Amor

Sentimentalmente tendrás una semana bastante movida, en donde pasarás por los distintos estados de ánimo. Puedes empezar muy cariñoso con tu pareja y a última hora acabar enfrentado a ella por alguna disputa inútil.

Tampoco es cuestión de que te lo tomes todo tan en serio. La otra persona te dirigirá unas palabras que pueden resultarte hirientes, pero solo pretende que te pongas las pilas de una vez por todas.

Cuando pensabas que lo tenías todo bajo control empezarán a surgirte dudas. No tienes muy claro qué dirección tomar a la hora de relacionarte con esa persona que tanto te gusta.

Antes de tomar cualquier decisión importante es mejor que pienses bien en las consecuencias que podría tener para ti e incluso para la gente de tu alrededor.

 

 

Dinero

Tendrás mucha habilidad para relacionarte con gente nueva. De la misma manera que entablarás conversación con gente muy capacitada para poner en marcha negocios, también sabrás apartar de tu vida a aquellos charlatanes que prometen mucho, pero que al final todo se queda reducido a nada.

Tienes un sexto sentido para detectar a la gente que intenta engañarte.

Estarás bendecido por los astros, que te permitirán acabar a tiempo todas las tareas que te encarguen. Saben que detrás de todo éxito hay mucho esfuerzo y sacrificio. Quieres estar a la altura para no decepcionar a los superiores.

En muy poco tiempo recompensarán tu dedicación a la empresa con una mejora en el sueldo. Al tener ese objetivo en mente todo resultará más sencillo para ti.

Salud

No tendrás muchas ganas de hacer deporte. A cambio, Géminis, intentarás llevar una vida lo más activa posible, y lo primero que harás será salir a caminar con cierta intensidad. Sabes que no es lo mismo que practicar running o jugar a un deporte de equipo con tus amigos, pero al menos no ganarás peso. Ahora estás implicado con tu salud.

Tampoco hace falta que salgas a caminar a propósito a última hora del día, ya que también puedes hacerlo cuando vayas al trabajo o a realizar tus compras. Para ello tendrás que dejar el coche en casa o bajarte del autobús un par de paradas antes.

En cuanto a la alimentación, cuando no tienes ganas de cocinar optas por preparar algo precocinado o llamas a un restaurante de comida rápida. Intenta suprimir este hábito si no quieres acabar con algún problema de hipertensión debido al exceso de sal.