Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

La predicción de Géminis para el lunes 22 de enero

La predicción del horóscopo de Géminis, según los astros
La predicción de Géminis según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Después del desamor siempre viene una buena noticia. Has tenido un romance con alguien que ha acabado de la peor manera, pero ahora otra persona, que te era totalmente desconocida, te hará sentir sensaciones que no vivías desde tu juventud. Quien ama, lo debe hacer intensamente y sin importar en lo que le depara el mañana.

Los Géminis que ya llevan algo de tiempo con sus parejas tendrán un momento de tensión con tu pareja que se resolverá si alguien ajeno a ellos interviene. No dudéis en escuchar otros puntos de vista que os den algo de perspectiva. Desde fuera, las cosas se ven de otra manera y no todo tiene por qué tender al desastre.

Dinero

En el apartado económico, todo marcha de maravilla y eso te preocupa. Sabes que otro gasto no tardará en venir y por esos estás ahorrando, incluso más de lo que debes. No te preocupes por el mañana y permítete otro capricho. Es importante gestionar nuestro dinero, pero más importante es saber disfrutar de él.

En tu puesto de trabajo las cosas están algo agitadas. Los compañeros andan de aquí para allá, preocupados por el futuro de una empresa que no está generando grandes beneficios. Procura no acabar cargando con las culpas, pero asume tu parte de responsabilidad e hinca el codo en estos momentos de necesidad.

Salud

Te lo habíamos advertido. El esfuerzo que estabas haciendo por deshacerte de esos quilos de más, que habías ganado en Navidades, está dando sus primeros resultados. Repentinamente, esos vaqueros que te iban ajustados parecen encajar a la perfección.

Llevar una dieta saludable no significa privarse de algunos alimentos (y aunque no lo creas, tampoco conlleva deshacerte de los azúcares). Mucha gente confunde estar en forma con comer de forma escasa, por lo que acaba aborreciendo la dieta y se desanima. Procura que ese no sea tu caso y, si te quieres comer un helado, ¡eres muy libre de hacerlo!