Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

¿Qué es la teosofía? Así es el movimiento que fundó Madame Blavatsky

La palabra Teosofía es la traducción exacta del término sánscrito Brahmavidya

La palabra Teosofía es la traducción exacta del término sánscrito Brahmavidya , ya que consta de dos palabras griegas: Theos, es decir, Dios, y Sophia, sabiduría. Se trata de una doctrina o conocimiento esotérico de Dios, basado en la reflexión y en la iluminación interior y en la experiencia espiritual mística, y se hizo popular por la Sociedad Teosófica fundada en 1875 por Madame Blavatsky y el Coronel Olcott.

  • NOVEDAD Y GRATIS: Recibe en tu teléono móvil tu Horóscopo diario. ¡Pincha aquí!

¿Qué es la teosofía? Definición del movimiento esotérico

La teosofía es un tema que abarca el universo mismo. Su filosofía aborda problemas tan gigantescos como el del origen y destino de la raza humana la materia, la vida, la conciencia y la vida futura, y sus relaciones entre las personas.

Es importante matizar que la teosofía no se presenta ni como revelación ni como dogma; no se ofrece a nadie como una creencia, sino para ser examinado y juzgado. Toda persona interesada en la teosofía y en el movimiento de Madame Blavatsky debe descubrir por sí misma qué es ella o cuál es su naturaleza. Una de las necesidades esenciales del hombre es saber, comprender, encontrar un significado. Debe tener respuestas, especialmente a las preguntas fundamentales de la vida.

Los tres principios de la teosofía

La teosofía proporciona respuestas porque es el núcleo de la comprensión, la sabiduría eterna, la religión-sabiduría que ayuda a la humanidad a comprender el proceso y las leyes invisibles de la naturaleza. Ella estudia los principios metafísicos que subyacen en el universo. La teosofía es un cuerpo de ideas muy antiguas.

Algunos de ellos se encuentran en las religiones y filosofías de la India, China, Egipto, Grecia, Palestina y Arabia. Otros provienen de descubrimientos de científicos del pasado y del presente. En la actualidad, la Teosofía tiene unos principios básicos se pueden resumir de la siguiente manera:

1 Hay una realidad viva, no material, creativa, que abarca todo, que apoya a toda, una vida homogénea o trascendente que existe por sí misma, de la que ha surgido todo en el universo.

2 Para nuestro mundo, esta vida es inmanente, es decir, interna a al ser, y no es el resultado de una acción exterior a el mismo. Se manifiesta como el Logos, la Palabra, Shabda Brahma, adorada bajo diferentes nombres en diferentes religiones, pero siempre reconocida como el único Creador, Conservador y Regenerador.

3 Hay manifestaciones periódicas de esta Vida Única, tanto a nivel macrocósmico como a nivel microcósmico. El nacimiento y la muerte de estrellas, planetas y universos son un ejemplo de un ciclo evolutivo muy largo en la naturaleza. Pero el mismo proceso cíclico de "manifestación periódica" se puede encontrar en todas partes.

Quién fue Madame Blavastky, fundadora de la Sociedad Teosófica

Helena Petrovna von Hahn, más conocida con el nombre de Helena Blavatsky o Madame Blavatsky es la fundadora de la Sociedad Teosófica. Nacida en julio de 1831 al sur de Rusia, en julio de 1848, se casó con Nicephore Vassilievitch Blavatsky, vicegobernador de la provincia de Ereván (en Armenia), con el que se lleva más de 20 años. Tres meses después lo abandona, y comienza a viajar por el mundo.

En estos viajes, Madame Blavatsky se reúne con magos, rebeldes, chamanes de Mongolia y la India, yoguis de la India y Ceilán, espiritualistas rusos y egipcios, psíquicos, hombres sabios y otras personas espiritualmente notables, que despiertan en ella un interés por el conocimiento.

Sus viajes fueron constantes y en julio de 1873, a la edad de 42 años, se munda a Nueva York y funda la Sociedad Teosófica el 17 de noviembre de 1875 junto al abogado estadounidense Henry Steel Olcott,

Dejó dos libros que son la bases de la teosofía ‘Isis sin velo’ y ‘La doctrina secreta’, y en ellos reescribe la historia del mundo basándose en sus visiones, porque está en contacto con lo que ella llama "registros akáshicos", imágenes mentales del pasado inscritas en el tejido del universo y accesibles para aquellos que han alcanzado un nivel de conciencia suficiente.

A pesar de los ataques y la difamación en un siglo conservador y hostil a nuevas ideas, los resulstados de la obra de Madame Blavatsky dieron resultados muy positivos, en especial con todo lo relacionado con el acercamiento entre Este y Oeste, y la conducta de la vida espiritual. Influyó en muchos personajes importantes y gozó de una fran fama internacional en el campo del pensamientoy como líder espiritual con una gran vocación humana. ‘La clave de la teosofía’ y ‘La voz del silencio’ fueron otros de los libros sobre teosofía que dejó como legado, y que a día de hoy siguen editándose.

Madame Blavatsky murió en 1891. Sus cenizas fueron divididas en tres partes: uno permaneció en Londres, otro fue enviado a Nueva York y el tercero fue enviado a Adyar, India.

Teosofía y el karma: su conexión

Una de las grandes contribuciones de la Teosofía es el estudio científico de la ley del Karma. La Teosofía nos dice que desde el momento en que el alma toma un cuerpo humano (lo que se llama individualización), comienza la evolución. consciente, y esto por una ley llamada la ley del karma.

Todo lo que hacemos, pensamos o decimos, cae bajo la ley impersonal de causa y efecto que las filosofías orientales llaman Karma según el cual cuando uno actúa correctamente, es decir, de acuerdo con la Ley Divina, el resultado de esta acción crea condiciones para su autor que favorecen su desarrollo, mientras que, cuando uno actúa incorrecto, es decir, contrario a la Ley Divina, el resultado crea condiciones que impiden este desarrollo.

Desde este punto de vista, el buen karma es lo que ayuda al Plan Divino de Evolución, y el mal karma que dificulta este plan. Es lo que la Biblia comenta con la frase “lo que siembra cosecharás”. Así, cuando comprendes claramente cómo funciona la ley, aprendes cómo deshacerte del peso del karma.