Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Qué es un viaje astral y cómo hacerlo con éxito

Descubre cómo hacer una proyección astral
Qué es un viaje astral y cómo hacerlo | HOROSCOPOMAGICO.COM

 

La conciencia del hombre se relaciona principalmente con el mundo físico a través de los cinco sentidos, la conocida como conciencia de vigilia; esta es la contraria a la conciencia que podemos tener durante el sueño.

La mayoría de los sueños serán olvidados, aunque algunos permanecerán en nuestra memoria especialmente si nos provocaron un amargo despertar como culpa de una pesadilla, si los sueños ocurrieron poco antes del despertar.

Sin embargo, hay otra forma de conciencia que es la del viaje astral, algo que muchos conocerán por el cine o la televisión, pero ¿qué es un viaje astral y cómo hacerlo con éxito?

Qué es un viaje astral

Un viaje astral corresponde a un cambio de nuestra conciencia fuera del cuerpo con la ayuda de otro cuerpo generalmente llamado cuerpo astral o emocional. Durante el desplazamiento de la conciencia fuera del cuerpo físico, se encuentra en un estado vegetativo donde se manifiesta una forma de sueño o trance para una persona que observa el cuerpo desde el exterior.

Un viaje astral, pues, se produce cuando se sale en conciencia del cuerpo físico de uno y puede moverse en el espacio por medio del plano astral, y esto es posible que ocurra si tenemos un accidente violento, un paro cardíaco por muerte temporal, a través de la hipnosis o mediante un entrenamiento personal, que es el que vamos a desarrollar a continuación.

Cómo hacer un viaje astral

Para las personas que se inician en el viaje astral, lo ideal es que se comience por la mañana en lugar por la noche, a una hora temprana cuando todavía tenga sueño. Algunos dicen que es más fácil alcanzar el estado necesario para la relajación y una alta conciencia de sí mismo al amanecer.

Crea un ambiente agradable, en una parte de tu hogar donde te sientas perfectamente cómodo, como la cama o un sofá; te acuestas y te relajas, preferiblemente quedándote solo. Las persianas deben estar bajadas, y debes haber eliminado cualquier ruido que te distraiga, pues cualquier tipo de interrupción podría detener el estado de relajación que necesitas alcanzar. Ponte de espaldas, cierra los ojos y trata de librar tu mente de pensamientos que te distraigan. Concéntrate en tu cuerpo y cómo se siente.

Contrae tus músculos y luego libéralos, empezando por los dedos de los pies hasta llegar a la cabeza; debes asegurarte de que cada músculo esté relajado antes de continuar. Inhala profundamente y exhala completamente, sin mantener tensión en el pecho los hombros.

Concéntrate en tu respiración y no te preocupes de inmediato con la idea de que tu alma se disocie de tu cuerpo; si quieres, puedes colocar un poco de cuarzo sobre el centro de tus cejas, donde está tu tercer ojo, te ayudará a sentir vibraciones y a aclarar tu mente.

Intenta visualizar el color morado, dorado o blanco, y cuando comience el viaje astral, coloca el cuarzo en tu pecho, tu vientre o sostenlo con una mano, a modo de protección.

Desdoblamiento astral

Continúa el proceso del viaje astral hasta lograr un estado hipnótico (entre la vigilia y el sueño), permitiendo a tu cuerpo y tu mente acercarse al sueño, pero sin perder totalmente el conocimiento. Puedes lograr este estado mientras mantienes los ojos cerrados, dejando que tu mente deambule por una parte de tu cuerpo, como una mano, un pie o un dedo, concentrándote en dicha parte hasta que puedas verla perfectamente incluso con los ojos cerrados. Sigue enfocando esta visión hasta que todos los demás pensamientos se evaporen, mas sin hacer movimientos físicos.

Visualice cómo se doblan y estiran los dedos de los pies, o si se aprietan y aflojan los dedos hasta que tenga ganas de moverlos físicamente. Luego amplía tu concentración a todo tu cuerpo, mueve tus extremidades, tu cabeza, usando solo tu mente.

Adéntrate a continuación en un estado de vibración para lograr el viaje astral. No tengas miedo de estas vibraciones, porque la presencia del mismo puede sacarte de tu estado de meditación. Utiliza ahora tu mente para despegar tu alma de tu cuerpo. Imagina en tu mente la habitación en la que te encuentras, mueve tu cuerpo mentalmente para mantenerlo despierto. Levanta de la cama, cruza la habitación, y mira tu cuerpo tumbado en el lecho.

Si tienes problemas para separar completamente tu alma de tu cuerpo en este viaje astral, intenta quitar solo una mano o pierna para comenzar y continúa entrenando.

Regresa a tu cuerpo; tu alma siempre está conectada al mismo por una fuerza invisible, a menudo llamada "cuerda de plata". Deja que la misma guíe tu alma hacia tu cuerpo. Para regresar puedes concentrarte en la reunión de las dos formas, la mental y la física de tu ser. Haz respiraciones largas y profundas, siente el peso de cada miembro de tu cuerpo físico, mientras lo integras nuevamente por tu voluntad y el poder de tu mente.

Proyección astral

Una vez hayas hecho tu primera proyección astral, la próxima vez que la practiques no vuelvas a mirar tu cuerpo. Abandona la habitación, ve a otra habitación de la casa, examina algún objeto al detalle. Vuelve a tu cuerpo, acude a dicho objeto y confirma si están todos los detalles de cuando lo observaste con tu mente.

Durante las siguientes sesiones, podrás ir explorando más y más. Después de unos pocos viajes, tendrás suficiente experiencia para viajar a lugares que te son totalmente ajenos. Las entidades o personas que se encontrarán en un plano dado normalmente estarán en armonía vibratoria con el plano astral donde evolucionan, y así, es posible que tu alma interactúe con las de otros que también están en un viaje astral o en una proyección.

Cuando seas un viajero astral experimentado, comprobarás que la sensación de espacio es muy diferente y hay una sensación de libertad que no tenemos en nuestro cuerpo físico. Con la práctica, podrás hacer viajes astrales no solo por la mañana, sino también por la noche, o incluso después de comer, cuando habitualmente nos da una sensación de sueño.

Si tienes el deseo y la oportunidad de practicar el viaje astral de forma segura para tu cuerpo físico, esto te permitirá tener una nueva conciencia y un a experiencia similar de lo que te espera después de la muerte.