La predicción de Leo según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor 

Arranca una semana muy esperada para tí y es que tienes prevista una cita muy especial, probablemente el aniversario de tu pareja o de algún familiar junto a quien estás preparando una gran fiesta para celebrarlo. 

 

 

Con tantos preparativos, es posible que hoy descubras que te has olvidado de un detalle muy importante: el regalo. No pongas el grito en el cielo ni caigas preso de la desesperación y ponte manos a la obra. 

 

 

A la hora de obsequiar a alguien es verdad que las ideas brillan por su ausencia en tu cabeza, una preocupación que te puede llevar a pasar el día recorriendo decenas de tiendas en busca del regalo perfecto. Ten paciencia, hallarás lo que buscas con más facilidad de la que crees. 

 

 

Dinero

Conseguir un préstamo hoy en día puede exponerte más de lo que te gustaría. Con los medios y recursos que hoy en día tienen las entidades financieras, una vez que les das tus datos personales tu situación económica queda expuesta sin que puedas hacer nada por ocultarla. 

 

 

Esto puede jugar en tu contra si ya tienes otros créditos contratados, así que antes de tomar una decisión definitiva estudia bien todas las condiciones y asegúrate de que no te perjudican más que te benefician. 

 

 

No obstante, es posible que no quieras arriesgarte a que personas desconocidas tengan acceso a cierta información sobre tí. En cualquier caso, la duda será tan grande que puede que ni siquiera llegues a dar el paso para tramitar la solicitud. 

 

 

Salud 

Las legumbres son uno de esos alimentos que pueden encantarte o desagradarte por completo. Para tí, la presentación de un plato es muy importante y no estás dispuesto a tomar cualquier cosa, menos aún si no es de tu agrado. 

 

 

Hoy puede que vivas una situación de lo más divertida a la hora del almuerzo. Y es que cabe la posibilidad de que, por compromisos laborales o de otra índole, termines compartiendo mesa con personas a las que no conoces demasiado y te veas en la obligación de tomar un plato que no te gusta. 

 

 

En esta situación solo tienes dos opciones: prescindir del plato o inventarte alguna excusa, como puede ser la falta de apetito, para no tener que pasar por el mal trago. En cualquier caso, la anécdota resultará de lo más simpática entre tus conocidos.