Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

El Horóscopo Mágico de Leo para el 29 de noviembre

La predicción diaria para el jueves
La predicción de Leo según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

El futuro de una pareja solo lo pueden escoger los dos miembros de la misma, una afirmación a la que parece que no has estado dando demasiada importancia.

Es posible que algunos problemas o preocupaciones que tienes con respecto a tu relación de pareja vengan motivados porque estás dando más valor a lo que la personas de tu entorno te dicen que a lo que realmente sientes y piensas tú.

Cuando te notas cómodo en una situación, no tienes la necesidad de que alguien te indique los pasos a seguir. Esto sucede también en las relaciones de pareja. Si a menudo te ves pidiendo ayuda o consejo a los demás, es porque quizás quieras cambiar algo que no te atreves a hacer por ti mismo.

Dinero

Llegar tarde al trabajo es algo que odias y que esta semana parece estar dándose con más frecuencia de la que desearías. Es posible que todo se deba al cansancio acumulado, pero también que se deba a causas ajenas a ti.

Las averías en el transporte público, si lo utilizas para llegar a tu empresa cada día, son una razón de peso para justificar tu tardanza. Sin embargo, sobre tu panorama económico los astros también visualizan la llegada de un gasto importante que podría estar relacionado con tu medio de transporte.

Revisa tu coche y asegúrate de que todo está en perfecto estado ya que podría estar a punto de averiarse. También cabe la posibilidad de que tu medio de transporte habitual sufra algún tipo de alteración, una circunstancia que puede generarte gastos extra.

Salud

Tarde o temprano llegará el momento de hacer un cambio en tus horarios. La falta de sueño o no tener un horario más o menos fijo para descansar acabará pasándote factura y creando un desajuste serio en tu cuerpo que te provocará malestares de todo tipo.

Intenta encontrar un rato de paz en el que puedas crearte tu propio horario. Cambiar la hora de hacer deporte o el momento del día en el que te dedicas a las tareas domésticas puede ser más que suficiente para empezar a marcar un nuevo ritmo de vida cotidiano que se adecúe más a tí.