Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Virgo: Tu horóscopo para el 17 de octubre

Tu pronóstico para el miércoles
La predicción de Virgo según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Es el momento de abandonar la pasividad y dejar de mirar la vida desde la barrera. Sí, cierto, ahí se está más cómodo, ¿verdad, Virgo?. Pero las cosas maravillosas suceden cuando te arriesgas, y ahora entras en un proceso de conjunción muy interesante de los astros con las estrellas para darte suerte.

Es tiempo para salir a por los sueños, a pelear por la felicidad en su sentido más radical. Ya no es suficiente con proyectar deseos y luego lamentarte. Eso ya no funciona, Virgo.

Es el tiempo de la felicidad. Si te quedas sentado en tu sofá pensando que todo te sale mal, es improbabe que acabes teniendo un golpe de suerte. En cambio, si le pones actitud a la vida y sales a pelear por tus deseos con confianza y energía, estarás más cerca del éxito.

Y además de la confluencia de los astros a tu favor, tienes una ventaja: ese corazón de luchador.

Dinero

La capacidad para generar dinero ha quedado algo ensombrecida por una nube de mala suerte en lo económico que quizá te haya hecho desmoralizarte un poco. Ahora es más inteligente que guardes lo ganado y optes por una estrategia conservadora de crecimiento a largo plazo.

Estos días evita el gasto y prioriza el ahorro, y en las operaciones comerciales navega en aguas conocidas. Evita meterte en problemas y, por descontado, elude las inversiones arriesgadas.

La situación de los mercados irá a tu favor en cuestión de unos días y, además, para una coyuntura larga de bonanza y beneficios. Aguarda y espera tu momento con paciencia.

Salud

Esa actitud tuya tan pasiva tiene algo a favor y un inconveniente notable. 

Por un lado, estás evitando ciertos excesos en el comer, en el beber, en la vida lujuriosa en general, que te reporta más beneficios para tu organismo. En estos días habrás notado que te sientes más descansado, y han desaparecido algunos problemas que te acechaban.

Sin embargo, te comes demasiado la cabeza, tienes demasiado tiempo para pensar, y eso agrava tu problema crónico con los nervios y la ansiedad. Cuando consigas equilibrar eso con tu buen estado físico, habrás llegado al punto adecuado.