Este signo es el encanto personificado, la perfecta compañía de cualquiera que disfrute de una buena conversación y, cuando le gustas a un hombre Géminis, también la mirada más habladora del zodiaco.

Si quieres averiguar si es por ti por quien bebe los vientos este signo de aire, sigue las pistas que te descubrimos en este artículo.

Cuando le gustas a un hombre Géminis: 5 pistas para descubrirlo

¿Te gustaría averiguar qué siente por ti el dueño de las miradas más directas del zodiaco? Te damos un avance: Si ya has notado sus ojos hablándose en ti sin decir una palabra, probablemente le atraes mucho más de lo que creías.

1. Hablando por los codos

Con esos dones que tiene, don de gentes y don de la palabra, cuando le gustas a un hombre Géminis se transforma en un inagotable conversador. Pero puedes estar tranquila porque siempre será estimulante ese tiempo que comparta contigo.

Si bien es una faceta suya natural, también es cierto que algo cambia en su semblante: Su mirada refleja otra expresión más chispeante y luminosa cuando está en tu compañía, y la sonrisa se extiende más allá de sus labios.

Sencillamente se siente genial junto a ti, y hasta en sus gestos cotidianos se percibe que algo ha cambiado dentro de él.

 

2. De agradable a encantador

Sí, es complicado percibir en este signo la diferencia entre quien le resulta una buena compañía con quien tratar y conversar… y otra persona que le atraiga de forma especial. Pero no te des por vencida y afina tus sentidos para observarlo bien.

La diferencia, aunque a veces resulte sutil, es que cuando le gustas a un hombre Géminis, de resultarte una persona agradable pasa a ser tan encantador que no puedes resistirte a su hechizo. Lo miras, te embelesas, lo escuchas, te hipnotizas… y cuando eres consciente de que todo eso te está sucediendo, ahí se te quitan todas las dudas que podrías tener. ¿A que lo vas teniendo cada vez más claro?

3. Sus ojos te hablan (y te gusta lo que dicen)

“Que el alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada”. Tal cual lo decía Bécquer podría también decirlo la mujer que despierta el deseo en hombre de este signo del zodiaco.

Cuando intentes detectar las señales propias de cuando le gustas a un hombre Géminis, no te olvides de los elocuentes encuentros de vuestras miradas, cuando vuestros ojos dicen más que las palabras.

¿Algo podría ser más explícito que semejante declaración de intenciones?

 

4. Donde tú vayas, allí lo encontrarás.

Principalmente si tiene posibilidad de conocer tus planes por pertenecer a tu entorno más próximo. Y si no, probablemente invierta tiempo en visitar los sitios que puedas frecuentar tú para ver si coincide contigo.

En cualquier caso, piensa que al hombre de este signo no le faltarán planes; su fama de persona sociable por naturaleza le precede. Así que si te lo comienzas a encontrar “casualmente” en donde menos te lo esperas… no pienses que se trata de una casualidad, sino que es algo propio de cuando le gustas a un hombre Géminis.

Recuerda, puede elegir en qué lugar y con qué compañía estar, la diferencia está en lo que finalmente haga. Y si ha sido decantarse por estar cerca de ti… ahí lo tienes.

5. Y cuando menos te lo esperes… te lo dirá.

Puede que compartiendo una de vuestras charlas surgidas en cualquier lugar y situación, puede que mientras sus miradas se clavan en tus pupilas, quizás en esos silencios tan cargados de palabras no dichas... espéralo, porque en cualquier momento puede ser que este hombre Géminis te confiese lo que venías intuyendo; que le encantas.

Eso sí, sin ánimo de quitarle el mínimo atisbo de romanticismo al momento, sólo falta advertirte que es un poco bocazas y que, si bien no es para que te cuestiones su sinceridad, sí que es conveniente que recuerdes un detalle: Que a veces se deja llevar más de la cuenta por sus emociones y se viene arriba, soltando lo que siente en ese preciso instante… sin que le dé tiempo a posarse a sus sentimientos para descubrir si son auténticos.

Y eso no va por el “me gustas”, sino por si se le escapara un “te quiero” prematuro que hiciera tambalearse el mundo bajo tus pies. En tal caso… aguarda un poco y antes de creértelo, valora por ti misma si es algo que se mantiene estable en el tiempo. Y si es así, disfrútalo, porque será real.