superstición está arraigada en España y América Latina, entre otros puntos. Se supone que el origen de esta superstición es que una escalera contra una pared forma un triángulo, el cual se corresponde con la Santísima Trinidad, y cruzarlo significaría atentar contra dicho símbolo sagrado. Curioso, ¿no es cierto?

Supersticiones asociadas a la buena suerte (y mala suerte) | HOROSCOPOMAGICO.COM

 

Cruzarte con un gato negro

Si hay un animal al que se ha dado mala fama ese es al gato de color negro, pues según la superstición, cruzarte con uno da mala suerte. Los gatos negros se asociaban a la brujería y al mal, y de ahí esta relación con el mal agüero. Sin embargo, hubo una época en la que fue símbolo de protección del hogar en lugares como Inglaterra. En Egipto, por ejemplo, el animal de mala fama era el búho, que en occidente se considera beneficioso.

Romper un espejo

¿Estás mirándote frente a un espejo de mano, y por un descuido se te ha caído al suelo y se ha hecho añicos? Según la superstición, un espejo roto augura siete años de mala suerte. ¿Qué significa tener mala suerte? Esa es otra pregunta que daría un amplio debate.

Felicitar un cumpleaños antes del día señalado

¿Alguna vez te han regañado por desear feliz cumpleaños a una persona antes de que realmente se cumpla el aniversario de su nacimiento? Pues existe la superstición de que esto llama a las malas energías, y que hará que no pueda cumplir más años.

Derramar la sal

Otra acción involuntaria asociada al mal fario según las supersticiones es derramar la sal, y augura mala suerte o escasez económica. Esto se debe a que en la antigüedad la sal era el símbolo de la riqueza; de ahí a que cobrar por un trabajo se llame salario. También se afirma que pasar sal a la mano de otra persona es señal de que habrá una disputa.

Supersticiones asociadas a la buena suerte (y mala suerte) | HOROSCOPOMAGICO.COM

El número 13

Este número se considera el de la mala suerte, y una de las explicaciones más extendidas al respecto es que Judas era el comensal número 13 en la última cena de Jesús. Esta superstición está tan arraigada que en muchos lugares la cifra se sustituye por 12+1, por ejemplo en hoteles, o incluso en una edición del concurso ‘Gran Hermano’, que en su edición decimotercera se llamó de este modo. Se llama triscaidecafobia al miedo hacia este número, por cierto.

Martes 13 / Viernes 13

Depende de la zona del mundo en la que nos encontremos, los días 13 del mes pueden ser especialmente fatídicos si coincide con un martes (en España, Grecia y algunos de los países de América Latina, como Cuba, Uruguay, Paraguay, Argentina, Chile, Perú, Venezuela México, Colombia… ) o un viernes (Estados Unidos, por ejemplo).

Mencionar determinado nombre propio

Todos conocemos a alguna persona de nuestro entorno, cercano o no, que se asocia a la mala suerte. Alguien cuyo nombre no debe ser mentado, pues cada vez que se pronuncia sucede una desgracia. Para suplir este mal, la superstición dice que cuando haya que hacer referencia a él o ella se diga “el /la que no debe ser nombrado/a”.

Brindar con agua

Los brindis se suelen hacer en eventos y reuniones para desear lo mejor a todos los presentes, o a quien ejerza las funciones de anfitrión. Sin embargo, se desaconseja brindar con agua, ya que esto se asocia como algo que da mala suerte.

Vestir de color amarillo

En España y otros lugares el amarillo es el color asociado a la mala suerte, y se desaconseja a la gente vestir con él. Sin embargo, si te vas a Italia, por ejemplo, allí es el morado el tono que relacionan con el mal agüero.

Supersticiones asociadas a la buena suerte (y mala suerte) | HORÓSCOPOMÁGICO.COM
 

Encontrar un trébol de cuatro hojas

Normalmente los tréboles tienen tres hojas, aunque excepcionalmente y si buscamos con ahínco podemos encontrar alguno de cuatro. Si lo vez ¡no dudes en llevarlo contigo! Es un símbolo de fortuna muy extendido por todo el mundo.

Llevar una pata de conejo

Otro fetiche asociado a la buena suerte según la superstición es llevar contigo una pata de conejo. Por suerte, este tipo de supersticiones se están perdiendo para el bien de los animales, dado que hay muchas supersticiones que traen consigo la muerte de criaturas. Por ejemplo, en algunos puntos de África se asocia el cuerno de rinoceronte como un elemento afrodisíaco, lo que provoca una caza furtiva de este animal.

Pisar un excremento de un animal

¿Quién no ha pisado sin querer la caca de un perro por la calle y alguien le ha recomendado que compre lotería? Y es que existe la superstición de que pisar este tipo de residuos da fortuna. ¿Conoces alguien que se hiciese millonario después de dar con su zapato en una?

Tocar madera

En la antigüedad se decía que tocar la cruz en la que murió Jesucristo daba un halo protector, y como consecuencia de esto tenemos la superstición de tocar madera. Es muy extendido hacerlo, sobre todo, cuando nos sucede algo asociado al mal augurio. Por ejemplo, si derramamos sal, podemos tocar madera para que no nos pase nada. Por si acaso, como se suele decir, ¿verdad?

Una herradura

Este es un elemento asociado a la buena suerte, y hay quien coloca una a la entrada de su casa, en el lugar que suelta las llaves, o incluso en el llavero. Si en lugar de comprarla nos la encontramos, su poder es aún mayor.

Tijeras abiertas

Nunca hay que dejar unas tijeras abiertas en la mesa, porque auspician malos augurios, y también hay quien predice que dos de las personas que estén presentes discutirán. ¿Será esta superstición una forma de inculcarnos que, por seguridad, las tijeras es mejor que permanezcan cerradas para no cortarnos o pincharnos?

Supersticiones asociadas a la buena suerte (y mala suerte) | HOROSCOPOMAGICO.COM

Barrer sobre los pies

Para barrer el suelo no debe haber personas cerca, porque según las supersticiones, pasar la escoba por debajo de los pies de alguien no traerá nada bueno.

Dejar el bolso en el suelo

Cuando vayas a comer a un restaurante, o de visita a casa de alguien, es preferible que tengas el bolso a mano a que lo dejes en el suelo; según la superstición más extendida, esto se interpreta como un desprecio hacia la fortuna y vaticina una pérdida de dinero. Además, tengamos en cuenta que un bolso en el suelo es más fácil de robar, y no habría peor suerte que esa, ¿no es cierto?

Cruzarse con un tuerto

Por desgracia, hay determinadas características físicas que se asocian a la mala suerte, como cruzarse con una persona tuerta, o alguien que sea pelirrojo. Ahora nos puede sonar jocoso, pero hay países donde aún se discrimina a las personas por su físico atribuyendo que traen la desgracia, por ejemplo, los albinos.

Que el novio vea a la novia

Cuando se organiza una boda hay una norma no escrita pero básica, y es que el novio no puede ver a la novia con el traje nupcial antes de la ceremonia, del mismo modo que no puede ver el propio traje en sí. Pese a ello, ¡muchos matrimonios han roto y él no vio el traje de ella!

Supersticiones asociadas a la buena suerte (y mala suerte) | HOROSCOPOMAGICO.COM
 

 

Atrapar el ramo de novia

Y si en dicha boda eres una invitada y estás soltera, en el caso de que consigas cazar el ramo debes saber que serás la próxima persona de los presentes en casarte. Así lo dice esta superstición.

Abrir un paraguas en un sitio con techo

Otra acción que debes evitar llevar a cabo, en especial si hay delante una persona supersticiosa en la sala, pues anuncia mala suerte. ¿No sería esto un invento de las madres para que los niños no jugasen con sus paraguas en casa y no tirasen jarrones y figuras decorativas al suelo con los paraguas?

Tirar sal por encima del hombro

Comentábamos antes que derramar sal se asocia con mala suerte, pero según otra superstición, tirar la misma de manera voluntaria por encima de nuestro hombro nos da un halo protector contra las malas vibraciones. ¡Cuidado conque atrás no haya nadie, no sea que le tiremos la sal en los ojos, y eso sí que sería mala suerte!

Decir Jesús cuando se estornuda

La superstición decía en el Medievo que al estornudar nuestra alma se quería salir por la boca; para que esto no sucediese, había que invocar al hijo de Dios, y de ahí que se suela decir “Jesús” cuando alguien estornuda.

Comer lentejas o uvas de la suerte en Nochevieja

Entre los alimentos asociados a la buena fortuna y al porvenir, podemos destacar las uvas que se comen en 31 de diciembre en España, una por cada campanada que suena para despedir el año. En otros lugares se comen lentejas, o bien se cocinan para almorzar el día de año nuevo, como símbolo de prosperidad.