Amor

La gente con su tendencia a juzgar y dar opiniones que nadie ha pedido te comentarán que qué complicada es tu vida, y que si puedes dormir bien con tantas preocupaciones.

Todo eso te resbalará, pues aunque fuera haya tormenta, en tu corazón solo hay cabida para el Sol y los buenos sentimientos. No te apetece quedarte en el fango entre lamentos, que es la actitud más cómoda.

A cualquier cosa le verás el lado brillante, el que te traslade hasta el Nirvana, y aunque en algunos momentos tus emocione viajen en una montaña rusa, harás lo posible para que el viaje sea solo diversión, sin miedos ni daños.

Entre los corazones del Géminis soltero se ve un poco de falta de confianza. Trabaja el amor propio, y no te vayas con la primera persona que pida tu mano. Elige bien, aunque te estén suplicando cariño.

 

 

Dinero

La transparencia impera en tu vida, te gobierna y no te apetece ocultar ni las buenas ni las malas noticias que atañen a tu economía o tu profesión. Ni siquiera titubearás cuando te pregunten cuánto cobras por un trabajo, o qué opinas sobre la forma en la que trabaja uno de tus compañeros.

Con los presupuestos de casa serás ágil, sabrás hacer grandes compras por un importe ajustado, sin que haya carencias de ningún tipo. Aprovecharás las ofertas, aunque no todo lo que sea barato debe acabar en la cesta, por supuesto.

Tu familiam Géminis, pesará mucho a la hora de aceptar nuevos retos y desafíos profesionales, ya que tendrías menos tiempo de calidad para dedicarles, o incluso, podrías tener que irte a otra ciudad con la vista puesta en el hecho de prosperar.

Salud

Tu confianza en los médicos aumenta en esta semana. Te decidirás someterte a un tratamiento para el que tenías reparos, o incluso una operación que mejorará tu calidad de vida. Adelante, todo irá bien.

Controla el uso de tu teléfono móvil, tienes cierta dependencia de él, y prestas más atención a las personas que están en las redes sociales que a quienes están tomándose un café contigo. Además, su uso afecta a la calidad de tu sueño. Tenlo en cuenta.

Por fuera estás hecho de acero, pero por dentro, no tanto. No confíes demasiado en tus virtudes y tu fuerza para poder esquivar alguna lesión absurda.