Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

Horóscopo Mágico te trae el porvenir diario de los astros para Leo de este domingo 2 de septiembre

La predicción del horóscopo para hoy domingo 2 de septiembre.
La predicción de Leo según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor 

Las dudas y temores que tenías durante la jornada de ayer con respecto a tu relación de pareja se van a zanjar de forma sencilla gracias a la aparición de un movimiento astral que afectará a las personas nacidas bajo los signos de aire. 

De esta manera, si tu pareja es Géminis, Libra o Acuario, te sentirás especialmente comprendido y tus dudas se resolverán más fácilmente de lo que crees. 

Si tu pareja es una nativa de otro signo, será mejor que tomes una actitud diferente y dejes de insistir en algo que, en realidad, carece de sentido y solo sirve para causar dolores de cabeza. 

Si de verdad quieres llegar a una reconciliación, o arreglo sentimental de algún tipo, deberás ceder y dejar de un lado esa actitud intransigente que por lo general sueles tener cuando sientes que no estás siendo comprendido.

Dinero

De vez en cuando, aunque tú mismo ni lo creas, tienes sueños que son un tanto premonitorios, Leo. Si durante la pasada noche has soñado con que la suerte en el azar te sonríe, guarda el secreto sin dudar en tentar a la suerte. 

Esto quiere decir que, durante la jornada de hoy, vas a contar con el favor de la diosa Fortuna, que te permitirá vislumbrar con claridad cuales son las decisiones más acertadas. 

Tu intución te permitirá descubrir dónde puedes invertir el dinero, hacer negocios o incluso llevar a cabo algún tipo de apuesta. Así las cosas, si tienes alguna corazonada no dudes en seguirla.

Salud 

Un malestar pasajero podría ponerte en jaque en las primeras horas de la mañana, afectando directamente a las partes de tu cuerpo más sensibles, como pueden ser la cabeza, las piernas o esos problemas bucales que acarreas desde hace algún tiempo. 

No te inquietes demasiado porque lo más probable es que conforme pase el día te recuperes, encontrándote mejor con la llegada del atardecer.