Amor

Con la entrada de Marte en Escorpio sentirás un despertar muy guerrero. Dejarás de preocuparte tanto por lo que necesita tu pareja y te centrarás más en lo que necesitas tú. Algunos reproches hacia tu cónyuge no le sentarán nada bien. Da igual el tono amable que utilices, la comunicación entre vosotros no será efectiva y ambos acabaréis la jornada enfadados y sin hablaros.

Si estás soltero, el brillo que emitías ayer se tornará gris al dar paso a la arrogancia. A veces, hay una fina línea entre expresar el amor propio y ser arrogante. Y tú, sin darte cuenta,  te balancearás entre ambas. Esto dará paso a algún comentario negativo sobre ti en alguna de tus fotografías o perfiles. Tu primer instinto será el de “atacar” y contestar con un comentario hiriente. Pero respira Leo. Lo mejor es bloquear a esa persona y eliminar el comentario. Recuerda que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

NOVEDAD: Leo, tu predicción y los mejores consejos ahora en Instagram ¡Pincha aquí y síguenos!

Dinero

Precaución al contratar algún préstamo. Por mucha confianza que te de la persona que te lo va a pedir (ya sea banquero u otro tipo de financiera), pide leer con calma todas las páginas que conforman el contrato. Si alguna te suena sospechosa lo mejor es que antes de firmarlo lo consultes con un asesor. Y también es importante de que te informes sobre el estado financiero y económico de la empresa que te lo va a conceder.

La energía astrológica es muy favorable a aquellos que pongan en marcha hoy su negocio. Pero éste deberá ser un negocio que de verdad te apasione. Si sólo has montado una empresa con el fin de ganar dinero pero su actividad no te entusiasma no tendrás esta buena influencia.

Salud

Tu presión arterial puede ser demasiado alta, es decir podrías tener hipertensión. Contrólate si a la largo del día notas dolor de cabeza o dificultad al respirar. Si es así, no te automediques y acude a un centro médico lo antes posible.

Si estos días sueñas con que se te caen los dientes no te preocupes ¡no te pasará de verdad! Significa que hay una situación que te causa estrés y ante la que temes hacer el ridículo.