Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Personalidad de Leo: 6 rasgos y características de este signo

Descubre cómo es el león del zodiaco, el más coqueto (y también narcisista) de todos los signos.
Los Leo son personas especialmente coquetas y presumidas | Horóscopo Mágico

 

No sabría decirse con absoluta rotundidad si puesto a asemejarse a algún animal salvaje se asimila más a un león o a un pavo real, debido a esas características de Leo de coquetería y narcisismo sumamente acusado. Pero ¿quién podría negar que todo ello forma parte de su encantadora calidez con la que se gana el cariño de todos?

Te contamos algunos detalles más sobre cómo es Leo para que tengas una visión más completa sobre este signo de fuego.

Personalidad de Leo: 6 rasgos y características de este signo

Descubre cómo es el león del zodiaco, el más coqueto de todos los signos.

1. Centro de todas las atenciones

Si te estás preguntando cómo es Leo y cómo definirlo con una sola palabra, podríamos decir narcisista y no nos equivocaríamos. Pero aunque entre sus rasgos personales éste sea tan notable, no sería justo con él definirlo de forma tan sesgada.

Lo que sí que es una realidad entre las características de Leo es su deseo de ser siempre el centro de atención, de todo el mundo y allá donde se encuentre o vaya. Por esa misma razón, su actitud es la de procurar resultar más llamativo que el resto, sea con su sola presencia, mediante su discurso, incluso con su comportamiento, ya que es demasiado impredecible en ocasiones.

2. Más coqueto que ninguno

No puede evitarlo, forma parte de la personalidad de Leo; es coqueto como él solo, más que nadie, su lema reza ¡antes muerto que sencillo!

Los espejos son de las pocas cosas que harían detener el paso a un Leo. Bueno, eso y un buen piropo alabando su buen gusto, su presencia y su encanto natural.

Le encanta verse divino siempre, encontrar en su imagen ese reflejo de su coquetería innata, porque también es cierto que lo de ser coqueto, en su caso concretamente, tiene que ver con el hecho de coquetear… porque si hay algo a lo que no es capaz de resistirse Leo es a un buen flirteo, para el cual cualquier ocasión y lugar es bueno.

 

3. Protector de los suyos                                                    

Pero no todo lo que se refiere a este signo tiene un carácter de connotación superficial. Si en algo también le sale ese arranque que le proporciona su elemento, el fuego, es a la hora de sacar las garras por las personas a las que ama: Puede pasar de ser la persona más afable del mundo a convertirse en una fiera si se trata de defender a los suyos.

Y es que entre las características de Leo también se encuentra la ternura, la capacidad de defensa y la valentía, y cuando todas ellas se combinan de forma tan instintivamente emocional como en este signo sucede a la hora de cuidar de su gente, no tengas la menor duda que pondrá todas sus energías a disposición de ello.

4. Muy divertido… ¡aunque no lo pretenda!

Normalmente aquellas personas tan preocupadas por su apariencia rehúyen la posibilidad de transmitir una imagen que le reste credibilidad, autoridad, carisma… y, lamentablemente, la mayoría creen erróneamente que el sentido del humor tiene ese efecto.

Sin embargo, cuando la personalidad de Leo sale a manifestarse en su versión más cómica, que además coincide con su intento de no resultarlo, podemos disfrutar de la versión más payasa de este signo del zodiaco. Y es algo que suele sucederle, muy a su pesar, en situaciones en que desea ofrecer la mejor imagen posible de sí mismo habiendo un listón bastante alto, y de someterse a tanta presión, finalmente no ser capaz de auto-regularse.

5. Inseguro en el fondo

Y viniendo del punto anterior, podemos deducir cómo es Leo en el fondo: Una persona bastante insegura. Pensemos que cuando se toma tantas molestias en intentar mantener patente la imagen que desea hacer llegar a quien trata con él es porque en realidad duda bastante de su capacidad de conseguirlo.

Y es que con lo propenso que es además a criticar a los demás, no cabe duda que se siente igualmente juzgado y observado bajo su exigente lupa detectora de defectos.

6. Busca la adoración

Todas las múltiples facetas de la personalidad de Leo confluyen en un mismo punto; él mismo. Y es que el resto de los rasgos que hemos comentado anteriormente se interrelacionan entre sí dándose sentido entre ellos y dando como resultado las peculiares características de Leo.

Por esa misma razón, remitiéndonos a su extrema coquetería así como a su búsqueda incesante de ser el centro de atención, no nos resultará en absoluto chocante descubrir que una de las principales motivaciones de Leo es sentirse adorado, idolatrado, sentirse de alguna forma un auténtico dios.