Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

La predicción del 4 de noviembre para Leo

Todo el horóscopo de este domingo
La predicción de los astros del Horóscopo Mágico para Leo | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Conocer mejor a las personas de tu entorno te evitará muchos problemas, especialmente si estos pueden estar relacionados con problemas del pasado.

Te imaginabas que lo tuyo con esa persona iba a ser una relación idílica en la que solo una mirada sería suficiente para que ambos supierais qué es lo que os queríais decir, pero te das cuenta de que la realidad no es precisamente así.

Probablemente a estas alturas tengas momentos en los que pienses que no quieres preocuparte más por este asunto, que no hay nada que hacer. Tal vez la opción más fácil sea la de la tirar la toalla, o quizás más que fácil sea la más sensata. La respuesta a esta pregunta solo la vas a encontrar en el fondo de tu corazón.

Dinero

Al mal tiempo buena cara, así que te vas a despertar en esta jornada de domingo dispuesto a hacer que todo salga como te gustaría. Estás pasando por unos momentos de gran tensión a nivel tanto sentimental como laboral, son unos días en los que sientes que ya no puedes abarcar más.

Un malentendido, una palabra inoportuna o un gesto que no te convenza te puede provocar una fuerte discusión con alguien de tu entorno. Intenta evitar los conflictos en esa jornada de hoy, Leo, especialmente si son con personas que formen parte de tu misma empresa o puesto de trabajo.

Salud

El malhumor va a parecer una constante. En uno de esos días en los que te despiertas con cierta rabia e impotencia, controlar tu fuerte carácter será un problema que solo tú sabrás resolver. Tan importante es mantenerse firme, como seguir caminando por la misma línea.

Recuerda que en estos casos no hay nadie que te conozca mejor que tú mismo. Consiéntete un poco y date un capricho, escucha a tu cuerpo y presta atención a lo que te está pidiendo y concédeselo. De lo contrario, lo más probable será que por delante tengas uno de esos días en los que habrías deseado no levantarte de la cama.