Amor

Tu planeta regente está estos días reforzando tu personalidad para puramente geminiana en lo que respecta a los procesos mentales. Y como sabes, uno de tus rasgos más interesantes es tu capacidad de gobernar tu propia mente y controlar tus estados de ánimo.

Hoy, sobre todo, te sentirás especialmente con todo. A corto plazo, con aquellas situaciones que están pendientes de resolverse y para las cuales necesitas toda la energía del mundo. Y a largo plazo, con aquellos problemas que te angustian y que ahora estás aprendiendo a relativizar.

Un día para ver la vida en color, para disfrutar cada momento con todos los sentidos, para amar y ser amado, para ofrecer a los demás todo aquello de bueno que tienes en tu interior.

Dinero

Hoy cuida muy bien tu dinero. Que en los últimos días hayas intentado gastar un poco más de lo que podías no es ningún delito, Géminis, y no debes sentirte mal. Pero si mantienes la misma tónica durante muchos días, entonces estás empezando a jugar a un juego peligroso.

Vivir por encima de tus posibilidades en la situación actual no es muy recomendable. Hoy haz un esfuerzo por encontrar la satisfacción y el placer en cosas inmateriales.

En ese sentido, salir a comer o a tomar algo con tus compañeros de trabajo será una muy buena elección. Así se conseguirá una comunión que rebaje la tensión en el espacio laboral, y siempre está bien conocer más a la gente que comparte tantas horas del día contigo.

Salud

Estos días te está costando algo más dormir, seguramente por los problemas que asedian tu cabeza en el ámbito laboral, familiar, etc. El insomnio es un fenómeno que afecta a mucha gente y que se produce como derivación de varios factores, así que atajarlo no es tan fácil.

Sin embargo, en tu caso suele estar más relacionado con los nervios (que son tu punto débil). Últimamente has hecho un esfuerzo por calmar ese nerviosismo, y te está funcionando. 

Sigue algunos consejos básicos para conciliar el sueño. Te irá bien desconectar de cualquier aparato electrónico 2 o 3 horas antes de ir a dormir. La lectura es siempre un buen recurso.

Y alucina con ese método infalible: el sueño está relacionado con la respiración así que con algunos ejercicios sencillos podemos conseguir solucionar el problema. Inspira durante 4 segundos, aguanta el aire 7 segundos, expira durante 8 segundos. Repite el mismo ejercicio en series de 5 repeticiones.