Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Toda la predicción para el 8 de diciembre de Cáncer

Tu horóscopo del sábado
La predicción de Cáncer según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

¡Qué maravilloso es cuando a tu alrededor se monta una fiesta sorpresa, un festejo en el que tú eres el protagonista y solo ves fuegos artificiales por doquier!

Este 8 de diciembre, sin embargo, a tu alrededor no sucederá nada de esto, pese a que tu subconsciente te decía que todo sería jolgorio.

¿No crees que quizá, solo a lo mejor, eres tú quien debería montar ese divertido plan para tu pareja? ¿No se lo merece, acaso?

La improvisación puede llevarte al éxito, solo debes emplear tus conocimientos y tus experiencias vividas para crear algo único y original.

Dinero

Júpiter te va a ayudar a superar los escollos que has tenido recientemente en el trabajo, aunque no podrás solucionarlos tú todos.

Tu sexto sentido estará muy desarrollado, gracias a la influencia planetaria, y sabrás a quién acudir para que te tienda una mano.

Ten en cuenta, sin embargo, que igual quien te presta su ayuda no lo hace de manera desinteresada, y querrá más tarde una parte del pastel, o que le abones las funciones que haya desempeñado.

Y lo mejor, para tu futuro, es que seas generoso y devuelvas el gesto en cuanto te sea posible. Es lo mejor para ahorrarte luchas y negociaciones interminables en un futuro.

Salud

Valorarás mucho durante este día la comodidad, entendiendo esto como una forma extrema de sedentarismo, con mucho sofá y manta si el resto de circunstancias te lo permite.

Y aquí Plutón te manda un revulsivo de energía para que te actives, al menos, un poco, porque tu organismo puede quedarse atrofiado, como un coche que no arranca tras un tiempo sin usarse.

Permítete, si quieres, tener un sábado un tanto sabático, de acuerdo, pero mañana domingo inventa algún plan, con tu pareja o amigos, que te obligue a activarte.

Acudir a algún paraje natural a caminar de manera ligera, en la que puedas tocar el agua de un riachuelo, o las cortezas ancestrales de algún árbol, por ejemplo.

Intentar que la madre naturaleza te envuelva en su energía más pura, y puedas dejar allí algunas de tus malas energías.